Este sitio hace uso de cookies propias y de terceros para analizar ciertos hábitos durante su navegación y ofrecerle publicidad adaptada a sus intereses. Al seguir navegando entendemos que acepta nuestra Política de Cookies.

Aceptar
Abrir menú

El sector de masas congeladas recupera mercado, aunque por debajo de sus expectativas

El sector de masas congeladas recupera mercado, aunque por debajo de sus expectativas

La industria de masas congeladas para productos de panadería, bollería y pastelería cerró un 2021 en positivo, aunque por debajo de sus expectativas iniciales, tras la fuerte caída registrada en 2020 por la pandemia (-17,6% en volumen). Así, la producción creció un 9,4% hasta un total de 903.477 t, mientras que la facturación lo hizo un 14,9% logrando unos ingresos de 1.304 M€.

Aunque el grueso del sector sigue estando en los productos de panadería (suponen el 79% del volumen), los mayores crecimientos se produjeron en el segmento de bollería y panadería, que aportó 187.011 t y más de 521 M€, con subidas del 21,4% y del 24,4%, respectivamente. Mientras, los productos de panadería mejoraron su comportamiento un 6,7% en volumen, hasta las 716.467 t, y un 9,4% en valor, hasta sobrepasar os 716 M€.

Unas cifras, que pese a ser positivas, están algo por debajo de lo esperado, según ha explicado el presidente de Asemac, Felipe Ruano, en la presentación de los resultados anuales a la prensa: “En un principio se esperaba que el “año uno" después de la pandemia, con la administración de las primeras vacunas fuese un ejercicio de relativa normalización. Sin embargo, el impacto de la variante ómicron supuso un freno a todas las expectativas iniciales. El hecho de no haber podido recuperar al turista extranjero, sumado a las limitaciones en los establecimientos del canal horeca en determinadas comunidades autónomas, ha supuesto que, sin llegar a ser un año desastroso, 2021 nos haya dejado un sabor de boca agridulce.

Más bollería y menos pan

Teniendo en cuenta un periodo más amplio, el que va de 2014 al 2021, en lo relativo a ofrecer una fotografía de la evolución del sector, podemos destacar que la cifra de producción total del año pasado es un 6,1% superior, mientras que la variación respecto a la facturación es de un +16,1%, demostrando un crecimiento muy constante del sector. En lo que respecta a la categoría de pan, el resultado arroja una ligera pérdida del 0,2%, en sintonía con los datos de consumo de los últimos años, que confirman esta tendencia a la baja en volumen, con una mayor apuesta por la calidad y la salud.

En esta misma línea, los datos del panel del consumo alimentario en los hogares del MAPA, de enero a noviembre de 2020 y 2021, arrojan un aumento del consumo de pan en 2020 del 5,6% motivado por los picos durante los meses de confinamiento, mientras que en 2021 el consumo en los hogares bajó un 8,2%.

Por el contrario, la producción de bollería ha registrado en estos últimos ocho años un incremento del 40%. Una tendencia que se mantiene también en términos de facturación, con una variación en el citado período, de un +3,1% en el pan, y un +43,3% en bollería.
En cuanto a las perspectivas para el año en curso, Ruano ha explicado que el primer semestre no ha sido bueno por el impacto de la huelga de transportistas y las subidas de costes de materias primas y energías, que al tratarse de productos de consumo diario no son fáciles de repercutir. Con todo, el sector espera cerrar 2022 con un crecimiento muy moderado, ha señalado.



Compartir por e-mail

Recibe nuestras Newsletters

¿Ya estás registrado? Gestionar sin cuenta Alimarket

Marca los sectores que te interesan y recibirás una newsletter diaria con los titulares de las principales noticias

<

Gestiona tus preferencias a nuestras Newsletters

Recibirás un mail de acceso para gestionar tus preferencias de newsletters