Este sitio hace uso de cookies propias y de terceros para analizar ciertos hábitos durante su navegación y ofrecerle publicidad adaptada a sus intereses. Al seguir navegando entendemos que acepta nuestra Política de Cookies.

Aceptar
Abrir menú

La construcción, protagonista en el ansiado plan de recuperación

La construcción, protagonista en el ansiado plan de recuperación

El sector de la construcción, como otros muchos, lleva meses esperando como agua de mayo que se materialicen los fondos del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia. Cada vez estamos más cerca.

En los Presupuestos Generales del Estado de 2021 (PGE 2021) ya se incluyeron 27.000 M€ que España recibiría procedente de los fondos europeos de recuperación Next Generation. Se incrementó un 373% el importe asignado a Vivienda y Agenda Urbana respecto al anterior PGE, alcanzando así la suma 2.250 M€, dejando entrever el protagonismo que la vivienda, y por ende los agentes vinculados, tendrían no ya sólo para alcanzar los objetivos marcados en el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC) y Agenda 2030, sino también en el propio Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia de España.

El pasado martes 13 de abril, cuando se presentó el Plan, pudimos comprobar el liderazgo que tendrá el sector de la construcción para la recuperación económica española, debiendo también embarcarse en la transformación estructural y digitalización de las reformas incluidas, para poder estar a la altura.

Realizando una rápida radiografía del Plan, cuatro son los ejes sobre los que se cimienta: Transformación ecológica, Transformación digital, Cohesión social y territorial, finalizando con la Igualdad de género. A partir de ellos se erigen diez políticas palanca con una treintena de componentes (a modo de planes), que aglutinan las reformas e inversiones que se desplegarán en el periodo 2021-2023, por importe de 69.528 M€. Para hacerse una idea del papel esencial que han de desempeñar los sectores de la construcción y la energía, al menos siete de las principales reformas a acometer están directamente vinculadas, así como aglutinan componentes relacionados por importe del 38% del presupuesto del Plan.

El Programa de Rehabilitación de Vivienda y Regeneración Urbana, que cuenta con un presupuesto de 6.820 M€ (9,8% del Plan), deberá impulsar la rehabilitación del parque edificatorio para al menos duplicar el ritmo de renovación. Para lograrlo se deberá avanzar de forma transversal integrando desde la reforma de vivienda hasta la regeneración de barrio, pasando por la rehabilitación de edificios. Si bien la primera es de menor escala e impacto unitario en eficiencia energética, es más rápida de implantar tanto por la toma de decisión como por la inversión que requiere.

No se trata sólo de recuperar a corto plazo empleo y actividad económica como sector tractor que es la construcción, pues actuar sobre el parque inmobiliario ayudará a acelerar la consecución de los objetivos de rehabilitación contemplados en el PNIEC y en la Estrategia a largo plazo para la rehabilitación energética en el sector de la edificación en España (ERESEE). Para hacernos una idea de lo que implicarán en actividad para los próximos años los 6.820 M€, los programas PAREER-CRECE y PAREER II contaron con un presupuesto conjunto de 404 M€ que representa sólo el 6% del monto que ahora se plantea.

Tareas pendientes para que el plan tenga éxito

Este liderazgo en la recuperación económica del país y su transformación, conlleva también la responsabilidad de trabajar para que lleguen a buen término los planes y programas que se arranquen. Será necesario, entre otros, activar al usuario final, impulsar la colaboración público-privada, definir soluciones de financiación adhoc, así como establecer las reformas fiscales necesarias para allanar el camino y acelerar el incremento en número de actuaciones de rehabilitación pasando de las 30.000 viviendas/año a las 300.000 viviendas/año en 2030.

Y si bien el sector de la construcción también sufrió el impacto de la disrupción de la Covid en 2020, ha experimentado una recuperación en V en número de ocupados gracias al empuje de la reforma de viviendas, cerrando el primer trimestre del año 2021 con el mayor número de empresas inscritas a la seguridad social desde más de un año, continuando al alza con el número de autónomos. Pero no está todo hecho, debemos afrontar el relevo generacional, la especialización y profesionalización, la industrialización, sostenibilidad y digitalización, entre otros retos. Sólo si los vemos como oportunidades y el flujo de ayudas y reformas se materializan pronto, podremos cumplir con el envite que se nos ofrece sin que grandes players ajenos al sector tomen el relevo.

Isabel Alonso de Armas es ingeniera de Caminos, Canales y Puertos desde hace más de 20 años, miembro del Consejo General del CICCP y directora de Alianzas Estratégicas de Habitissimo



Compartir por e-mail

Recibe nuestras Newsletters

¿Ya estás registrado? Gestionar sin cuenta Alimarket

Marca los sectores que te interesan y recibirás una newsletter diaria con los titulares de las principales noticias

<

Gestiona tus preferencias a nuestras Newsletters

Recibirás un mail de acceso para gestionar tus preferencias de newsletters