Este sitio hace uso de cookies propias y de terceros para analizar ciertos hábitos durante su navegación y ofrecerle publicidad adaptada a sus intereses. Al seguir navegando entendemos que acepta nuestra Política de Cookies.

Aceptar
Abrir menú

Nuevos retos medioambientales para Lecta

Nuevos retos medioambientales para Lecta

Lecta, matriz de la española Torraspapel, ha invertido más de 146 M€ en la última década en acciones relacionadas con la sostenibilidad y la reducción del impacto medioambiental. Según el nuevo Informe Ambiental de Lecta, hecho público por la propia compañía, en estos años ha realizado Declaraciones Ambientales de todas sus fábricas, verificadas previamente por una entidad independiente (las siete plantas del grupo, entre España, Francia e Italia, disponen de las certificaciones de gestión ambiental ISO 14001 y EMAS, de gestión energética ISO 50001, de Cadena de Custodia PEFCTM y FSC y la certificación OHSAS 18001 de seguridad y salud en el trabajo).

También ha obtenido nuevas certificaciones en seguridad alimentaria (para sus centros de Motril y Sant Joan); ha valorizado prácticamente el 100% de los fangos generados durante el proceso productivo; y ha reducido las emisiones de óxidos de nitrógeno (NOx), entre otras actuaciones. En relación al consumo energético, se ha rebajado en un 15% desde 2008; y las emisiones de CO2 lo han hecho en un 23% en este mismo periodo.

Entre los retos para 2019-20 que Lecta consigna en su Informe Ambiental están: la implementación de la nueva certificación ISO 45001 de seguridad y salud en el trabajo en todos los centros de Lecta; aumentar la compra de celulosa procedente de bosques certificados hasta una media del 72%; el ahorro de alrededor de 5.800 t de CO2 mediante la aplicación de diferentes medidas de eficiencia energética en las plantas de Zaragoza, Motril, Sant Joan les Fonts y Condat; la sustitución de embalaje rígido por embalaje más sostenible en las fábricas de Leitza y Almazán mediante el cambio de dos máquinas embaladoras de papel en cajas de cartón rígido y con plastificado exterior por embalaje flexible (lo que supondrá un ahorro anual de 65 toneladas de plástico retráctil); y el desarrollo de papel de embalaje totalmente reciclable con barrera al vapor de agua, sin film de plástico, para uso interno en sustitución del papel con film de polietileno.



Compartir por e-mail

Recibe nuestras Newsletters

¿Ya estás registrado? Gestionar sin cuenta Alimarket

Marca los sectores que te interesan y recibirás una newsletter diaria con los titulares de las principales noticias

<

Gestiona tus preferencias a nuestras Newsletters

Recibirás un mail de acceso para gestionar tus preferencias de newsletters