Este sitio hace uso de cookies propias y de terceros para analizar ciertos hábitos durante su navegación y ofrecerle publicidad adaptada a sus intereses. Al seguir navegando entendemos que acepta nuestra Política de Cookies.

Aceptar
Abrir menú

El impacto de la COVID-19 en el mercado de bienes tecnológicos de consumo

El impacto de la COVID-19 en el mercado de bienes tecnológicos de consumo

La consultora GfK ha analizado el desempeño y comportamiento del mercado de bienes de consumo tecnológicos desde la explosición de la crisis por la COVID-19 en el mercado de Italia y ha establecido una comparativa entre estas tendencias y las correspondientes al mercado español.

En este sentido, en Italia, donde los casos de personas afectadas comenzaron a crecer desde finales de enero y la alerta sanitaria se produjo en la semana 6 (comprendida entre el 3 y 9 de febrero), el volumen de ventas de tecnología cayó en un primer momento -3,4% con respecto a la misma semana del año anterior, para después ir recuperándose paulatinamente hasta el +5,3% de la semana 10. Por su parte, en España donde la alerta sanitaria real acaba de comenzar, especialmente tras decretarse el estado de alarma el pasado sábado, quizá debido a las noticias que nos llegaban de la situación que vivían nuestros vecinos, la duda se ha adelantado y ya a cierre de semana 10 el mercado presentaba caídas del -6,2% en unidades.

El impacto de la COVID-19 en el mercado de bienes tecnológicos de consumo

Además, resulta interesante diferenciar la evolución del canal online frente a la venta física. Como se aprecia en la infografía anterior, en Italia las ventas online se han venido disparando a partir de la semana 6 hasta alcanzar el +27,4% en la última semana auditada. Por su parte, las tiendas físicas, si bien no ha presentado caídas notables, sí evoluciona de una manera mucho más discreta. Esta tendencia podría relacionarse de manera directa con la decisión de las personas de reducir su vida social y quedarse en casa y muy probablemente pueda verse acentuada una vez conozcamos los resultados de la semana 11, coincidente con la orden del primer ministro de Italia, Giuseppe Conte, de aislar la región de Lombardía, especialmente castigada por la COVID-19. En España donde, como decimos, parece que todo lo que ocurre en Italia se replica con unos días de adelanto, ya a cierre de semana 10 la venta física caía un -8,8%, resistiendo en positivo el canal online con un +2,2% frente al mismo periodo del año anterior.

En paralelo y al igual que ha ocurrido en Italia, comenzamos a identificar tendencias positivas, en este caso desde el punto de vista del suministro. Aquí, el Panel de Mayoristas Informáticos GfK en España muestra ya algunos datos reveladores en lo que respecta a las ventas de productos relacionados con el trabajo en casa. Como ejemplo, a cierre de semana 10 estos mayoristas vendían un 8% más de ordenadores portátiles que en la misma semana de 2019, rompiendo además las tendencias negativas de semanas previas. Cabe pensar que las decisiones adoptadas por el Gobierno de cerrar centros educativos y potenciar en todo lo posible el teletrabajo estén provocando un pico de demanda en este tipo de categorías, principalmente por parte del canal online y B2B que, a su vez, cabe prever se traducirán en un aumento de la venta a consumidor final en las próximas semanas.



Compartir por e-mail

Recibe nuestras Newsletters

¿Ya estás registrado? Gestionar sin cuenta Alimarket

Marca los sectores que te interesan y recibirás una newsletter diaria con los titulares de las principales noticias

<

Gestiona tus preferencias a nuestras Newsletters

Recibirás un mail de acceso para gestionar tus preferencias de newsletters