Este sitio hace uso de cookies propias y de terceros para analizar ciertos hábitos durante su navegación y ofrecerle publicidad adaptada a sus intereses. Al seguir navegando entendemos que acepta nuestra Política de Cookies.

Aceptar
Abrir menú

La pandemia eleva la inversión pública en infraestructuras sanitarias y hunde el gasto en carreteras y ferrocarriles

La pandemia eleva la inversión pública en infraestructuras sanitarias y hunde el gasto en carreteras y ferrocarriles

La inversión en obra pública en España registró una caída del 23% en 2020, según los datos de licitación oficial que mensualmente elabora la patronal de grandes constructoras Seopan. Las diferentes administraciones públicas sacaron a concurso el pasado año contratos por un importe de 14.114 M€, una cifra que supone una reducción del 22,9% respecto a 2019, cuando se llegaron a los 18.301 M€.

Un análisis de la evolución de estos datos, en un contexto más amplio, ofrece luces y sombras. La cifra de 2020, puesto en el contexto de una pandemia mundial, que ha supuesto un notable freno a la economía, no es ni mucho menos la peor cifra del gasto en infraestructuras públicas de la última década. Todo lo contrario, es el tercer mejor año de la década, sólo superado por 2019 (18.301 M€) y 2018 (16.574 M€), lo que muestra la importante caída de la inversión en obra pública que se lleva produciendo desde la anterior crisis económica de 2008. 

La tasa interanual, a niveles del peor año de la serie histórica

La irrupción en 2020 del Covid-19 sólo aceleró una caída en la inversión pública que se inició en la segunda mitad de 2019, cuando se interrumpió un crecimiento que había comenzado tres años antes. Sin embargo, de no revertirse esta tendencia, numerosas empresas podrían correr peligro este y el próximo año, pues la tasa interanual se sitúa ahora a niveles de comienzos de 2012, el peor año con diferencia de la serie histórica, con poco más de 7.440 M€ invertidos en nuevos contratos de obra pública.

La buena noticia es que la tasa interanual lleva dos meses consecutivos en ascenso, gracias a los buenos datos de noviembre y diciembre, algo que no se repetía desde julio de 2019, cuando entonces se logró el mejor dato en la tasa interanual desde 2011.

Las corporaciones locales mantienen la inversión en infraestructuras

El gasto de las tres administraciones (central, autonómica y local) ha sido muy desigual. La administración central recortó un 50,8% su inversión en obra pública el pasado año, con 3.167 M€ sacados a licitación. En el último lustro sólo en 2016 se gastó menos (3.148 M€). Las Comunidades Autónomas disminuyeron la inversión un 16,1% en 2020 (5.014 M€), aunque la cifra supone el segundo mejor dato de los últimos cinco años. Por su parte, las administraciones locales, que se han convertido en los motores de la inversión pública en infraestructuras en los últimos años, lograron mantener su oferta, con una cifra de 5.934 M€ en 2020, un 0,8% más que en 2019.

Las infraestructuras de transporte pierden peso en el último lustro

Por tipo de contrato, la obra civil sigue acaparando el grueso de la inversión, con 8.364 M€ en 2020, cifra que supone una caída del 26,1% respecto a 2019 y que representa el 59,3% del gasto en obra pública realizado por las tres administraciones. El recorte en las infraestructuras de transporte, principalmente en carreteras y ferrocarriles, marca la caída de la obra pública. Por primera vez en años su peso sobre el gasto total en obra civil disminuye por debajo del 50%. En 2020 se licitaron obras de transporte por valor de 4.053 M€ (-39%), el 48,5% de la inversión en obra civil. En el año 2016 suponían el 62,6% de este gasto y hay que remontarse muy atrás para encontrar una cifra inferior al 58%.

La inversión en infraestructuras hidráulicas también se redujo, con una caída del 1,7% en 2020 (2.041 M€), pero incrementa su peso. En el último lustro ha pasado de representar el 14% en la obra civil a algo más del 24% en 2020 (20,2% en 2019). La inversión en obras de urbanización cayó un 7,9% en 2020 (1.878 M€) y sólo creció el gasto en infraestructuras medioambientales, con 392 M€ en 2020 y un incremento del 12,5% respecto al año anterior.

Centros sanitarios y docentes, remedios contra la pandemia

Por lo que respecta a la edificación, si la obra civil pierde peso, obviamente la edificación gana. En 2020 se licitaron contratos de edificación por valor de 5.750 M€, con una caída del 17,7%. No obstante, su peso aumenta del 31,6% en 2015 al 40,7% en 2020. La inversión residencial simboliza este cambio, con 696 M€ (+37,3%), la mejor cifra de la última década.

También repunta uno de los elementos claves en esta pandemia, el gasto en infraestructuras sanitarias, que se incrementó un 13,9% en 2020 hasta alcanzar los 860 M€, el segundo mejor dato de la década, sólo superado por el realizado en 2018. En la última década, y salvo estos dos años, el gasto en infraestructuras sanitarias públicas ha sido muy tímido, y apenas ha superado el 10% de la inversión en infraestructuras de edificación.

Otro de los aspectos claves tanto en la pandemia como en el desarrollo de un país, las infraestructuras docentes, han elevado su peso en la inversión total en edificación (19,5%, una cifra muy similar a 2016). No obstante, la inversión en centros educativos se redujo un 9% en 2020 (1.122 M€), aunque supone el segundo mejor dato -tras 2019- de toda la década. Peor suerte han corrido otro de los aspectos claves en materia de salud y también de educación, el deporte. Las inversiones en infraestructuras deportivas se redujeron un 28,9% en 2020 con apenas 371 M€ licitados. Se trata del peor dato de los últimos cuatro años y su peso se ha reducido al 6,4% -el más bajo de la última década-.



Compartir por e-mail

Recibe nuestras Newsletters

¿Ya estás registrado? Gestionar sin cuenta Alimarket

Marca los sectores que te interesan y recibirás una newsletter diaria con los titulares de las principales noticias

<

Gestiona tus preferencias a nuestras Newsletters

Recibirás un mail de acceso para gestionar tus preferencias de newsletters