Este sitio hace uso de cookies propias y de terceros para analizar ciertos hábitos durante su navegación y ofrecerle publicidad adaptada a sus intereses. Al seguir navegando entendemos que acepta nuestra Política de Cookies.

Aceptar
Abrir menú

Coca-Cola Iberian Partners encabeza la macrofusión de las embotelladoras de Coca-Cola en Europa

La familia Daurella será la principal accionista individual de la nueva compañía, con una participación del 18,7%.

Coca-Cola Iberian Partners encabeza la macrofusión de las embotelladoras de Coca-Cola en Europa
Muhtar Kent, CEO de The Coca-Cola Compnay; Sol Daurella presidenta de CCIP y John Brock, CEO de Coca-Cola Enterprises

Apenas dos años después de ver la luz, Coca-Cola Iberian Partners (CCIP) dará un importante paso en su consolidación como uno de los socios estratégicos de The Coca-Cola Company a nivel internacional, tras haber alcanzado un importante acuerdo con otras dos de las principales concesionarias de la multinacional norteamericana en Europa -Coca-Cola Enterprises y Coca-Cola Erfrischungsgetranke AG- para unir sus respectivos negocios en Coca-Cola European Partners (CCEP), que se convertirá, desde su nacimiento, en la mayor embotelladora independiente de Coca-Cola del mundo, y en la que Iberian Partners suscribirá un 34%. El resto de los títulos quedarán en manos de Coca-Cola Enterprises (responsable del negocio en países como Francia, Mónaco, Reino Unido, Bélgica, Holanda, Luxemburgo, Suecia y Noruega, y que controlará un 48% de la nueva sociedad) y The Coca-Cola Company, que gestionará el 18% al ser propietaria al 100% de la concesionaria alemana.

La nueva macroembotelladora europea, que se prevé que comience a cotizar en el segundo semestre de 2016 en las bolsas de Madrid, Ámsterdam y Nueva York, con una valoración inicial de 28.000 M€, según apuntan diversos medios, nacerá con una facturación neta anual proforma para 2015 de unos 12.600 M$, un Ebitda de 2.100 M$ y un resultado operativo de 1.600 M$. Por su parte, su deuda en su primer año podría suponer 3,5 veces su Ebitda, al tener que compensar en efectivo a cada uno de los accionistas de Coca-Cola Enterprises con el pago de 14,5$ por acción, lo que aumentará su deuda en 3.300 M$. En cualquier caso, la compañía estima que ésta se vea reducida a 2,5 veces su Ebitda ya en 2017.

En cuanto a su estructura, la nueva sociedad tendrá su sede social en Londres -aunque cada una de las tres integrantes de CCEP mantedrá su forma jurídica- y contará con 50 plantas embotelladoras, con un volumen de producción de 2.500 M cajas anuales, y más de 27.000 empleados en trece países de la Europa Occidental, entre los que figuran Alemania, Francia, Gran Bretaña y, por supuesto, España, principal mercado de CCEP y de donde, tomando como referencia los datos de ventas por países de 2014, procederían el 21% de sus ingresos anuales.

Sol Daurella, presidenta de CCEP

El peso de España en esta nueva sociedad no sólo vendrá de los ingresos que se prevé que aporte a su facturación, sino que será visible también en la cúpula de la nueva sociedad, que estará presidida por Sol Daurella, máxima dirigente al mismo tiempo de Coca-Cola Iberian Partners y representante de Cobega, que, por otro lado, pasará a ser el máximo accionista a título individual de la nueva sociedad, con el 18,7% de los títulos. Así mismo, la embotelladora única española contará con otros cuatro miembros dentro del consejo de administración de CCEP, además de situar al actual director general de Iberian Partners, Victor Rufart, como nuevo director de la oficina de integración de la multinacional europea.

Ahorro de costes

De igual forma que el resto de operaciones de concentración que se han venido registrando entre las embotelladoras de Coca-Cola en los últimos años, el nacimiento de CCEP responde al deseo de la multinacional de crear fuertes grupos multinacionales que les permita competir en mejores condiciones. Así, en palabras de Muhtar Kent, presidente y Consejero Delegado de The Coca Cola Company, “con el sólido liderazgo resultante de la unión de las tres organizaciones, Coca-Cola European Partners estará óptimamente posicionada para proporcionar unamejor y más efectiva atención a nuestros clientes a lo largo de Europa Occidental, así como para asegurar un crecimiento rentable en todas las categorías de bebidas”.

Precisamente, para apoyar este plan de crecimiento, la multinacional norteamericana suscribirá con CCEP un nuevo contrato de embotellado por 10 años, renovable por otros 10 posteriormente.

Pero más allá de consolidar el crecimiento de la marca en el mundo, la unión permitirá así mismo aprovechar las importantes sinergias existentes entre las tres embotelladoras, con el consiguiente ahorro de costes derivados de la cadena de suministros y de eficiencias operativas, principalmente, que la propia firma ha valorado entre 350 y 375 M$ en los tres primeros años de la operación, lo que se traducirá a largo plazo en mayores fondos para invertir en ventas y marketing, lo que, según indica la firma “generará un incremento de sus beneficios consistentes en el tiempo”.



Compartir por e-mail

Recibe nuestras Newsletters

¿Ya estás registrado? Gestionar sin cuenta Alimarket

Marca los sectores que te interesan y recibirás una newsletter diaria con los titulares de las principales noticias

<

Gestiona tus preferencias a nuestras Newsletters

Recibirás un mail de acceso para gestionar tus preferencias de newsletters