Este sitio hace uso de cookies propias y de terceros para analizar ciertos hábitos durante su navegación y ofrecerle publicidad adaptada a sus intereses. Al seguir navegando entendemos que acepta nuestra Política de Cookies.

Aceptar
Abrir menú

Los supermercados deben adaptarse para seguir en pie tras la crisis

Los supermercados deben adaptarse para seguir en pie tras la crisis

A pesar de que el sector de la alimentación ha sido uno de los menos damnificados por la actual crisis sanitaria, el rápido e imprevisto crecimiento de la demanda y las medidas de prevención que deben tomarse, pueden generar un gran impacto en su rentabilidad y productividad.

La reducción del aforo y del horario de apertura, el aumento de presupuesto para la limpieza, desinfección y material de prevención, así como la incertidumbre sobre la demanda, pueden perjudicar la tendencia positiva del sector. Solo tomando las medidas organizativas apropiadas pueden luchar para mantenerse en pie durante la crisis. Su transformación debe realizarse en dos ámbitos, analizando la cadena de suministro y analizando la gestión interna del supermercado.

Comenzando por la parte de la cadena de suministro, esta situación requiere la máxima agilidad y capacidad de adaptación. Para ello, los pedidos directos pueden ser una de las alternativas. El método milkrun consiste en eliminar el centro logístico de la cadena y transportar los productos directamente desde la fábrica a los supermercados. Pero cuidado, solo debe aplicarse a los productos más demandados con el objetivo de reducir los plazos de reposición, asegurando por lo tanto que siempre estén disponibles y no perder cuota de negocio. Si se generaliza a toda la oferta, los costes aumentarán considerablemente

Dentro del ámbito del supermercado, debemos cuestionarnos la agilidad de la reposición, eliminando la sectorialización de la plantilla, de modo que todos los empleados se organicen para apoyarse en cualquier área en los momentos en los que la carga de trabajo sea mayor. Esto implica que los reponedores colaboren con los cajeros en las horas punta y los encargados de pasillos con poca afluencia colaboren con aquellos encargados de pasillos y secciones calientes donde se concentran los productos más vendidos.

Los supermercados que van a crecer a medio plazo van a ser aquellos que consigan transmitir a sus clientes la sensación de seguridad al estar en sus instalaciones. Para ello es crítico la gestión de estos puntos calientes, que no deben encontrarse en pasillos contiguos. Con el fin de evitar aglomeraciones y reducir el riesgo de contagio, lo mejor es distanciarlos, reorganizando el layout del supermercado y redistribuyendo los productos.

En esta misma línea, con el fin de garantizar la seguridad y tranquilidad, tanto de los consumidores como del personal, la gestión visual debe ser nuestra gran aliada. Debemos dirigir a los clientes en una sola dirección, señalizando los pasillos para que solo permitan circular en un sentido y sea más sencillo mantener la distancia de seguridad.

Otro punto a destacar es que las medidas de prevención alargan considerablemente la espera a las puertas de los supermercados, lo que supone una pérdida de negocio, ya que muchos clientes no están dispuestos a hacer esas largas colas que se forman. Es imprescindible agilizar el proceso de caja, mejorar la compra online y fomentar otras opciones de compra a distancia.

La compra a distancia es cada vez más habitual, de hecho, la compra online ha aumentado un 55%. Sin embargo, es necesario diversificar las opciones de compra, de modo que reduzcan la afluencia en las tiendas físicas y estén al alcance de todos, personas mayores y sin acceso a internet incluidas. Hay muchas alternativas posibles, y el conseguir crear procesos sólidos, sencillos y estandarizados es la clave del éxito.

Está comprobado que con estas medidas es posible aumentar en un 20% la productividad en pequeñas y medianas superficies y hasta un 35% en las grandes superficies. Solo así, replanteando la organización, la distribución de las instalaciones e impulsando otros métodos de venta, el sector retail logrará adaptarse a esta nueva realidad y salir de la situación actual, no sólo lo menos perjudicado posible, si no posiblemente reforzado.



Compartir por e-mail

Recibe nuestras Newsletters

¿Ya estás registrado? Gestionar sin cuenta Alimarket

Marca los sectores que te interesan y recibirás una newsletter diaria con los titulares de las principales noticias

<

Gestiona tus preferencias a nuestras Newsletters

Recibirás un mail de acceso para gestionar tus preferencias de newsletters