Este sitio hace uso de cookies propias y de terceros para analizar ciertos hábitos durante su navegación y ofrecerle publicidad adaptada a sus intereses. Al seguir navegando entendemos que acepta nuestra Política de Cookies.

Aceptar
Abrir menú

La patronal cárnica responsabiliza a la empresa Magrudis del brote de listeriosis

El sector pone en valor sus elevados estándares de seguridad y apunta a un caso aislado, que ya ha repercutido en una reducción del 60% en la venta de carne mechada

La patronal cárnica responsabiliza a la empresa Magrudis del brote de listeriosis

El sector industrial cárnico, a través de su principal patronal, Anice, ha querido salir al paso de la crisis provocada por el brote de listeriosis en carne mechada acaecido en agosto en Andalucía, focalizado fundamentalmente en una empresa, la sevillana Magrudis, aunque la pasada semana se detectó en una segunda, Sabores de Paterna. Y ayer también se dio la alerta por una tercera, tras el positivo en listeria detectado en el chicharrón fabricado por la malagueña Incarybe, con la marca 'Montanera del Sur'. Miguel Huerta, secretario de Anice, ha responsabilizado fundamentalmente a la empresa Magrudis de la situación, por no realizar correctamente el autocontrol de sus procesos productivos al que está obligada para garantizar la seguridad alimentaria. "Valoraremos el perjuicio causado", señaló Huerta en rueda de prensa, "y no descartamos tomar medidas legales. Es una empresa que va a tener difícil su futuro", apostilló. Aunque también identificó que la gestión de la crisis no fue la correcta en la administración pública, encargada de los análisis sanitarios y la verificación, por la descoordinación informativa e interrelacional entre la Junta de Andalucía y el Ayuntamiento de Sevilla, que desarrolla esta competencia.

Huerta reveló que, a raíz de la crisis sanitaria, no se ha registrado una bajada en la venta general de productos cárnicos, pero sí en concreto la de la carne mechada, que ha caído un 60%.

El secretario puso en valor el sistema de seguridad alimentaria dentro del sector cárnico español, considerado uno de los más rigurosos y garantistas de la Unión Europea. Esto viene avalado por las continuas revisiones que realizan inspectores internacionales, toda vez que España es el tercer exportador mundial de productos cárnicos. Y también reconoció que, para que no vuelva a suceder una crisis similar, habría que modificar los procedimientos y requisitos necesarios de control. "Estamos dispuestos a colaborar en ello", indicó.

"Se ha demostrado que el modelo no es perfecto", mencionó por su parte Leonor Saiz, presidenta del grupo de comunicación de Anice. "El suceso ha sido lamentable y mostramos nuestra consternación. Como patronal, rechazamos a los que no cumplen la normativa sanitaria. Los operadores son los responsables de garantizar la seguridad y en este caso han fallado los autocontroles de esta empresa, en un nivel inasumible para el sector", recalcó. Saiz indicó que, a causa de este brote puntual, se requiere realizar autocrítica, mejorar y revisar los procedimientos, aplicar nuevos enfoques y desarrollar el marco legislativo, pero quiso resaltar que no hay un problema de seguridad en la industria cárnica.

Un quebradero de cabeza para la industria

El experto David Rodríguez Lázaro, profesor y director del Área de Microbiología de la Universidad de Burgos, habló de una concatenación de hechos desafortunados para que se diera este brote de listeriosis, que resulta ser el segundo de mayor repercusión a nivel mundial, con alrededor de 300 afectados. "Falló el proceso de autocontrol de la empresa y el sistema de verificación público", mencionó. En cuanto al origen de la bacteria, al no sobrevivir a las altas temperaturas del horneado, entiende que tuvo que aparecer por un error en el tratamiento térmico en el horno, o en la manipulación o envasado posterior de la carne mechada.

Rodriguez Lázaro reconoció que la listeria "es uno de los quebraderos de cabeza" y un problema general para la industria alimentaria, al tratarse de una bacteria ubicua y muy resistente, "que una vez entra en una planta es muy difícil de eliminar". También afirmó que no existe un "riesgo cero", aunque la probabilidad de contaminación es ínfima.

De hecho, Miguel Huerta reconoció que "para el sector siempre fue un microorganismo especial, que requiere un expertise y una tecnología propia" para luchar contra él, que incluso obligó a preparar un plan específico de control sobre la listeria en 2012. "Hemos hecho todo lo posible para minimizar el riesgo", apuntilló. David Rodríguez reveló que anualmente se contabilizan en España hasta 300 casos de enfermos por este tipo de intoxicación alimentaria.

Sobre las sospechas de riesgo de listeriosis en jamones de baja calidad, Huerta fue rotundo y lo descartó, pues el propio proceso de curación y salado convierte al jamón en el elaborado cárnico que menor posibilidad tiene de desarrollar la bacteria. Esto, además, lo desvinculó de la existencia de un posible fraude por venta de jamón por debajo de coste o descongelado. "No tiene nada que ver, y lo que es un fraude no lo podemos tolerar ni compartir", explicó.

A preguntas de Alimarket, Huerta también desestimó cualquier relación entre la reducida dimensión de las empresas afectadas con el hecho de que no cubran los controles necesarios, ya que este celo en la seguridad depende de sus responsables. Magrudis es una sociedad limitada con 2 empleados y ventas de 0,6 M€ en 2017; Incarybe SL facturó 1 M ese año, con 7 empleados; y Sabores de Paterna está registrada como una Sociedad Cooperativa Andaluza (SCA), y se identifica con una fabricación artesanal.

Desde el punto de vista de los consumidores, Fernando Móner, presidente de la Confederación de Consumidores y Usuarios (Cecu), se exigió una investigación en profundidad y conocer las causas de la crisis alimentaria para, a partir de ahí, lograr las soluciones definitivas. "Es imposible el riesgo cero -comentó-, pero hay que tender a él, y para eso se necesita el trabajo de mejora conjunto y coordinado de todos los estamentos". Móner quiso también mostrar la confianza de los consumidores en la globalidad del sector cárnico español y sus productos, reconociendo la fuerte inversión que en los últimos diez años está realizando especialmente en seguridad alimentaria.



Compartir por e-mail

Recibe nuestras Newsletters

¿Ya estás registrado? Gestionar sin cuenta Alimarket

Marca los sectores que te interesan y recibirás una newsletter diaria con los titulares de las principales noticias

<

Gestiona tus preferencias a nuestras Newsletters

Recibirás un mail de acceso para gestionar tus preferencias de newsletters