Este sitio hace uso de cookies propias y de terceros para analizar ciertos hábitos durante su navegación y ofrecerle publicidad adaptada a sus intereses. Al seguir navegando entendemos que acepta nuestra Política de Cookies.

Aceptar
Abrir menú

Vidrala recupera el pulso en el tercer trimestre

Vidrala recupera el pulso en el tercer trimestre

Grupo Vidrala ha saldado los nueve primeros meses de 2020 con un retroceso en su facturación consolidada del 1,6% (-1,5% en términos orgánicos y -0,1% por el efecto divisa), hasta los 749,8 M€, frente al mismo periodo del año anterior. Esto supone una recuperación de los niveles perdidos en el segundo trimestre del año, en el que causaron estragos los efectos de la pandemia del Covid-19 en la actividad económica, especialmente tras las severas restricciones a la movilidad en España durante el estado de alarma declarado por el Gobierno hasta finales de junio. De tal forma que Vidrala había cerrado el primer semestre de 2020 con una caída global en ingresos del 6,5%, hasta los 474,7 M€, que se fue nada menos que hasta el 13,5% en las ventas realizadas en el mercado nacional.

Así lo explica la propia compañía, que señala que "la demanda de nuestros productos, inevitablemente afectada por la restricción de actividades y el fuerte impacto sobre la economía, se ha ido normalizando gradualmente desde los mínimos observados al comienzo del segundo trimestre. Los márgenes de negocio se han comportado en proporción, afianzados por los niveles de eficiencia productiva conseguidos y los beneficios de nuestro ambicioso plan inversor".

Fruto de ello, la cuenta de resultados también refleja mejoras en el último trimestre, de manera que el acumulado enero-septiembre arroja un ebitda de 203,6 M€, con un descenso del 1,3% frente al mismo periodo del año anterior, que mejora el retroceso del 6,6% en el primer semestre del año. El margen operativo ebitda sobre ventas alcanza el 27,2%, una décima más que hace un año. Por su parte, el resultado neto atribuible quedó fijado en 111,0 M€, un 2,4% más que hace un año. Cabe recordar que en los seis primeros meses de 2020 había caído un 7,7%, hasta los 62,2%.

La deuda a 30 de septiembre se sitúa en 262,6 M€, con un ratio de apalancamiento equivalente a 1,0 veces el ebitda acumulado en los últimos 12 meses, lo que supone una continuada reducción trimestral desde las 1,3 veces en el interanual concluido en septiembre de 2019.

En todo caso, advierte Vidrala, "el contexto de negocio dista mucho de ser normal y obliga a una gran cautela. El marco económico general es complejo y las nuevas restricciones en marcha para contener la pandemia aumentarán la incertidumbre sobre el proceso de normalización". Por ello, añade, "más que nunca, las directrices de gestión se mantendrán firmemente enfocadas hacia nuestros tres pilares de largo plazo: el servicio al cliente, la competitividad en costes y la solvencia de la estructura de capital".



Compartir por e-mail

Recibe nuestras Newsletters

¿Ya estás registrado? Gestionar sin cuenta Alimarket

Marca los sectores que te interesan y recibirás una newsletter diaria con los titulares de las principales noticias

<

Gestiona tus preferencias a nuestras Newsletters

Recibirás un mail de acceso para gestionar tus preferencias de newsletters