Este sitio hace uso de cookies propias y de terceros para analizar ciertos hábitos durante su navegación y ofrecerle publicidad adaptada a sus intereses. Al seguir navegando entendemos que acepta nuestra Política de Cookies.

Aceptar
Abrir menú

La Comisión Europea aprueba nuevas normas para el sector de electrodomésticos

La Comisión Europea aprueba nuevas normas para el sector de electrodomésticos

La Comisión Europea ha adoptado nuevas normas para hacer que los electrodomésticos sean más sostenibles, que introduzcan por primera vez medidas para la reparación y el reciclaje de este tipo de productos. Así, televisores, refrigeradores, lavadoras o lavavajillas dispondrán de nuevas medidas de diseños ecológicos para reducir tanto el impacto en el medioambiente como la factura energética de los ciudadanos europeos, como recoge el comunicado.

Estas normas incluyen "por primera vez" medidas enfocadas a la reparación y la duración de los electrodomésticos. En este sentido, y con el objetivo de incrementar la vida útil de los productos, las piezas de repuesto deberán estar disponibles "durante un largo período de tiempo después de la compra". Este periodo se refiere, por ejemplo, a siete años "mínimo" para los refrigeradores o diez en el caso de lavadoras y lavavajillas domésticos.

Las medidas van encaminadas también a mejorar el mercado de reparaciones, y para ello, los fabricantes deben asegurar la disponibilidad de información sobre la reparación y el mantenimiento para los reparadores profesionales.

Los fabricantes también deben entregar las piezas de repuesto en un plazo de 15 días hábiles. Estas piezas de repuesto, además, "se pueden reemplazar con el uso de herramientas comúnmente disponibles y sin daños permanentes para el electrodoméstico".

Las medidas permitirán un ahorro energético de 167TWh anuales para 2030

Las medidas aprobadas este martes, junto las adoptadads el pasado mes de marzo, permitirán un ahorro energético de 167TWh anuales para 2030, según estimaciones de la Comisión. Es, como explican, el equivalente al consumo de energía anual de Dinamarca, y supone una reducción de 46 millones de tonedas de CO2. El impacto económico para los bolsillos de los comsumidores europeos supondrá, según las estimaciones, el ahorro de 150 € de media al año.



Compartir por e-mail

Recibe nuestras Newsletters

¿Ya estás registrado? Gestionar sin cuenta Alimarket

Marca los sectores que te interesan y recibirás una newsletter diaria con los titulares de las principales noticias

<

Gestiona tus preferencias a nuestras Newsletters

Recibirás un mail de acceso para gestionar tus preferencias de newsletters