Este sitio hace uso de cookies propias y de terceros para analizar ciertos hábitos durante su navegación y ofrecerle publicidad adaptada a sus intereses. Al seguir navegando entendemos que acepta nuestra Política de Cookies.

Aceptar
Abrir menú

Nivaplast Reciclados pone el foco en el ecodiseño

Nivaplast Reciclados pone el foco en el ecodiseño

Los envases de PET resultan ideales para la industria alimentaria debido a su transparencia y alta resistencia. Además, gracias a su ligereza logran que los recursos necesarios para fabricarlos y transportarlos sean reducidos y, como consecuencia, presentan una menor huella de carbono, en comparación con materiales más pesados.

Lo que termina de situar a los envases de PET en el top de envases sostenibles es su reciclabilidad: el PET es un material muy noble, de fácil procesabilidad y que permite que los envases sean fácilmente reciclables mediante técnicas y procesos de reciclado mecánico altamente optimizados, rentables y eficientes hoy en día. Para asegurar un 100% de reciclabilidad, basta cumplir con unos requisitos básicos de diseño, entre ellos que el PET utilizado sea transparente. Sólo así se garantiza que el circulo productivo se cierre, es decir, que residuos de envases, ya sean botellas o bandejas termoformadas, se transformen en nuevos envases.

La contaminación por color provoca una drástica disminución de las posibles aplicaciones del material reciclado, haciendo que el material pierda transparencia y gane opacidad, lo que limita que el consumidor pueda visualizar correctamente el alimento envasado sin distorsionarlo. Por este motivo, la eliminación del color es un punto crítico para la obtención de un PET reciclado de alta calidad en aplicaciones de contacto alimentario y es la razón por la que la industria demanda estos estándares de calidad para la obtención de un material transparente e incoloro que les permita destinar su producto a cualquier opción de envasado con garantías de cara a su funcionalidad y reciclabilidad.

Iniciativas como la de Coca-Cola, que ha decidido cambiar el característico color verde de las botellas de ‘Sprite’ y hacerlas transparentes, supone una gran apuesta por la sostenibilidad de los envases de PET. La multinacional, además, se ha marcado como meta que en 2022 todas sus botellas en el mercado ibérico estén fabricadas con un 50% de PET reciclado, lo que otorgará sin duda un fuerte impulso al mercado de materias primas secundarias y dará respuesta a una demanda creciente por parte de consumidores de una producción responsable.

Nivaplast Reciclados, compañía recicladora homologada por Ecoembes, ha aplaudido esta iniciativa y ha instado a otros envasadores y a distribuidores que en sus criterios de fabricación y/o comercialización de envases de PET consideren la eliminación de color como requisito de sostenibilidad. Sólo facilitando su reciclaje, el PET podrá circular en aplicaciones de alto valor como son los envases alimentarios, se minimizará su impacto en el medio ambiente evitando que termine en vertedero y se favorecerá el cumplimiento de lo establecido por la Estrategia Europea de Plásticos para que 10 Mt recicladas puedan incorporarse en nuevos productos en el mercado de la UE para el año 2025.



Compartir por e-mail

Recibe nuestras Newsletters

¿Ya estás registrado? Gestionar sin cuenta Alimarket

Marca los sectores que te interesan y recibirás una newsletter diaria con los titulares de las principales noticias

<

Gestiona tus preferencias a nuestras Newsletters

Recibirás un mail de acceso para gestionar tus preferencias de newsletters