Este sitio hace uso de cookies propias y de terceros para analizar ciertos hábitos durante su navegación y ofrecerle publicidad adaptada a sus intereses. Al seguir navegando entendemos que acepta nuestra Política de Cookies.

Aceptar
Abrir menú

Arranca en Italia 'Ricircola', un proyecto de economía circular

Arranca en Italia Ricircola, un proyecto de economía circular

Gracias a una idea del Ciri Frame (Centro Interdipartimental de Investigación Industrial sobre Fuentes Renovables, Medio ambiente, Mar y Energía) de Alma Mater Studiorum, vinculado a la Universidad de Bolonia, se ha puesto en marcha la experimentación del proyecto ‘Ricircola, una iniciativa de economía circular que apuesta por mejorar la gestión de las bandejas de plástico de uso alimentario al final de su vida útil, mediante la integración y la responsabilización de todos los actores del sector y sobre todo con la implicación directa del consumidor.

Hasta el 15 de noviembre, en tres puntos de venta Conad de la región de Romagna (La Filanda de Faenza, Case Finali de Cesena y Pinarella de Cervia), los consumidores tendrán la oportunidad de elegir dos productos con un packaging innovador y participar activamente en la primera experimentación de economía circular aplicada a las bandejas de plástico para alimentos.

En particular, con la compra de los productos que llevan el símbolo ‘Ricircola’, las pechugas de pollo Amadori (400 g) y la uva blanca sin pepitas Solarelli – Apofruit (500 g), se le pide al cliente el compromiso de devolver la bandeja de plástico vacía, después de su uso, a los puntos de recogida preparados en los supermercados involucrados. Este compromiso se compensará con un reembolso de 20 céntimos de € por cada bandeja retornada. El material recogido, fabricado por Ilip en PET, se entregará gracias a una gestión específica por parte de Hera, a la planta de recuperación del propio fabricante, cerrando así el ciclo. El plástico reciclado se reutilizará posteriormente para fabricar otras bandejas. Todo el proyecto, totalmente desarrollado en Emilia-Romaña, está patrocinado también por BPER Banca, una entidad sensible a los temas relacionados con el medio ambiente, con el papel activo de su dirección regional de Romaña y Marcas.

Entre los objetivos está divulgar la idea de que el plástico y especialmente los envases, después de su utilización, ya no deben considerarse un residuo, sino un recurso que hay que recuperar para volver a crear valor. Alinear el sector del plástico a los principios de la economía circular permite mantener las ventajas de la utilización del packaging de plástico, reduciendo drásticamente su impacto determinado por una mala gestión.

La iniciativa quiere demostrar que el problema no es el plástico, sino el residuo que debe ser reducido y gestionado, como dice el nombre del proyecto: Plastic Waste Free (libre de residuo de plástico)", declaró Augusto Bianchini, profesor asociado de Alma Mater Studiorum - Universidad de Bolonia y referente científico del proyecto.“Con el proyecto ‘Ricircola’ queremos definir una nueva forma de gestión del plástico, potencialmente más sostenible desde el punto de vista medioambiental, económico y social”. Para verificar su sostenibilidad, el Ciri Frame utilizará su propio modelo científico, que permitirá cuantificar los impactos ambientales, económicos y sociales de la iniciativa.



Compartir por e-mail

Recibe nuestras Newsletters

¿Ya estás registrado? Gestionar sin cuenta Alimarket

Marca los sectores que te interesan y recibirás una newsletter diaria con los titulares de las principales noticias

<

Gestiona tus preferencias a nuestras Newsletters

Recibirás un mail de acceso para gestionar tus preferencias de newsletters