Este sitio hace uso de cookies propias y de terceros para analizar ciertos hábitos durante su navegación y ofrecerle publicidad adaptada a sus intereses. Al seguir navegando entendemos que acepta nuestra Política de Cookies.

Aceptar
Abrir menú

El futuro incierto de Freixenet

El futuro incierto de Freixenet

Freixenet, que según datos de Alimarket sería el grupo vitivinícola líder en nuestro país, está viviendo unos difíciles momentos. Las especulaciones sobre las desavenencias entre las tres ramas familiares que controlan la compañía: los Ferrer Noguer, los Hevia Ferrer y los Bonet Ferrer, arrecian y van tomando forma.

Según las últimas informaciones publicadas por diferentes medios, la familia del actual presidente de Freixenet, José Luis Bonet, ha decidido poner a la venta, igual que ya anunciaran los Hevia Ferrer -encabezados por el vicepresidente y director financiero, Enrique Hevia- su participación en la compañía, por los desacuerdos en cuanto a la gestión de la misma y la pérdida de rentabilidad, muy acusada desde el inicio de la crisis. En concreto, cada una de estas dos ramas familiares suma un 29% del capital, con lo que la puesta en venta de este paquete accionarial (del 58%) daría una posición mayoritaria al nuevo socio.

Hasta la fecha, los máximos accionistas son la familia Ferrer Noguer -cuyo principal directivo es el vicepresidente y consejero delegado Pedro Ferrer-, con un 42% de las participaciones. Una situación que cambiaría radicalmente en el caso de que se concretara la venta del porcentaje mayoritario representado por las otras dos ramas. Aunque los Ferrer Noguer tienen un derecho de tanteo , por lo que podrían intentar igualar la oferta de un posible socio externo, tendrían ante sí el importante reto de encontrar la financiación necesaria para acometer la operación.

Freixenet está valorado en torno a los 550-600 M€. En su último ejercicio, cerrado en abril de 2015, ha obtenido una facturación de 503,19 M€ -frente a los 523,37 M del precedente- y un beneficio neto atribuido consolidado de 2,2 M€ -frente a unos 7,7 M un año antes- .

Oficialmente, no hay venta

Si bien desde Freixenet se insiste en que no se ha puesto en venta de forma oficial ningún paquete accionarial y que no se han presentado ofertas concretas por la compañía, diversos medios señalan ya a la multinacional alemana Henkell como una de las primeras interesadas en entrar en el líder español de cava. Por un lado, Freixenet tiene una fuerte presencia en Alemania, su principal mercado internacional; y por otro Henkell está presente en el sector vinícola en nuestro país a través de la barcelonesa Cavas J. Hill, si bien se trata de una compañía de un perfil diferente, con una facturación de 3,85 M€ en 2014 y un volumen comercializado de 2 M de botellas de cava y 100.000 botellas de vino con DO Penedés.

De momento, todas las posibles situaciones, incluida la posibilidad de que un fondo de capital riesgo oferte por la catalana, están en el aire. Y mientras, los casi 2.000 empleados del gigante del cava se preocupan por su futuro.



Compartir por e-mail

Recibe nuestras Newsletters

¿Ya estás registrado? Gestionar sin cuenta Alimarket

Marca los sectores que te interesan y recibirás una newsletter diaria con los titulares de las principales noticias

<

Gestiona tus preferencias a nuestras Newsletters

Recibirás un mail de acceso para gestionar tus preferencias de newsletters