Este sitio hace uso de cookies propias y de terceros para analizar ciertos hábitos durante su navegación y ofrecerle publicidad adaptada a sus intereses. Al seguir navegando entendemos que acepta nuestra Política de Cookies.

Aceptar
Abrir menú

El vino, la bebida que menos creció en 2020 en alimentación, pese a hacerlo un 25%

El vino, la bebida que menos creció en 2020 en alimentación, pese a hacerlo un 25%

Las compras de vino en el canal de alimentación aumentaron un destacado 25% durante los 11 primeros meses de 2020, hasta situarse en los 383,4 Ml y en los 1.075 M€, con un precio medio que se mantuvo estable (de 2,81 a 2,80 €/litro), según los datos del panel de alimentación publicados recientemente por el Ministerio de Agricultura (MAPA) y analizados por el Observatorio Español del Mercado del Vino (OeMv). El confinamiento como consecuencia del estado de alarma decretado en España por la pandemia de coronavirus contribuyó en gran medida a registrar este gran crecimiento en el canal de alimentación, si bien éste no pudo compensar la fuerte pérdida en horeca y a través de otros medios, como las actividades enoturísticas. Así, el consumo global de vino en España registró un fuerte descenso hasta los 9,2 M hl en el interanual a noviembre de 2020 (en 2019 la cifra llegaba a superar los 11 M hl), según datos de INFOVI publicados por la OIVE.

Volviendo al canal de alimentación, mientras 2020 empezaba con caídas de las compras de vino, con la llegada de la pandemia, y ya en abril y mayo, se registraron incrementos del 61,2% y del 46,4%, respectivamente, seguido de crecimientos en junio, julio (en torno al 30%) y agosto (cerca del 15%) y, de nuevo, un repunte en otoño a causa de las nuevas restricciones en la hostelería durante la segunda ola (+21,4% en septiembre, +30,3% en octubre y hasta +44,5% en noviembre).

En este periodo de 11 meses todos los tipos de vino crecieron a muy buen ritmo en valor y volumen, salvo los de aguja, cuyas compras se desplomaron en el canal de alimentación. El vino tranquilo con DO fue la categoría que más creció tanto en volumen (+32,7%) como en valor (+31,3%), hasta alcanzar los 157,6 Ml y los 650 M€, a un precio medio que bajó apenas un 1% hasta los 4,12 €/litro. De esta forma, lideró las ventas en valor (más del 60% del gasto) y se situó cerca de superar a los vinos tranquilos sin DOP ni IGP en volumen (41%, frente al 43,8% de estos últimos, que avanzaron un 24,7%). Esta última categoría registró el precio más económico (1,31 €/litro) tras bajar mucho más que ninguna otra (-6%), mientras, los vinos con IGP o de la Tierra crecieron más en términos de valor (+23,6%) que de volumen (+15%), al subir su precio medio un 7,5%. Por último, cava y otros espumosos con DO lo hicieron cerca del 20%, hasta rozar los 19 Ml y los 92 M€.

A pesar de todas estas buenas cifras obtenidas por el sector del vino, se trató de la bebida que menos creció si lo comparamos con cervezas (incluyendo sin alcohol), que lo hicieron un 29% en volumen (985,4 Ml) y un 34,7% en valor (1.355,6 M€), a un precio medio un 4,3% superior; de las bebidas espirituosas, que experimentaron un +37%, aproximadamente (37 Ml y los 397,3 M€); y la sidra, que fue la que mejor comportamiento presentó, con un aumento del 44,2% en litros (14,4 M) y el 57% en facturación (39,6 M), con un precio casi un 9% más elevado.



Compartir por e-mail

Recibe nuestras Newsletters

¿Ya estás registrado? Gestionar sin cuenta Alimarket

Marca los sectores que te interesan y recibirás una newsletter diaria con los titulares de las principales noticias

<

Gestiona tus preferencias a nuestras Newsletters

Recibirás un mail de acceso para gestionar tus preferencias de newsletters