Este sitio hace uso de cookies propias y de terceros para analizar ciertos hábitos durante su navegación y ofrecerle publicidad adaptada a sus intereses. Al seguir navegando entendemos que acepta nuestra Política de Cookies.

Aceptar
Abrir menú

La IEC limita la carga de refrigerantes inflamables

La IEC limita la carga de refrigerantes inflamables

Tras varios años solicitando un límite de carga mayor para gases refrigerantes inflamables, la Comisión Electrotécnica Internacional (IEC) ha fijado la carga máxima para este tipo de refrigerantes en 150 gramos, frente a los 500 gramos que solicitaba la Asociación de Empresas del Frío y sus Tecnologías (Aefyt). Según la entidad, el Consejo de Refrigeración Sostenible de América del Norte (NASRC), la Organización Europea de Ciudadanos por el Medioambiente (ECOS) y otras ONGs, entre ellas la Agencia de Investigación Medioambiental (EIA), mantenían posturas similares y coinciden en señalar que el mantenimiento del límite de carga en 150 gramos puede suponer una barrera al desarrollo de alternativas amigables para el medioambiente en el ámbito de los gases refrigerantes.

El uso de refrigerantes inflamables se ha planteado en diferentes ocasiones dentro del sector de frío comercial como alternativa a la actual escasez de gases que ha provocado un incremento en los precios de los mismos, tal y como recogió Alimarket en el último informe sectorial. El aumento del límite de carga a 500 gramos se habría aplicado a hidrocarburos como el propano y el isobutano, entre otros, que en los últimos años están siendo objeto de investigación y desarrollo dentro de la refrigeración comercial de bajas emisiones y alta eficiencia energética. Según la Aefyt, “una decisión positiva probablemente habría ampliado el uso de hidrocarburos como refrigerantes naturales en todo el mundo al permitir que un solo circuito se emplee en sistemas de refrigeración más grandes, en lugar de necesitar varios circuitos con cargas de 150 gramos”. Además, indica que también habría sido positivo el incremento de la carga en los refrigerantes A2L, ligeramente inflamables, de 150 gramos a 1,2 kilos. A este respecto, comités como Estados Unidos o Japón transmitieron su preocupación en cuestiones de seguridad, si bien Aefyt recuerda que “las evaluaciones de riesgos indican que los requisitos para una carga más alta hacen a estos sistemas seguros, al igual que los de 150 gramos”.

La decisión contrasta con el avance registrado en julio de 2018, fecha en la que los Comités Nacionales votaron en un 75 % de forma positiva al aumento de la carga -de forma que se superó el mínimo de dos tercios requerido-. En opinión de la asociación española, el aumento del límite de carga habría sido una forma de impulsar el mercado de los refrigerantes naturales como los hidrocarburos. Su presidnete, Roberto Solsona, señala que “lamentamos esta decisión de la Comisión Electrotécnica Internacional, que consideramos un freno al desarrollo de los sistemas de refrigeración comercial más eficientes y beneficiosos para el medioambiente, además de más seguros. Desde Aefyt continuamos trabajando para que la ampliación de la carga pueda ser una realidad, a nivel internacional, en el más corto plazo posible”.



Compartir por e-mail

Suscríbete a nuestras Newsletters

¿Ya estás registrado? Gestionar sin cuenta Alimarket

Marca los sectores que te interesan y recibirás una newsletter diaria con los titulares de las principales noticias

<

Gestiona tus preferencias a nuestras Newsletters

Recibirás un mail de acceso para gestionar tus preferencias de newsletters