Este sitio hace uso de cookies propias y de terceros para analizar ciertos hábitos durante su navegación y ofrecerle publicidad adaptada a sus intereses. Al seguir navegando entendemos que acepta nuestra Política de Cookies.

Aceptar
Abrir menú

El reto de la omnicanalidad llega al frío comercial

El reto de la omnicanalidad llega al frío comercial

La conjunción de los canales de venta de los retailers es uno de los objetivos futuros en el sector de distribución alimentaria. Con un peso casi insignificante en sus cuentas de resultados, la venta online podría iniciar su despegue en los próximos años, dado los constantes cambios en los patrones de consumo de los consumidores y el creciente acceso y uso de la tecnología en el día a día. Actualmente, los ingresos por la venta online para los retailers de alimentación son aún bajos; en concreto, según el último informe elaborado por Alimarket, en 2017 suponían entre un 1,2% y un 1,5% de la facturación total del mercado de gran consumo. Pese a esta cifra, los distribuidores continúan trabajando para fomentar la venta en internet y salvar los escollos que aún no la hacen rentable. El recorrido, por lo tanto, es muy amplio. De hecho, respecto a 2016, la cifra de venta online duplicó su cuota, según datos del Magrama. En ese paso hacia la omnicanalidad, los fabricantes de equipos de frío comercial están también desarrollando nuevas soluciones que den respuesta a las necesidades de cliente y consumidor final, tales como las consignas destinadas a la recogida en un punto físico de productos refrigerados y/o congelados adquiridos en la red. Dentro de los operadores de frío comercial, por el momento solo dos compañías han optado por desarrollar estos sistemas, que consisten en taquillas a las que el vendedor envía la compra para que el consumidor pueda recogerla en el momento y lugar que considere oportuno.

Las primeras en instalarse en nuestro país son las desarrolladas por Frigikern, una compañía creada por la compañía española Frigicoll y Pudo Internacional (integrada en la multinacional suiza Kern AG), que se estrenaron el pasado mes de julio en las estaciones madrileñas de metro de Nuevos Ministerios y Cuatro Caminos. Aunque inicialmente darán servicio a los usuarios de Kuvut, una app gratuita que permite probar nuevos productos y dar la opinión a los fabricantes respecto a estos lanzamientos, podrían emplearse para la recogida de compras en un supermercado online, ya que ofrecen los tres rangos de temperatura: ambiente, frío y congelado. De hecho, según señalan desde la propia empresa, se mantienen “contactos con la mayoría de las cadenas de alimentación de España, en algunos casos con negociaciones bastante avanzadas”. En este sentido, la empresa prevé que a partir de enero se realicen varias instalaciones para distintos clientes cuyo nombre aún no puede revelarse. Una vez se empleen en el sector de distribución alimentaria, el usuario recibirá un código de desbloqueo que permita abrir los compartimentos que albergan la compra de forma progresiva en función de los diferentes rangos de temperatura. Además, en su diseño y construcción se han tenido en cuenta factores como el uso de gases refrigerantes menos contaminantes (R290, 600A y R448), que su consumo eléctrico esté optimizado y un diseño exterior adaptable. Actualmente, la compañía cuenta con las líneas ‘Frigilokern Mural’, con puertas en un solo lado para su instalación en pared, y ‘Frigilokern Isla’, con puertas a ambos lados. A partir de enero, incorporará a su catálogo la gama ‘Frigilokern City’, una versión avanzada de las dos anteriores que ofrecerá, además, la posibilidad de combinarse con las taquillas que Pudo ya tiene instaladas en distintos puntos del país.

Otro de los fabricantes que ha desarrollado esta solución es el grupo Epta, bajo la denominación ‘EptaBricks’, tanto para ubicación exterior como interior, en las tres temperaturas. Estas consignas están completamente automatizadas y cuentan con la interfaz API que se integra con la plataforma de venta online de cada cliente. El sistema modular de estas taquillas permite que se adapte el diseño a las necesidades del distribuidor, que decide la cantidad de espacios que necesita de cada temperatura. Por el momento, la propuesta de Epta no se ha instalado en nuestro país, si bien cuenta ya con 13 instalaciones en Francia, “mercado más receptivo”, según la propia empresa, y tiene en proyecto otras 18, además de algunos puntos en Italia para la cadena local Coop. Entre los clientes que ya disponen de esta solución se encuentran los grupos E. Leclerc, Casino, Systeme U, Carrefour e Intermarché.

El resto de fabricantes, por el momento, se mantiene a la expectativa. Según ha podido conocer Alimarket Gran Consumo, no se trata de un producto a presentar a corto plazo. Asimismo, mientras algunos operadores aseguran tenerlo “en estudio”, otros consideran que la propuesta “necesita una vuelta”. Sea como fuere, es posible que haya que esperar al futuro desarrollo de la venta online de alimentación para ver en nuestras calles las consignas para la recogida de las compras.

Las taquillas refrigeradas son un paso más de las que ya ofrece Amazon para la entrega de sus artículos. Las denominadas ‘Amazon Lockers’ han comenzado a extenderse al ámbito de la distribución alimentaria, aunque, por el momento, solo están disponibles para las compras realizadas en el gigante americano. Así, hace un año el grupo DIA las instalaba en algunos de sus establecimientos de la red ‘La Plaza de Dia’ y el pasado mes de septiembre, el grupo galo E. Leclerc comenzaba su emplazamiento en sus centros españoles.



Compartir por e-mail

Suscríbete a nuestras Newsletters

¿Ya estás registrado? Gestionar sin cuenta Alimarket

Marca los sectores que te interesan y recibirás una newsletter diaria con los titulares de las principales noticias

<

Gestiona tus preferencias a nuestras Newsletters

Recibirás un mail de acceso para gestionar tus preferencias de newsletters