Este sitio hace uso de cookies propias y de terceros para analizar ciertos hábitos durante su navegación y ofrecerle publicidad adaptada a sus intereses. Al seguir navegando entendemos que acepta nuestra Política de Cookies.

Aceptar
Abrir menú

El sector del dulce creció un 2% en 2020 pese a la caída de la exportación y el canal impulso

El sector del dulce creció un 2% en 2020 pese a la caída de la exportación y el canal impulso

El sector del dulce cerró 2020 con unas ventas totales de 5.974 M€, un 2% más que en el curso anterior, demostrando, en palabras de Rubén Moreno, secretario general de Produlce, la asociación que agrupa a los principales operadores del sector, “su papel esencial en el mercado alimenticio y que cuenta con un tejido empresarial potente”, lo que le ha permitido una cierta estabilidad “pese a la adversidad”. De esta forma, en palabras de Moreno, la industria ratifica su carácter acíclico y su papel en el conjunto de la industria de alimentación y bebidas, a la que aporta el 5% de sus ingresos totales.

Los datos presentados por Produlce presentan una notable diferencia de comportamientos por canales y categorías, a causa principalmente de cambios socio-económicos y de dinámicas familiares y otros factores como el teletrabajo o los cierres perimetrales, que provocaron, por ejemplo, el crecimiento de las ventas en gran distribución y la caída del canal impulso (-33%) y, especialmente, el descenso de la exportación, que cedió un 4,3% en su volumen de ventas, poniendo así fin a una década de progreso, en la que las ventas exteriores han crecido alrededor de un 50%. En cualquier caso, en palabras de Rubén Moreno, este comportamiento fue meramente circunstancial, y se espera retomar el crecimiento en este 2021.

A pesar del comportamiento negativo de la venta exterior, la balanza comercial sigue siendo positiva, puesto que se destinó fuera de nuestras fronteras en 2020 el 34% de la producción, principalmente, en la categoría de chicles y caramelos, que casi factura lo mismo dentro de nuestras fronteras (53%) que fuera de ellas (47%). En términos de valor, esta partida aportó el 22,3% del total de facturación del sector, esto es, unos 1.335 M€.

Por mercados, no hubo sin embargo grandes cambios y Europa (Francia y Portugal) se consolida como el principal destino de los productos españoles, destacando, en cualquier caso, el crecimiento de países como Marruecos (cuya demanda creció un 80%) o EEUU, que se consolida en el top-3 de los mercados de destino con un crecimiento del 19,2%.

La panificación salió beneficiada del Covid; los chicles y caramelos se desplomaron

Por categorías, en el último ejercicio crecieron las ventas de derivados del cacao, galletas, pastelería/bollería, dulces de navidad y panificación, categoría que registró el mejor comportamiento, con un aumento de sus ventas del 10,7%, de forma que ya aporta el 13,4% de los ingresos del sector en volumen y el 26,4% en valor.

Detrás de esta progresión, tal y como ha explicado Moreno, se encuentra la conveniencia del producto, su mayor durabilidad respecto al pan fresco y la percepción de imagen de seguridad e higiene que ofrecen los panes envasados. Esto ha alentado las compras nacionales (+12,2%), ya que las exportaciones cedieron casi un 19% en volumen (-7,9% en volumen), siendo especialmente significativa la bajada del 44% experimentada por Reino Unido tras el Brexit. En cuanto a producto, pese al protagonismo del pan de molde blanco, es destacable la reformulación y el rediseño de packaging de muchos de los productos y, sobre todo, la consolidación en el mercado de los panes especiales o de masa madre.

En cuanto al cacao y los chocolates, sigue siendo la principal categoría del mercado del dulce en valor, tras haber crecido en el mercado interior un 12% en valor y un 15,1% en volumen, de forma que se amortigüó en parte el descenso del 9,4% que registraron las exportaciones en valor (-2,6% en volumen). Estos datos reflejan el impacto del trasvase del consumo del canal impulso al hogar, lo que elevó las ventas de tabletas y cremas en detrimentro de otros productos de mayor precio/kg como bombones o snacks. En términos generales, el impulso redujo su participación en esta categoría en 7 puntos respecto al curso previo.

Los chicles y caramelos fueron la categoría más castigada, con “las peores cifras de su historia reciente”, según Moreno. Su facturación cayó en términos generales un 17,9% y un 13,2% en volumen, especialmente en el mercado interior (-26,7%); las exportaciones, por su parte, cedieron un 5,1%, a pesar de lo cual, se mantiene como la categoría que más exporta del conjunto del mercado del dulce, con EEUU como mercado que más progresó (+18%). Por productos, el mayor varapalo fue para los chicles (-45%), mientras que los caramelos redujeron sus ventas en un 20% , en ambos casos, por la caída de la facturación por estos productos en impulso, que aportó el 55% de las ventas de la categoría, frente al 61,4% de años anteriores.

Las galletas, por su parte, se mantienen como la segunda contribuyente en valor del mercado, tras haber crecido tanto dentro del mercado nacional (+6,2%) como en exportación (+2,4%), porcentajes ambos por debajo de los incrementos registrados en volumen, lo que responde a evitar una “deriva inflacionista”, por parte del sector.

Lo más significativo del comportamiento de la bollería y pastelería fue el trasvase del consumo al hogar, lo que elevó su facturación un 5,1% de media, con un avance tanto de las ventas nacionales (+5,3%) como de las exportaciones (+3,5%), siendo de esta forma la única categoría, junto con las galletas, que creció en el exterior. Las importaciones, por su parte, cayeron un 18,8% de forma que el consumo se quedó en un repunte del 2,5% en valor (+1,4% en volumen). Por productos, al igual que en años anteriores, bollería y pastelería sin relleno acumulan el grueso de ventas, pese a que cedieron tres puntos, que fueron ganados por las rosquillas.

Por último, los dulces de navidad elevaron ventas, pese a la incertidumbre, un 4,1% en volumen y cedieron un 0,4% en valor, gracias a la progresión dentro de nuestras fronteras (+4,8% y +3,7%, respectivamente), puesto que las exportaciones cedieron un 18% en valor (+1,9% en volumen). Destaca en esta categoría, especialmente, el fuerte peso de las innovaciones radicales, que supusieron un 25% de los lanzamientos totales registrados.

Recuperación para 2021

Para este 2021, el sector espera recuperar la tradicional estabilidad previa a la pandemia para el grueso de las categorías y la revitalización del mercado de chicles y caramelos, aunque no se prevé lograr las cifras previas al Covid, de momento. A nivel económico, el principal hándicap de la industria está relacionada con el precio de las materias primas, cuyo coste en algunos casos como el de la miel se ha disparado, al igual que lo hacían otros gastos como el de los transportes o la energía, un escenario que, tal y como ha reconocido Rubén Moreno, “está afectando a los márgenes de la industria, creando tensiones enormes”, por lo que ha animado a “minimizar tensiones adicionales que puedan terminar por afectar al consumidor”, en alusión a la guerra de precios que sobrevuela la distribución.



Compartir por e-mail

Recibe nuestras Newsletters

¿Ya estás registrado? Gestionar sin cuenta Alimarket

Marca los sectores que te interesan y recibirás una newsletter diaria con los titulares de las principales noticias

<

Gestiona tus preferencias a nuestras Newsletters

Recibirás un mail de acceso para gestionar tus preferencias de newsletters