Este sitio hace uso de cookies propias y de terceros para analizar ciertos hábitos durante su navegación y ofrecerle publicidad adaptada a sus intereses. Al seguir navegando entendemos que acepta nuestra Política de Cookies.

Aceptar
Abrir menú

Consum elevó sus ingresos un 7,4% en 2019 y podría superar los 3.000 M este ejercicio

Consum elevó sus ingresos un 7,4% en 2019 y podría superar los 3.000 M este ejercicio

La cooperativa valenciana Consum podría superar la barrea de los 3.000 M€ de facturación en el presente ejercicio, tras obtener en 2019 unos ingresos de 2.935 M, lo que supone un crecimiento del 7,4% respecto al año anterior. El crecimiento a superficie constante (sin las ventas de las aperturas) fue del 4,8%, lo que, según la compañía, supera en más de 3,8 puntos porcentuales la media del sector a superficie constante. Según ha comentado su director general, Juan Luis Durich, durante la presentación de los resultados, la cadena podría crecer este año en torno al 5%, un dato satisfactorio si se tiene en cuenta que se trata de "un año atípico". En su opinión, el segundo semestre "va a ser más apretado, porque para nosotros, el verano va a ser indiscutiblemente peor, por tener un elevado grupo de tiendas en zonas costeras y, además, la comparación con 2019 nos va a perjudicar porque el de ese año fue un verano buenísimo". No obstante, Durich insiste en que habrá que esperar a la evolución de la situación sanitaria para ver si se cumplen las previsiones. De hecho, según indica, han realizado "una inversión en medidas excepcionales de 10 M en tres meses y, como mínimo, habrá que añadir otros 20 M, con lo que los gastos extraordinarios este ejercicio posiblemente superen los 30 M. El impacto en los resultados finales aún muy incierto, porque no sabemos qué va a pasar en verano ni cuando termine el verano, no conoceremos todo el impacto de la pandemia hasta que no finalice. La incertidumbre es tremenda".

En cuanto al resto de cifras, Consum mejoró su resultado un 4,7%, hasta los 4,6 M, y rebajó su deuda, que pasó de los 155 M de 2016 a 59,5 M en el último ejercicio con una ratio de deuda bancaria neta sobre Ebidta del 0,56, todo ello, según Durich, "realizado con tesorería propia, para mejorar nuestra fortaleza financiera". En el capítulo de inversiones, el grupo destinó 135,7 M, a la ampliación y adecuación de la red de tiendas y de las centrales logísticas de Valencia (tanto en Silla, como en Quart de Poblet), así como a procesos de innovación y digitalización. En el conjunto del año, Consum inauguró 41 supermercados, 13 de ellos propios y 28 franquicias 'Charter'; reformó 43 establecimientos y realizó 11 ampliaciones, además de implantar, a finales de año, un nuevo modelo de supermercado en Benicàssim (Castellón), en el que se prima la experiencia de compra, se priorizan las secciones de frescos, incrementa su sostenibilidad ambiental e incorpora la experiencia digital en tienda. Con estas aperturas, la red se sitúa en 755 puntos de venta, 456 propios y 299 'Charter' (590.508 m² de sala de venta), ubicados en la Comunidad Valenciana, Cataluña, Castilla-La Mancha, Murcia, Andalucía y Aragón.

Continúa la expansión

Para 2020, la cooperativa tiene previsto continuar su expansión, con la puesta en marcha de otros 40 supermercados, que repartirá entre 11 'Consum' propios y 29 'Charter'. Respecto a las zonas de expansión, Consum pretende continuar reforzando su presencia en aquellas áreas en las que tiene menor penetración y en las que mayor recorrido exista. Así, según Durich, en la zona de Valencia no se pueden abrir tiendas al mismo ritmo que se ha venido haciendo hasta ahora". Además, el grupo se encuentra condicionado por su capacidad logística, ya que "las tiendas necesitan del apoyo de las plataformas y estamos un poco en el límite". Por ello, aunque tienen previsto incrementar su presencia en Andalucía, considera que la actual plataforma ubicada en Las Torres de Cotillas (Murcia) necesitaría de "plataformas complementarias porque su ubicación, por distancia, nos limita la capacidad de ir más hacia el sur". En este sentido, Durich señala que el grupo tiene en estudio la creación de nuevas plataformas complementarias, como una destinada a productos frescos y otra para los ultrafrescos, que permitirían la expansión en Andalucía. En la actualidad, la cadena dispone de 21 establecimientos repartidos por las provincias de Almería, Granada y Jaén, lo que le confería, según el informe sobre distribución alimentaria en esta región publicado por Alimarket, una cuota sobre la sala de venta andaluza del 0,9% al cierre de 2019.

Asimismo, en respuesta a un posible interés en la red 'Caprabo' de Eroski en Cataluña, Durich asegura estar informado por las noticias publicadas, algunas de las cuales apuntan a un interés del grupo vasco por la venta de este negocio, al tiempo que la propia Eroski lo desmiente. No obstante, recuerda que "estamos abiertos a cualquier operación, sabiendo que tenemos una posición meditada, razonada y muy estudiada", si bien resalta que "en principio, no estaríamos en una operación completa si Caprabo se ofertase, sino solo en una parte de la red, por lo que no seríamos los candidatos más adecuados". Y es que, aunque no cierra la puerta a las compras, insiste en que "tenemos una posición muy selectiva". Según el informe sobre distribución alimentaria en Cataluña elaborado por Alimarket, Consum ocupaba la séptima posición por sala de venta, con una cuota del 5,6%, a finales de 2019.

Guerra de precios y MDD estable

El segundo semestre del año, además de incierto, se plantea con una previsible guerra de precios entre los distribuidores, ya que quienes han ganado cuota de mercado, como Consum, cifrada por Durich en un 0,2 más que el año anterior, querrán mantenerla y, lo que la hayan perdido, recuperarla. En este sentido, el director general de Consum recuerda que "el sector de la distribución es de los más competitivos del mercado español y la intención de Consum es no perder competitividad". Bajo su punto de vista, "el impacto en los márgenes de la guerra de precios va a ser significativo y todo dependerá de la duración de la situación". Además, considera que otro peligro añadido es que, como ocurrió en la crisis de 2008, "haya una deflación alimentaria, que hará que, aunque los volúmenes se mantengan, repercuta en los ingresos". Esta deflación tendrá también consecuencias en el sector primario, con el que considera que tratan de "mantener una relación razonable, sin olvidar que necesitamos ser competitivos. Intentamos que se perciba un precio justo por parte del sector primario, pero estamos en un mercado abierto y, aunque buscamos relaciones de 2-3 años en las que nos comprometamos mutuamente a ayudarnos y que la competitividad sea compartida, a veces no puede llevarse a cabo tan fácilmente como en otras ocasiones".

Respecto a la marca propia, que en tiempos de crisis suele experimentan un alza, Consum mantendrá su política de "libre elección del consumidor, dentro de las limitaciones del propio lineal". Así, en lugar de incrementar el peso de la MDD, mantendrá una mayoría de marcas de fabricante en su surtido, que actualmente suponen un 88% de su oferta. "Seguiremos en esta línea, hagan lo que hagan los competidores" -insiste Durich-, quien cree que "los discounters y los más orientados al precio intensificarán su oferta de MDD en función de la duración de la crisis". En 2019, el surtido global de producto superó las 15.000 referencias, al tiempo que la cooperativa siguió ampliando los productos ecológicos en todas las secciones, así como de su marca 'Consum ECO', hasta alcanzar las 239 referencias. Además, amplió su marca propia y continuó reformulando su composición para reducir grasas, sal y azúcares, e incorporó nuevas referencias sin gluten y sin lactosa.

La tienda física surte al canal online

Aunque durante las semanas de confinamiento se disparase la compra online en nuestro país, las cadenas de distribución españolas han seguido diferentes estrategias. La de Consum fue la de paralizar el servicio, ya que son sus tiendas físicas las que preparan los pedidos online y, en las semanas de confinamiento, se disparó el consumo, con cestas, según Durich, "entre un 30% y un 40% mayores, si bien la frecuencia también se redujo en la misma proporción". La necesidad de tener los supermercados abastecidos no hacía viable, a su parecer, la venta online que requiere del apoyo de los establecimientos y, "antes de ofrecer un servicio con retrasos en las entregas, preferimos suspenderlo".

Pese a ello, Consum continuará con su canal online operativo, si bien su director general considera que no es prioritario, ya que esta vía debe considerarse en función de su posición, pues, "en los países en los que está más instaurada, la venta online de alimentación ronda el 6%", un porcentaje bajo respecto al conjunto de ventas de alimentación". Durich considera que este bajo peso no implica que se descarte, pero se debe tener presente que "aunque se hayan doblado doblado las ventas, se ha quedado en el 2%". Una vez retomado el proceso de venta online, Consum no avanza una previsión de sus ingresos en el canal para este ejercicio, ya que, al estar "dos meses sin servicio, se rompe el esquema de crecimiento. En estos momentos estamos en alzas del 50% sobre el mismo periodo del año anterior, pero no es comparable el conjunto del año por el parón vivido".



Compartir por e-mail

Recibe nuestras Newsletters

¿Ya estás registrado? Gestionar sin cuenta Alimarket

Marca los sectores que te interesan y recibirás una newsletter diaria con los titulares de las principales noticias

<

Gestiona tus preferencias a nuestras Newsletters

Recibirás un mail de acceso para gestionar tus preferencias de newsletters