Este sitio hace uso de cookies propias y de terceros para analizar ciertos hábitos durante su navegación y ofrecerle publicidad adaptada a sus intereses. Al seguir navegando entendemos que acepta nuestra Política de Cookies.

Aceptar
Abrir menú

La FEN y la SEGG presentan el Libro Blanco de la Nutrición de las personas mayores

La FEN y la SEGG presentan el Libro Blanco de la Nutrición de las personas mayores

La Fundación Española de Nutrición (FEN) y la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología (SEGG) han presentado el Libro Blanco de la Nutrición de las Personas Mayores, elaborado por más de 130 expertos en el campo de la nutrición, la geriatría y la gerontología. Se trata de un análisis global y multidisciplinar que recoge, con la mayor evidencia científica disponible y de manera integrada, las debilidades y fortalezas de la nutrición de las personas mayores.

La publicación, que consta de 10 módulos cuenta con un total de 82 capítulos (en formato DAFO), y entre los autores y colaboradores se encuentran expertos en el campo de la nutrición o materias afines, muchos de ellos representantes del mundo científico, académico, comunitario y/o clínico; otros profesionales en su materia; y técnicos de las diferentes administraciones con responsabilidades en el campo de la nutrición, la geriatría y la gerontología.

El Libro Blanco de la Nutrición de las personas mayores aborda temáticas como alimentación y estilos de vida saludables; factores de riesgo y patologías asociadas a la alimentación; calidad nutricional de los alimentos en las personas mayores; y la dieta mediterránea como modelo alimentario a seguir, entre otras.

Este trabajo constituye un referente para los poderes públicos, las sociedades científicas, instituciones académicas e investigadoras y para todos los especialistas y profesionales sanitarios involucrados en la nutrición. Los autores del estudio consideran que mejorar la comprensión del envejecimiento podría ayudar al desarrollo de estrategias terapéuticas y preventivas para mejorar la longevidad y la calidad de vida. Así, tanto las instituciones sanitarias como las sociales deben dirigir sus actuaciones de promoción de la salud en trabajar las herramientas de formación y empoderamiento o adquisición de habilidades para enfrentar los cambios fisiológicos, sociales y funcionales intrínsecos al proceso de envejecimiento.

El mantenimiento y la mejora de la función física es otro de los factores fundamentales para fomentar la calidad de vida y la autonomía de las personas mayores. Si bien la práctica de ejercicio físico de forma regular tiene efectos positivos demostrados sobre la salud y la prevención de enfermedades a todas las edades, los programas de actividad física para personas mayores permitirían mantener y mejorar la condición cardiorrespiratoria, la muscular, la movilidad e, indirectamente, la composición corporal reduciendo, además, de manera muy importante, la medicación.



Compartir por e-mail

Recibe nuestras Newsletters

¿Ya estás registrado? Gestionar sin cuenta Alimarket

Marca los sectores que te interesan y recibirás una newsletter diaria con los titulares de las principales noticias

<

Gestiona tus preferencias a nuestras Newsletters

Recibirás un mail de acceso para gestionar tus preferencias de newsletters