Este sitio hace uso de cookies propias y de terceros para analizar ciertos hábitos durante su navegación y ofrecerle publicidad adaptada a sus intereses. Al seguir navegando entendemos que acepta nuestra Política de Cookies.

Aceptar
Abrir menú

El sector cervecero recortó producción un 12% en 2020 e impulsó un 19% sus exportaciones

Por primera vez en la historia, desciende el consumo de cerveza

El sector cervecero recortó producción un 12% en 2020 e impulsó un 19% sus exportaciones

En línea con lo acaecido en el conjunto del sector de bebidas, el ejercicio 2020 fue para el mercado de cervezas “un año devastador”, en palabras de Jacobo Olalla Marañón, Director General de Cerveceros de España, en la presentación del Informe Socioeconómico del Sector Cervecero 2020, que ha contado además con la presencia del Ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas Puchades; y el secretario general de Hostelería de España, Emilio Gallego Zuazo.

Zona noreste y archipiélagos, los más afectados

Las diferentes medidas y restricciones adoptadas para hacer frente a la pandemia de COVID-19 habrían generado un “descenso inédito en el consumo de cerveza en nuestro país hasta el punto de alterar la serie histórica, de modo que por primera vez desde que hay registro, el consumo global se recortó hasta un 12% con respecto al ejercicio precedente, hasta situarse en 36 M hl en 2020. Otro factor importante a tener en cuenta a la hora de analizar los datos es el descenso del 77% en el número de turistas que visitaron nuestro país en 2020, tras años de récord de entradas (83,7 M). De hecho, si bien la comercialización de cerveza en 2020 cayó en todas las zonas geográficas, fue especialmente acusada en aquellas con más dependencia del turismo extranjero, como la zona noreste y los archipiélagos balear y canario. La zona sur sigue siendo, en cualquier caso, la que registra un mayor volumen de venta de cerveza a nivel nacional, con 8,1 M hl en 2020, que representan el 24,5% del volumen total comercializado en España.

El consumo en casa superó al extradoméstico

En paralelo, las peculiares circunstancias vividas en el periodo modificaron el mix de canales el el consumo y así, si hasta 2019 el 68% de cerveza se consumía fuera del hogar, en 2020 el balance se alteró significativamente, pasando a superar el consumo en el hogar (56%) extra-doméstico (44%), aspecto que queda de manifiesto en el descenso interanual de la facturación de la restauración española, que se recortó un 53,3%, por el fuerte peso de esta bebida en los ingresos de muchos establecimientos, especialmente para los de menor tamaño.

El informe desvela que el trasvase entre lugares de consumo no compensó la caída global, perdiéndose cerca del 30% de las ocasiones de consumo en el cómputo anual. Los recortes alcanzaron también a la cerveza sin alcohol, cuyas ventas descendieron más que la media de la categoría (un 16,6%), quedándose en 2,4 M hl comercializados y diferentes comportamientos según el canal de consumo. Mientras el porcentaje de quienes eligieron esta opción dentro del hogar se incrementó un punto hasta situarse en el 47,5%, descendió 12 puntos en hostelería hasta quedar en el 32,4% de penetración. “Ello se explica por el cambio de comportamiento e incremento de consumo ‘de indulgencia’ general en el 2020: ante las menores ocasiones de visitar un establecimiento de hostelería, se primó el consumo de cerveza tradicional versus sin alcohol”, señalan desde Cerveceros de España.

Con respecto a los niveles de producción, las cerveceras españolas comercializaron 33,3 M hl en 2020, un 12% menos que un año antes (37,8 M), rompiendo la tendencia ascendente que venía registrando el sector. Los operadores dejaron de comercializar un 36% al canal hostelería, pasando a estar por detrás de la alimentación por primera vez en la serie histórica de Cerveceros de España: solo un 38,6% de la cerveza se vendió al canal hostelero frente al 61,4% a alimentación. A pesar de todo, el incremento del 15% de las ventas en alimentación (20,4 M) no compensó los descensos en horeca.

Un 45% de la cerveza se comercializó en lata

Precisamente este recorte en las ventas de cerveza en hostelería tuvo un impacto en el tipo de envase en el que se comercializa la cerveza, toda vez se trata de un canal con uso frecuente de formatos reutilizables de cervezas y barriles. En 2020, estos supusieron un 30% frente al 44,4% del año anterior; mientras que por tipo de material, el 45% de la cerveza se comercializó en lata (formato comercializado fundamentalmente en alimentación), seguido de la botella, donde se envasó el 38% y del barril (17%).

Las ventas al exterior crecen un 300% en diez años

El dato positivo del ejercicio lo arrojan las ventas al exterior, que se elevaron un 19% en el periodo hasta los 3,7 M hl. “Factores como la popularidad y la calidad, convierten a las cervezas españolas en un producto muy deseado fuera de España” explican desde la asociación, que ponen de manifiesto el crecimiento de las exportaciones en más de un 300% en los últimos diez años. Los principales destinos en 2020 fueron Portugal, que incrementó sus compras de cerveza española en un 42,5%; Reino Unido, país que se erigió en segundo mercado tras superar a China; y Guinea Ecuatorial, que se mantuvo en el cuarto puesto. Por otro lado, las importaciones se situaron en 5,3 M hl (+9,5%), protagonizando su mayor incremento desde 2015 con Bélgica, Portugal y Francia como principales países de origen.



Compartir por e-mail

Recibe nuestras Newsletters

¿Ya estás registrado? Gestionar sin cuenta Alimarket

Marca los sectores que te interesan y recibirás una newsletter diaria con los titulares de las principales noticias

<

Gestiona tus preferencias a nuestras Newsletters

Recibirás un mail de acceso para gestionar tus preferencias de newsletters