Este sitio hace uso de cookies propias y de terceros para analizar ciertos hábitos durante su navegación y ofrecerle publicidad adaptada a sus intereses. Al seguir navegando entendemos que acepta nuestra Política de Cookies.

Aceptar
Abrir menú

Digitalización y sostenibilidad: las apuestas del sector de prefabricados de hormigón

Digitalización y sostenibilidad: las apuestas del sector de prefabricados de hormigón

La construcción, una industria muy importante para el desarrollo económico y social del mundo que representa aproximadamente el 13% de producto interior bruto mundial, tiene hoy en la digitalización y en la sostenibilidad sus principales factores de desarrollo e innovación.

En el proceso de transformación de la industria, el sector de los prefabricados de hormigón se destaca como uno de los principales protagonistas del empuje para una construcción más sostenible y digital. Para ayudar a la transformación y mejora de la industria de la construcción, los prefabricados de hormigón -por su propia naturaleza- presentan claras ventajas de productividad frente a la construcción realizada in situ: reducción de tiempo de construcción, previsibilidad de costos y limitación de la exposición climática, facilitando el montaje y optimizando la eficacia y la eficiencia de todo el proceso.

Esta constante, cuyo principal objetivo es obtener la mayor productividad, estará fuertemente apoyada por el movimiento de digitalización del sector, que pasa por técnicas punteras que ahora mismo están siendo protagonistas como la utilización de las plataformas BIM (Building Information Modeling) y la implementación de tecnologías de IoT (internet de las cosas).

La plataforma BIM permite que todos los stakeholders de la cadena de construcción trabajen colaborativamente en la misma plataforma digital. En términos prácticos, se trata de una fuente única de información para todos los involucrados en un proyecto para así lograr una mejor gestión de los proyectos internamente y con los que trabajan también externamente, manejando y optimizando recursos y conocimientos en tiempo real, además de los activos para el propietario del edificio, así como el final de la vida útil de los edificios, obteniendo las mejores oportunidades para la reutilización y reciclaje de los materiales.

El prefabricado está en el corazón de esta cadena de valor y desempeña un papel protagonista en tres etapas clave de la construcción: diseños y cálculo, producción e implementación. El sector puede ser una fuerza impulsora en la utilización de esta tecnología para que las técnicas de la industria evolucionen hacia un mejor control e intercambio de los datos, que se traducirán siempre en un mayor rendimiento y en el máximo nivel de eficiencia.

La tecnología digital y la industria de la construcción, unidos

En paralelo con el BIM, otras tecnologías digitales están transformando la industria. Junto a la utilización de dispositivos de IoT -la que más peso tiene ahora mismo en el sector- también contamos con el uso de la realidad virtual y de la impresión 3D. Por poner un ejemplo, la utilización de chips inteligentes dentro de las piezas prefabricadas de hormigón está ayudando desde el proceso de eficiencia de la construcción hasta la gestión y el mantenimiento futuro de la estructura. La tecnología digital es ya un compañero que se convertirá en imprescindible a muy corto plazo para toda obra que llevemos a cabo.

Además de la búsqueda de eficiencia del sector del prefabricado a través de las innovaciones y la digitalización, podemos afirmar que estamos contribuyendo de forma positiva al conjunto de la sociedad con la implementación de prácticas a lo largo de toda la cadena que suponen un apoyo o un fin a algo tan fundamental como es la sostenibilidad.

Las estructuras prefabricadas, por su fabricación industrial, ya generan entre un 70 a un 80% menos residuos que la construcción in situ. Además, si hablamos de desarrollo sostenible, debemos tener en cuenta la conservación de los recursos naturales: en este sentido, las losas prefabricadas consumen un 40% menos de hormigón que el hormigón construido de modo convencional por lo que, para obtener el mismo rendimiento, se consumen menos recursos. La digitalización colaborativa a través del uso de plataformas BIM nos conduce a diseños cada vez más optimizados que, a su vez, contribuyen a la reducción de consumo de materias primas sin olvidar la eficiencia energética: el diseño eficiente -junto a las cualidades propias de inercia térmica del hormigón- permiten ahorros energéticos por el confort de verano y durante los meses de invierno.

El hormigón y su papel en el modelo de economía circular

Con el firme objetivo de seguir siendo eficientes al mismo tiempo que trabajamos dentro de un modelo de economía circular, es preciso avanzar desde este sector hacia un esquema cada vez más comprometido con términos como reutilización, reparación o refabricación. Precisamente para que la refabricación del hormigón sea un éxito, es imprescindible fabricar y proyectar teniendo en cuenta todo el ciclo de vida del producto, dividiendo los elementos prefabricados en módulos o elementos fácilmente reemplazables, haciendo prevalecer las conexiones mecánicas a las uniones soldadas o pegadas para que, en el futuro, sea fácil de desmontar, mostrando a su vez resistencia a los productos químicos de limpieza y, por supuesto, proyectándolos con materiales fuertes y duraderos; todo ello sin alterar el coste. Así son nuestros prefabricados de hormigón.

Dentro del compromiso adquirido por la eficiencia y por el respeto con el medio ambiente, hemos tomado como referencia distintos estudios y ensayos en materiales y poniendo el máximo esfuerzo analizando de qué manera, como productores de prefabricados de hormigón, podemos ser más sostenibles reduciendo al máximo la huella de CO2. Medidas orientadas a conseguir estos objetivos -sumadas a otras iniciativas como la reducción significativa de generación de residuos, el menor consumo de materiales naturales y la posibilidad de reutilización- posiciona los prefabricados de hormigón como protagonistas, dentro de la industria de la construcción, en la búsqueda de soluciones más sostenibles dentro de un contexto en el que la economía circular es un modelo que cobra cada vez más importancia y en el que la tecnología es cada vez más necesaria para el desarrollo de su aplicación.

En mundo que busca constantemente eficiencia y contribución a la sociedad, reafirmamos la tendencia de utilizar la transformación digital adoptando y buscando soluciones sostenibles como modelo de transformación.



Compartir por e-mail

Recibe nuestras Newsletters

¿Ya estás registrado? Gestionar sin cuenta Alimarket

Marca los sectores que te interesan y recibirás una newsletter diaria con los titulares de las principales noticias

<

Gestiona tus preferencias a nuestras Newsletters

Recibirás un mail de acceso para gestionar tus preferencias de newsletters