Martes 29/07/14 | Diversificar la o... >

Coyuntura 10 de Mayo de 2012

Diversificar la oferta y atraer a un turismo más exclusivo, claves para la industria hotelera española

Deloitte

Cuadros - Gráficos del informe
Informe Expectativas 2012 Deloitte

La industria turística española registró en 2011 un aumento del número de visitantes extranjeros (7,6%, hasta los 56,7 millones), mientras que en términos de ocupación hotelera se registraron en todos los meses tasas superiores a las de 2010. Sin embargo, la debilidad de la demanda interna y las medidas de restricción presupuestaria emprendidas por el Gobierno, con un significativo impacto en el consumo, han llevado a que la incertidumbre sobre la industria se mantenga.

Así lo consideran la mayor parte de los ejecutivos consultados por Deloitte en la cuarta edición del informe Expectativas 2012, que no esperan una mejoría del sector este año (un 47% considera que la situación se mantendrá en términos similares a 2011 y un 33% prevé un empeoramiento). Según los directivos consultados, el comienzo de 2012 constata esta situación, habiéndose registrado un descenso en ocupación y tarifa respecto a los mismos meses de 2011.

Ante esta situación, según Javier Jiménez, socio responsable de la industria de Hostelería y Turismo de Deloitte en España, “en estos momentos es imprescindible diversificar la oferta y poner en marcha políticas que permitan atraer a un turismo más exclusivo, interesado en opciones de ocio con alto valor añadido (eventos, gastronomía, etc.) que, más allá del modelo de “sol y playa”, esté dispuesto a pagar un precio superior por aspectos diferenciales”. Para ello, indica el socio de Deloitte, “es prioritario que el sector potencie su presencia comercial en otros mercados emisores como China, Rusia o India”.

Expectativas 2012

El informe Expectativas 2012 analiza el punto de vista de los principales ejecutivos del sector sobre el presente y el futuro de la industria, así como su opinión en relación a los cambios que están produciendo las políticas del nuevo Gobierno de España, y las iniciativas que reclaman para la industria.

Según se desprende del análisis, la demanda interna y las reformas del Gobierno marcarán la evolución del año. En el primer caso, se producirá un debilitamiento motivado por el precio, cuya variación afectará las tasas de ocupación, y por la estacionalidad, ya que se acentuará la preferencia por la temporada alta. En relación con las reformas, los encuestados consideran que las que mayor impacto tendrán en el sector serán la reforma laboral y la subida del IRPF, la primera de forma positiva al dotar a la industria de flexibilidad, pero también negativa, al igual que la subida del IRPF, por su impacto en la renta disponible.

En este contexto, la mitad de los encuestados por Deloitte (49%) consideran bastante probable que durante 2012 se produzcan operaciones de concentración en empresas hoteleras y de transporte de viajeros, subiendo este porcentaje hasta el 63% para el caso de concentración de turoperadores y agencias de viajes, fundamentalmente en transacciones de carácter transnacional (57%).

Plan Nacional Integral de Turismo

En relación con el Plan Nacional Integral de Turismo, los encuestados valoran de forma positiva la inclusión de acciones relacionadas con promocionar la industria en el exterior (74%) y mejorar la coordinación entre las diferentes Administraciones Públicas (68%). En este sentido, los ejecutivos piden el fortalecimiento de la “marca España”, en contra de la fragmentación que se ha producido consecuencia de las inversiones en campañas realizadas por diferentes iniciativas regionales o autonómicas.

Asimismo, el sector demanda medidas orientadas al crecimiento, no sólo al recorte: fomento de la inversión en formación e innovación; apoyo a la remodelación de la planta hotelera; mejora de las conexiones con mercados emergentes; implantación de una clasificación hotelera homogeneizada en toda la Unión Europea; apoyo a los emprendedores; y racionalización de competencias, entre otras.

Búsqueda de excelencia

Los ejecutivos consultados por Deloitte destacan la calidad de la planta hotelera y las infraestructuras turísticas disponibles en España (un 72% así lo considera), así como la variedad de la oferta y la seguridad ciudadana (relevantes para el 59% de los encuestados). Por el contrario, son peor percibidos los aspectos de calidad del servicio (52%) y competitividad en precio (49%).

Según Javier Jiménez, “si queremos distinguirnos claramente de otros destinos alternativos y ser más competitivos debemos buscar la excelencia, y debemos hacerlo por la vía de la calidad del servicio. Sólo así podemos aspirar a niveles de crecimiento en la industria como los que se registraban en 2007”.

En la línea de la recuperación, los ejecutivos no son optimistas, con un 63% considerando que esta no tendrá lugar antes de 2015, e incluso dándose opiniones que no perciben mejoras hasta finales de década.


Alimarket Store

Translate

© 2014 Publicaciones Alimarket S.A.

nodeXas2