Sábado 25/10/14 | Certificación Ene... >

Ahorro Energético 19 de Diciembre de 2012

Certificación Energética de edificios: España se la juega en Europa

El sector que nos puede sacar de la crisis, pero que nunca llega

Adrián Sánchez Molina, presidente de Asece

Hay una enorme expectación en el sector de la edificación y la construcción ante la publicación en el BOE del Real Decreto por el que se aprobará el procedimiento básico para la certificación energética de los edificios. Para que esto se produzca, el consejo de ministros tiene que aprobarlo y para ello se requiere el dictamen del Consejo de Estado, siempre y cuando el proyecto de Real Decreto haya sido entregado a este organismo. A día de hoy, y tras haber realizado la consulta pertinente al Consejo de Estado, no ha sido registrada ninguna solicitud por autoridad consultante, por lo que resulta difícil asumir que a partir del próximo 1 de enero de 2013 comience la obligatoriedad de iniciar la expedición de certificados de eficiencia energética.

Recordemos que la certificación energética de edificios no es un proyecto propio de este país, se trata de una transposición de la directiva europea 2002/91/CE, la cual fue derogada por la nueva directiva europea 2010/31/UE. Esta ultima y vigente directiva establece en su artículo 28 los criterios de transposición de las disposiciones legales, reglamentarias y administrativas necesarias para dar cumplimiento a lo establecido en la misma, fijando como fecha límite el 9 de julio de 2012.

La demora excesiva que se ha producido en la tramitación del proyecto de Real Decreto y que ha terminado dando lugar a la interposición de una demanda de la Comisión Europea contra España ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea, hace suponer que nuestro país se encuentra a las puertas de una previsible nueva demanda. A esta situación hay que añadir que la Comisión Europea remitió a las autoridades Españolas un dictamen el 24 de noviembre de 2010 para que en el plazo de dos meses adoptase las medidas necesarias para la incorporación plena de la directiva. El nueve de febrero de 2012, España recibió una denuncia de la Comisión Europea ante el Tribunal de Justicia.

Los pasados siete y ocho de mayo se celebró el Congreso de Edificios de Energía Casi Nula, al que asistieron directivos del Ministerio de Fomento que manifestaron en sus ponencias que el Real Decreto es una realidad para la eficiencia energética en España, conforme a los criterios establecidos en la Directiva Europea 2010/31/UE. Cabe destacar que el artículo 20 de la citada Directiva establece la imprescindible necesidad de informar a los propietarios o arrendatarios de los edificios acerca de los certificados de eficiencia energética. Desde la Asociación Española para la Calidad en la Edificación, se ha manifestado en diversas ocasiones la fata de comunicación pública al ciudadano, que carece de información sobre la nueva normativa. En este sentido, Asece ha realizado una encuesta entre más de 300 agencias inmobiliarias de alquiler y venta de viviendas y sólo el 15% conocen la citada norma.

Por otro lado, debido a la futura obligatoriedad de obtener la certificación energética de los edificios, se generarán inversiones en ahorro energético, con lo que se podría llegar a obtener unos ahorros anuales superiores a las 14.000 t de petróleo para el caso de actuaciones de mejora en las viviendas, en tan solo un 10% de los certificados energéticos emitidos.

Sí es cierto que cada vez que se realiza una consulta a los organismos públicos vinculados, se obtiene la contestación sensata de que la aprobación y posterior publicación en el BOE es inminente, lo cual es deseo de todos los profesionales del sector, y de la sociedad en general

una vez se les haya explicado razonablemente la necesidad de tener que adquirir el mencionado certificado energético de su vivienda que, para algunos, representará un coste considerado como un impuesto; mientras que otro sector de la sociedad lo recibirá satisfactoriamente pues verá en él la oportunidad de darle un valor añadido a la venta o arrendamiento de su vivienda.

Desde la Asociación Asece estamos convencidos de que el Gobierno actual es consciente de la verdadera necesidad de poner en marcha este Real Decreto, entendiendo que los mensajes enviados desde los diversos organismos públicos y ministerios implicados van por el camino acertado para que finalmente termine publicándose en el BOE antes del 31 de diciembre de 2012.

Adrián Sánchez Molina es presidente de la Asociación Española para la Calidad en la Edificación (Asece)


Alimarket Store

Translate

© 2014 Publicaciones Alimarket S.A.

nodeXas2