Este sitio hace uso de cookies propias y de terceros para analizar ciertos hábitos durante su navegación y ofrecerle publicidad adaptada a sus intereses. Al seguir navegando entendemos que acepta nuestra Política de Cookies.

Aceptar
Abrir menú

El etiquetado por inyección de tinta bajo demanda podría reducir las emisiones de CO2

El etiquetado por inyección de tinta bajo demanda podría reducir las emisiones de CO2

La nueva investigación realizada por la consultora Smithers muestra cómo el etiquetado de inyección de tinta bajo demanda puede reducir considerablemente el consumo energético de las empresas en Europa, además de reducir la producción masiva de residuos materiales y de tinta, y hacer que las operaciones de etiquetado sean mucho más eficientes y sostenibles.

Si las empresas europeas se pasaran al etiquetado de inyección de tinta bajo demanda, ahorrarían 28,7 M de kWh cada año, el equivalente al consumo energético anual de 95.960 hogares, además de una reducción de 6,7 M de toneladas anuales de CO2. La impresión de etiquetas mediante inyección de tinta bajo demanda también puede eliminar 180 M m2 de residuos de etiquetas, el equivalente a 25.264 campos de fútbol, así como reducir los residuos de tinta en aproximadamente 619 toneladas, el peso equivalente a 41 autobuses de dos pisos.

Smithers llevó a cabo una investigación para comparar y evaluar la sostenibilidad de los diferentes procesos de impresión y cómo las empresas pueden implementarlos para ayudar a alcanzar sus objetivos de sostenibilidad. Se analizaron los procesos de impresión comercial, de transferencia térmica y de inyección de tinta en color de diversas empresas. De cada caso, se contempló el impacto en la sostenibilidad que representaba todo el proceso, desde la producción de etiquetas hasta su aplicación, teniendo en cuenta 5 aspectos principales: energía, residuos, consumibles, almacenamiento/transporte y protectores antiadherentes.

El estudio concluyó que el uso de la inyección de tinta para imprimir etiquetas en las propias instalaciones de la empresa aportaría importantes beneficios comerciales y operativos, pero también beneficios medioambientales demostrables, incluidas reducciones significativas en el consumo de energía, generación de residuos y uso de consumibles, que podrían ayudar a las empresas a cumplir con sus objetivos de desarrollo sostenible siguiendo el esquema de la ONU: ODS 7 Energía asequible y limpia: La inyección de tinta es un proceso que requiere menor consumo de energía, utilizando apenas un 1% de la energía que requieren otros procesos para un mismo espacio de impresión. ODS 8 Trabajo digno y crecimiento económico: La impresión de inyección de tinta aporta una mayor rentabilidad y mejoras en los márgenes a los usuarios de etiquetas. ODS 9 Industria, innovación e infraestructuras: La innovadora tecnología de inyección de tinta reduce los residuos materiales de las etiquetas y la acumulación de stocks que acaban por ser desechados. ODS 12 Producción y consumo responsables: Se reducen significativamente los materiales de desecho (p. ej., cintas) durante la impresión de inyección de tinta frente a la impresión por transferencia térmica.

El vicepresidente de la División de Información de Smithers, Ciaran Little, explicó que "el mercado de la impresión de etiquetas está experimentando un cambio significativo a medida que las empresas buscan aprovechar las nuevas tecnologías digitales para responder a la creciente demanda de los consumidores de personalización del producto y entregas rápidas. Es por ello que el mercado de la impresión digital de etiquetas está creciendo rápidamente a costa de los procesos de impresión analógica. Las empresas son cada vez más conscientes de las ventajas de una solución interna de impresión de etiquetas para mejorar la velocidad, la flexibilidad y la calidad, reduciendo al mismo tiempo los residuos, la acumulación innecesaria de stocks y los retrasos en las entregas. La impresión de etiquetas en color de inyección de tinta bajo demanda es a menudo la opción más sostenible y eficiente desde el punto de vista operativo. Elimina los problemas tradicionales que causa la sobreimpresión térmica; sin retrasos, interrupciones, residuos o molestias. Ya no será necesario realizar más inventario de etiquetas preimpresas, no habrá más tiempo de inactividad de producción ni se perderán pedidos o se retrasarán envíos. También mejora la identificación visual, la eficiencia y la flexibilidad". Por su parte, Xavier Aliaga, director de business systems de Epson Ibérica, destacó que "las etiquetas representan un elemento crítico para las marcas en una amplia variedad de sectores.

El etiquetado por inyección de tinta bajo demanda podría reducir las emisiones de CO2


Compartir por e-mail

Recibe nuestras Newsletters

¿Ya estás registrado? Gestionar sin cuenta Alimarket

Marca los sectores que te interesan y recibirás una newsletter diaria con los titulares de las principales noticias

<

Gestiona tus preferencias a nuestras Newsletters

Recibirás un mail de acceso para gestionar tus preferencias de newsletters