Este sitio hace uso de cookies propias y de terceros para analizar ciertos hábitos durante su navegación y ofrecerle publicidad adaptada a sus intereses. Al seguir navegando entendemos que acepta nuestra Política de Cookies.

Aceptar
Abrir menú

¿Cómo puede ayudar el vidrio a la calidad de la eficiencia de la ventana?

¿Cómo puede ayudar el vidrio a la calidad de la eficiencia de la ventana?

El profesional del sector de la ventana juega un papel fundamental en la elección del vidrio adecuado para garantizar la calidad del cerramiento.

Sabemos que cada vez hay más inquietudes relacionadas con el confort y los beneficios que pueden aportar las ventanas. El consumidor busca, compara, y finalmente se prepara más y mejor antes de contactar con un profesional. En este sentido, el tipo de vidrio es una importante elección, que puede marcar la diferencia y mejorar notablemente el confort del hogar. Conocedora de esta situación, con este artículo Estíbaliz Berrio, responsable de marca Guardian Select ( Guardian Glass ) para España y Portugal, pretende ayudar al profesional de la ventana para aclarar y despejar algunas dudas y falsos mitos sobre el vidrio.

Indicadores que pueden motivar el cambio de ventanas

¿Cuándo podemos recomendar que una vivienda necesita un cambio de ventanas? Cualquiera de estas causas ponen de manifiesto que el momento ha llegado:

Un mal aislamiento térmico. Un deficiente aislamiento térmico puede producir falta de confort y gasto energético en el hogar con temperaturas demasiado altas en verano o muy bajas en invierno. Con un cristal inteligente de altas prestaciones, se puede mejorar el aislamiento térmico en invierno y en verano, reduciendo la entrada de las radiaciones solares en los meses más sofocantes.

Falta de iluminación natural. Para conseguir reducir la entrada de radiación solar, no es necesario vivir siempre a oscuras. La falta de luz natural puede ser perjudicial para la salud y se puede solucionar, en buena medida, con un vidrio eficiente con control solar, sin perjudicar el confort térmico del interior.

Por cuestiones de ruido. Si el usuario vive en el centro de una ciudad o en una zona muy transitada y escucha el alboroto de la calle, el tráfico de los coches, el ajetreo de los bares…puede reducir el nivel de ruido exterior con un doble acristalamiento que incorpore uno o varios vidrios laminados acústicos que aporte un buen aislamiento acústico.

Falta de seguridad. Para ganar en tranquilidad, el usuario puede reducir el riesgo del robo por la ventana en una vivienda o de impactos accidentales con un vidrio laminado.

Ideas y conceptos claves que pueden ayudar

Todavía hoy, existe un importante número de nuevas ventanas instaladas que incorporan vidrios con tecnología antiguas. Esto redunda en una ventana de calidad baja en cuánto a aislamiento térmico, es decir, que tiene un valor U (coeficiente de transmitancia térmica) elevado. La incorporación en la ventana de un doble acristalamiento en lugar de un vidrio solo a finales de los 80 supuso una reducción de hasta más de un 50% en el valor U o en la mejora del aislamiento térmico.

Si se incorpora al doble acristalamiento un vidrio de capa de altas prestaciones, se obtiene una reducción adicional de hasta un 50% del valor U, es decir se mejora notablemente la capacidad aislante del conjunto.

Es importante destacar que, erróneamente, se piensa que, solo con el incremento del número de vidrios, pasando de un doble a un triple acristalamiento, por ejemplo, se obtiene el mejor valor U. Lo cierto es que esta inversión no resulta tan eficaz si no se incorpora, al menos, un vidrio de capa. Sería preferible elegir un doble acristalamiento con vidrio de capa que un triple acristalamiento sin ella, refiriéndonos al valor U. Los vidrios de capa se llaman así porque están recubiertos por una capa transparente que les confiere propiedades de aislamiento térmico y de control solar. Todos ellos ayudan a mejorar el confort en el hogar y contribuyen al ahorro en el uso de la calefacción.

La importancia del factor solar en España y Portugal

España y Portugal están entre los países europeos con un mayor número de horas de sol al día, lo que también redunda en un mayor uso de los sistemas de aire acondicionado, lo cual se refleja en las facturas de electricidad de los hogares.

Los vidrios de última generación, también conocidos como "cristal inteligente", nos ayudarán a conseguir la entrada de una gran cantidad de luz natural en los espacios interiores en verano, pero reduciendo la entrada del calor del sol; sin olvidar las prestaciones de aislamiento térmico también en invierno. En este sentido, se determinará cuál es el más indicado dependiendo de la exposición solar. Además, es igualmente importante tener en cuenta la posición del vidrio según sus prestaciones, para asegurar, entre otros, las propiedades del control solar.

El espesor de la cámara del doble acristalamiento sí importa

Todavía hoy vemos soluciones denominadas 4/6/4 ó 4/10/4, es decir vidrios aislantes con un perfil separador de 6 mm y 10 mm. Esta es una práctica no muy recomendable en términos de aislamiento térmico, dado que la transmitancia térmica (valor U) tiene una relación inversa con el espesor del perfil.

En general, al aumentar el espesor de la cámara se disminuye la transmisión por conducción, por lo que el valor U disminuye y, por tanto, se mejora el aislamiento térmico. Esto es válido hasta un espesor de cámara de 15-18 mm. A partir de los 18 mm, se produce un aumento de la convección de aire dentro de la cámara, aumentando la transmisión energética, y por tanto incrementando el valor U. Por esto, el espesor recomendado para la cámara de un doble acristalamiento es de 16 mm, en términos de capacidad aislante.

Algunos datos sobre el argón

Si buscamos incrementar el aislamiento térmico de la ventana, el argón es un buen elemento que ayuda a mejorarlo, siempre y cuando se combine con uno de los vidrios de capa con aislamiento térmico. Con cámara rellena de gas argón al 90% se puede reducir el valor U del doble acristalamiento hasta dos o tres décimas adicionales. En cambio, en un conjunto de doble acristalamiento con vidrios estándar (sin capa de aislamiento térmico), sólo mejoraremos el valor U una décima (de 2.7 W/m2K a 2.6 W/m2K en configuración 4/16/4).

En cuanto al factor de aislamiento acústico, no está probado (en contra del pensamiento general) que, el argón de uso actual, sea una barrera para el sonido. En definitiva, el gas argón no es el elemento determinante a la hora de conseguir las mayores prestaciones del vidrio aislante, sino que debemos concebirlo exclusivamente como un refuerzo para conseguir un mejor valor U.

El factor seguridad: un requerimiento del Código Técnico de Edificación

Mejorar la seguridad del hogar es posible instalando vidrio laminado en uno o ambos vidrios del doble acristalamiento. El vidrio laminado proporciona seguridad frente a impactos accidentales, y es incluso capaz de aumentar la seguridad frente a ataques e intentos de intrusión. Para ello existen diferentes configuraciones de vidrio que aportan los niveles de seguridad necesarios en cada caso.

Recordemos que el vidrio puede ser el gran aliado de la ventana eficiente, pero siempre realizando una elección apropiada. Con los vidrios Guardian Sun y Guardian SNX60 podemos dar respuesta a los requerimientos de confort del hogar, como son el aislamiento térmico, el control solar, el ahorro energético, la atenuación acústica y la seguridad.

Guardian dispone de un programa específico destinado al profesional de la ventana, que quiera poder ampliar sus conocimientos y convertirse en un experto del vidrio. Para conocer los beneficios y los pasos necesarios para darse de alta, visite la web www.guardiansun.es.



Compartir por e-mail

Recibe nuestras Newsletters

¿Ya estás registrado? Gestionar sin cuenta Alimarket

Marca los sectores que te interesan y recibirás una newsletter diaria con los titulares de las principales noticias

<

Gestiona tus preferencias a nuestras Newsletters

Recibirás un mail de acceso para gestionar tus preferencias de newsletters