Este sitio hace uso de cookies propias y de terceros para analizar ciertos hábitos durante su navegación y ofrecerle publicidad adaptada a sus intereses. Al seguir navegando entendemos que acepta nuestra Política de Cookies.

Aceptar
Abrir menú

Tomra monta una línea para Hortícola Esma

Tomra monta una línea para Hortícola Esma

La vallisoletana Hortícola Esma, de Villanueva de Duero, una de las empresas que generan mayor volumen de zanahorias en España, ha adquirido la ‘Halo 1500, una clasificadora óptica idónea para la detección de defectos. "El equipo de Tomra Food nos ha permitido incrementar nuestra producción en un 20%, algo impensable hasta ahora. Somos más productivos que antes y el destrío, que normalmente enviamos a los ganaderos, se ha reducido al mínimo”, explica Sergio Escribano, gerente de la compañía.

El Covid-19 ha supuesto un antes y un después para la empresa. “Al principio de la pandemia estábamos preocupados. Por un lado, afectó a la mano de obra y, por otro, se disparó la demanda de los supermercados en más de un 20%. Gracias a la Halo pudimos cubrir este pico en la demanda y ahora hemos logrado consolidar los volúmenes de pedidos de supermercados, sobre todo españoles”. Y es que, a nivel estratégico, la intención de Hortícola Esma es continuar aumentando su presencia en cadenas de supermercados y mercados centrales a nivel nacional, si bien la exportación de la compañía ha alcanzado ya el 20% y se concentra en mercados como Portugal, Reino Unido e Irlanda.

El personal de la planta también nota la diferencia. “Antes el equipo trabajaba muy deprisa y al final de su jornada no sabía si tiraba material bueno o malo. Ahora trabajan más tranquilos, con la certeza de que la máquina no falla. Hemos logrado incrementar nuestra rentabilidad. Ahora, por cada camión de entrada, siempre recuperamos una parte del material que antes se desechaba porque el personal estaba cansado y reducimos el destrío al mínimo.” La incorporación de la Halo ha supuesto, además, ahorrarse 4 puestos de trabajo en la línea de la selección, personal que se ha reubicado en otras zonas de la línea.

En Hortícola Esma el proceso se lleva a cabo de principio a fin. “Cultivamos las zanahorias con nuestros propios medios y en nuestras fincas. Las recolectamos con nuestras máquinas y las transportamos en nuestros camiones. Todo en un proceso vertiginosamente rápido. Las zanahorias tardan sólo 24 horas en llegar a los supermercados desde el campo”, explica Sergio Escribano.

Una vez que las zanahorias sucias llegan a la planta se meten en tanques de agua, donde se limpian de materia extraña, madera, etc. Los siguientes pasos son el “quitapiedras” y el “quitahierbas”, que dejan el producto libre de estos elementos. De ahí, pasan a la 'Halo 1500', que separa las zanahorias buenas de las que tienen defectos para, tras el cepillado y el enfriamiento, acabar en la calibradora que identifica las que tengan el tamaño programado.

La Halo es perfecta para una gran variedad de frutas y verduras. “En el caso de las zanahorias, la Halo es idónea para alcanzar la calidad requerida en supermercados. Sus cámaras de color delanteras y traseras, iluminación LED pulsada, y cámara NIR para el espectro infrarrojo logran detectar los defectos más habituales: zanahorias más pequeñas, cortadas o deformes; o manchas, que pueden ser marrones negras, rojas o verdes. En Hortícola Esma tienen programado el doble rechazo y la Halo 1500 identifica los defectos a la perfección: trozos de zanahorias por un lado y defectos manchas de todo tipo por otro”, afirma Alejandro Palacios, director de ventas de Tomra Sorting Food para España y Portugal”.



Compartir por e-mail

Recibe nuestras Newsletters

¿Ya estás registrado? Gestionar sin cuenta Alimarket

Marca los sectores que te interesan y recibirás una newsletter diaria con los titulares de las principales noticias

<

Gestiona tus preferencias a nuestras Newsletters

Recibirás un mail de acceso para gestionar tus preferencias de newsletters