Este sitio hace uso de cookies propias y de terceros para analizar ciertos hábitos durante su navegación y ofrecerle publicidad adaptada a sus intereses. Al seguir navegando entendemos que acepta nuestra Política de Cookies.

Aceptar
Abrir menú

Firmado, sellado y entregado: las claves del éxito para los proveedores de logística transfronteriza

Firmado, sellado y entregado: las claves del éxito para los proveedores de logística transfronteriza

En 2019, desde nuestra firma ya se avanzó que el constante crecimiento del comercio online generaría un incremento en la demanda de servicios de paquetería y logística. También se predijo que los servicios postales -en franco estancamiento y, en el mejor de los casos, en proceso de transformación- tenían una excelente oportunidad para aprovechar y canalizar esa demanda si eran capaces de lograr una digitalización eficiente y fortalecer sus operaciones logísticas. Tres años y una pandemia mundial después, la demanda de servicios de paquetería no solo se ha mantenido, sino que ha crecido exponencialmente. Partiendo de estas premisas, a continuación, expondremos nuestra visión del desarrollo de este sector en la próxima década.

De acuerdo con las estimaciones más conservadoras, se prevé que el comercio electrónico transfronterizo se incrementará hasta 1 trillón de dólares en 2030. Algunas predicciones más audaces auguran una penetración de consumo online en el 30% del total de las ventas del sector minorista y vaticinan que el sector podría alcanzar incluso los 2 trillones.

Las empresas vinculadas a la logística en las que el comercio online forma parte de su actividad deben tomar en consideración cinco tendencias que van a definir el futuro de este sector.

La primera es el astronómico crecimiento del segmento de ventas online transfronterizo. Una segunda tendencia asociada a la anterior es el aumento de las tarifas y el desarrollo de un complejo aparato regulatorio. La tercera tendencia apunta a la previsión de que las expectativas del consumidor serán cada vez más exigentes en lo que respecta a la rapidez y la fiabilidad de las entregas. A fin de dar respuesta a estas nuevas expectativas –y esta sería la cuarta tendencia–, las operaciones se descentralizarán para llegar más rápido al cliente, que también reclamará la trazabilidad en tiempo real de los envíos. Finalmente, se estima que el crecimiento vendrá marcado por la prevalencia de los canales especializados frente a los generalistas. Determinadas compañías –por ejemplo, Pepsico– buscan ya vías para llegar directamente al consumidor mediante páginas webs específicas de aperitivos o refrescos, reduciendo su dependencia de los canales tradicionales.

Teniendo en mente estos cinco factores, todavía es preciso plantear y dar respuesta a tres cuestiones fundamentales para que la paquetería transfronteriza y la logística puedan adaptarse a estas tendencias a fin de aprovechar la oportunidad histórica que tienen ante sí.

Una cuestión absolutamente fundamental es dónde jugar, es decir, determinar con precisión el ámbito geográfico en el que va a desplegarse la actividad. Para la logística, la escala es la clave del éxito, de modo que el acierto en especificar el ámbito geográfico en el que jugar puede mejorar su posicionamiento y contribuir a tomar la delantera en el mercado. La piedra angular de este proceso estriba en considerar la personalización del punto óptimo entre la fiabilidad, la velocidad y el coste. En este contexto, las empresas podrían limitar su oferta a aquellos productos en los que ya han adquirido una ventaja competitiva, estrategia que puede propiciar el logro de la excelencia en sus servicios a gran escala. Asimismo, podrían agregar a sus carteras servicios específicos en los países de destino –por ejemplo, departamentos de devolución, entrega de proximidad, etc.

La segunda clave es el modelo operativo, es decir, cómo jugar. A pesar de que no existe una fórmula mágica o un único esquema comercial que garantice el éxito, la experiencia nos dice que los ganadores recurren a un modelo que combina la expansión geográfica, las fusiones y adquisiciones y las asociaciones para escalar sus negocios.

Por último, una vez definidas las estrategias geográfica y operativa, es necesario identificar las capacidades necesarias en toda la cadena de entrega –es decir de extremo a extremo–, pues el desarrollo de estas capacidades será el elemento distintivo de los líderes del sector.

¿En qué se basaría esta mejora de las capacidades? En los países de origen de los envíos, las empresas necesitarán crear asociaciones y puntos de venta para captar clientes y articular dispositivos de cercanía orientados a comprender y satisfacer sus necesidades. Además, será crucial que encuentren socios logísticos fiables, integrados de manera transparente y que ofrezcan visibilidad en la primera, media y última milla.

A buen seguro, el previsible aumento de volumen de envíos provocará el aumento del número de paquetes retenidos en los puntos fronterizos de entrada. Para hacer los ritmos de entrega más fluidos, será necesario conocer en profundidad los requisitos aduaneros y crear alianzas con las autoridades aduaneras. Aquí es donde los proveedores postales tienen ventaja, ya que sus relaciones con las administraciones aduaneras son más estrechas.

Por lo que respecta a las operaciones de última milla, en la actualidad los clientes demandan una mayor flexibilidad en el modo en que reciben los paquetes. Las alianzas con los proveedores de entrega deben basarse en la comprensión de esta exigencia, dado que las condiciones de entrega pueden variar en el último momento, sin perder de vista los desafíos relativos a la sostenibilidad inherentes a la logística de última milla.

Por último, quisiéramos enfatizar la necesidad del desarrollo de capacidades tecnológicas –orgánico o mediante fusiones y adquisiciones– para poder hacer frente a los crecientes requerimientos de velocidad, trazabilidad y fiabilidad antes comentados. Nos parece también esencial la capacidad de integración de datos con socios de confianza a lo largo de toda la cadena logística para mejorar la eficacia y reducir los potenciales cuellos de botella.

El mercado de paquetería transfronteriza va a crecer de manera continuada en los próximos años, y es ahora, en una coyuntura en la que el mercado aún no está saturado, cuando los proveedores logísticos deben plantearse la pertinencia de llevar a cabo acciones decisivas para no perder esta oportunidad única. Aquellos que tomen decisiones estratégicas bien pensadas y las ejecuten impecablemente se colocarán a la cabeza de este pujante sector.

Javier Caballero es Socio de McKinsey&Company – Líder de la práctica de Viajes, Logística e Infraestructura de España y Portugal



Compartir por e-mail

Recibe nuestras Newsletters

¿Ya estás registrado? Gestionar sin cuenta Alimarket

Marca los sectores que te interesan y recibirás una newsletter diaria con los titulares de las principales noticias

<

Gestiona tus preferencias a nuestras Newsletters

Recibirás un mail de acceso para gestionar tus preferencias de newsletters