Este sitio hace uso de cookies propias y de terceros para analizar ciertos hábitos durante su navegación y ofrecerle publicidad adaptada a sus intereses. Al seguir navegando entendemos que acepta nuestra Política de Cookies.

Aceptar
Abrir menú

Siro recurre a la Sepi para obtener financiación

Siro recurre a la Sepi para obtener financiación

Cerealto Siro Foods se ha puesto en manos de la Sepi (Sociedad Española de Participaciones Industriales) para lograr la liquidez necesaria que le permita seguir operando en la forma actual. En concreto, ha solicitado al organismo dependiente del Ministerio de Hacienda una ayuda de 100 M€ que podría quedarse finalmente en 90 M, según algunos medios económicos.

Además, según estos medios, esta ayuda se daría a través de préstamos participativos convertibles en capital, si finalmente la galletera no pudiera cumplir con sus compromisos de pago. En cualquier caso, la operación se encuentra en fase de estudio, puesto que la Sepi acaba de contratar a los asesores que se ocuparán de analizar su viabilidad.

La firma habría recurrido al Fondo de Solvencia de la Sepi ante la imposibilidad para encontrar un socio minoritario (bien inversores privados o fondos de inversión) que le diera estabilidad financiera para desarrollar su plan de negocio, proceso en que lleva inmersa desde 2018. Precisamente, con este fin, hace unos meses, firmó también un acuerdo de refinanciación de la deuda que mantenía con ocho entidades bancarias, con las que ha suscrito un préstamo sindicado por valor de 311 M€, a pagar en diversos tramos hasta 2025.

Los últimos años han sido complicados para la compañía galletera que ha visto reducir su dimensión de forma considerable tras la desinversión en varios de sus negocios (pan de molde y bollería, principalmente), un proceso que se ha extendido a lo largo de casi dos años. Igualmente, tal y como reconocía en su memoria de gestión del ejercicio 2020, la falta de rentabilidad de sus últimas inversiones realizadas (como es el caso de sus fábricas de México, Portugal y Reino Unido) se había trasladado también a sus cuentas, así como los efectos colaterales de la pandemia, que trajo consigo un importante cambio en los hábitos de consumo, un incremento en el coste de las materias primas así como un retraso en los lanzamientos e inversiones previstas y en el inicio de su plan de captación de clientes estratégicos, pilar de su plan de negocio a 2030. Todo ello derivó en unas pérdidas consolidadas para el grupo de 11 M€ en 2020, tras haber reducido su Ebitda (de 56 M a 44 M) y sus ventas, que se redujeron casi un 20%, hasta los 464 M€.



Compartir por e-mail

Recibe nuestras Newsletters

¿Ya estás registrado? Gestionar sin cuenta Alimarket

Marca los sectores que te interesan y recibirás una newsletter diaria con los titulares de las principales noticias

<

Gestiona tus preferencias a nuestras Newsletters

Recibirás un mail de acceso para gestionar tus preferencias de newsletters