Este sitio hace uso de cookies propias y de terceros para analizar ciertos hábitos durante su navegación y ofrecerle publicidad adaptada a sus intereses. Al seguir navegando entendemos que acepta nuestra Política de Cookies.

Aceptar
Abrir menú

¿Por qué el embalaje flexible está de moda?

¿Por qué el embalaje flexible está de moda?

El sector de embalaje flexible está gozando de un momento muy bueno tras años en los que la madurez alcanzada amenazaba con un estancamiento prácticamente inevitable. Actualmente, todos los estudios que analizan este industria, a los que se suma el último informe elaborado por Alimarket Envase, auguran unos años de fuerte crecimiento gracias tanto a unas cualidades consustanciales a este sector a nivel mundial como a características propias del mismo en el mercado español que auguran que la bonanza no será flor de un día.

* Adaptación a las nuevas necesidades industriales: el embalaje flexible gozaba desde hace tiempo del favor del público en general gracias tanto a sus propiedades técnicas como estéticas, estas últimas potenciadas en las últimas campañas. El escenario ha sido aún más positivo gracias a fenómenos como el del e-commerce, que está poniendo en revisión todos los formatos de packaging con un saldo muy positivo para el flexible. De nuevo son sus cualidades técnicas, sobre todo de resistencia, maleabilidad y peso, las que le colocan en una de las mejores posiciones para conquistar la venta online. El avance no promete ser inmediato ya que el grueso del sector implicado este canal (desde operadores a proveedores) están más concentrados ahora mismo en revisar el embalaje que el envase, pero a medio plazo, cuando por fin se ponga el foco en el packaging primario, formatos como el doy-pack o los "sachets" tienen mucho camino andado.

* La percepción es verde: la revisión de los formatos para hacer encajar el packaging en el e-commerce no será la única transformación que afronte el flexible en los próximos años. La sostenibilidad del producto se está convirtiendo en una prioridad para el conjunto del packaging y es ya una demanda prioritaria para el consumidor como para las instituciones, que con su apuesta por la Economía Circular han dejado claro que el modelo productivo que había hasta ahora debe de tocar a su fin. La cuestión es prioritaria para el plástico, ávido de un "green washing" que le permita luchar en condiciones de igualdad contra otros materiales en un momento en el que el consumidor está empezando a mostrar un rechazo cada vez más acusado hacia todo los procedente del petróleo. Por distintos motivos, el embalaje flexible parece por el momento al margen de la negatividad que rodea al plástico, aunque, lejos de relajarse, todos los fabricantes están buscando la forma de mejorar su huella de carbono mediante el uso de biopolímeros, materiales rápidamente compostables y, sobre todo, productos reciclados.

* Tecnología punta: el nivel de exigencia tecnológica que requiere el mundo del flexible ha sido tradicionalmente muy elevado, tanto que incluso en momentos como los vividos durante la última crisis económica pocas han sido las empresas que no han continuado con sus inversiones, el periodo actual está mostrando una fortaleza imprevista. En el bienio 2017-18 los desembolsos abordados por las empresas analizadas por Alimarket Envase alcanzaron los 260 M€, destinados preferentemente a activos productivos, mejoras fabriles e I+D. Compañías como Grupo Consist, Plásticos Romero, Enplater, SP Group, Ródenas y Rivera, Plasbel o Cellográfica Gerosa encabezan el ranking de las inversiones más fuertes de este periodo sin que se atisbe a corto plazo un momento en el que las cifras se reduzcan de forma significativa.

* España, polo europeo: es precisamente esta frenética actividad inversora uno de los factores que más han ayudado para que el sector español de flexible tenga la reputación internacional que actualmente ostenta. Según Alimarket Envase, el pasado ejercicio el mercado alcanzó un valor de 1.465 M€, con un volumen de exportaciones que se incrementó a un ritmo cuatro veces mayor que la subida de los ingresos totales. Pese a que la venta al exterior no es el principal negocio, ha sido una importante tabla de salvación para muchas empresas que han apostado por la tecnología digital en un momento en el que la demanda de estas soluciones en España todavía no era muy alta. En algunos casos, la apuesta exterior es muy decidida como demuestra los proyectos que el grupo Emsur está desarrollando en mercados clave como Europa del Este o Brasil.

* Fase de concentración a la vista: tras varios ejercicios en los que el volumen de empresas interesadas en el sector se multiplicaban, asistimos ahora a lo que parece una etapa de concentración cuya intensidad está todavía por definir. En este nuevo panorama las empresas españolasse encuentran muy bien posicionadas tanto para ser piezas de caza mayor de grandes grupos como para ser los que encabecen las mismas. Durante este año hemos asistido a dos operaciones que afectan al mercado español y que tienen diferente cariz. Por un lado, el grupo Amcor ha dado un paso por ampliar aún más la distancia con sus competidores con el anuncio de adquisición de la estadounidense Bemis, una operación valorada en 5.000 M€. por su parte, el líder del sector en España, Grupo Armando Álvarez, ha querido también reforzar su posición en el mercado local con la adquisición de la zaragozana Envaflex.



Compartir por e-mail

Recibe nuestras Newsletters

¿Ya estás registrado? Gestionar sin cuenta Alimarket

Marca los sectores que te interesan y recibirás una newsletter diaria con los titulares de las principales noticias

<

Gestiona tus preferencias a nuestras Newsletters

Recibirás un mail de acceso para gestionar tus preferencias de newsletters