Este sitio hace uso de cookies propias y de terceros para analizar ciertos hábitos durante su navegación y ofrecerle publicidad adaptada a sus intereses. Al seguir navegando entendemos que acepta nuestra Política de Cookies.

Aceptar
Abrir menú

Granja Rinya traslada sus retos en los desayunos del Clúster de Envase

Granja Rinya traslada sus retos en los desayunos del Clúster de Envase

Granja Rinya, empresa dedicada a la elaboración y comercialización de quesos frescos tradicionales, ha trasladado sus retos a la industria del packaging en una nueva edición de los Desayunos del Cluster de Innovación en Envase y Embalaje. En concreto, la responsable de Marketing en Granja Rinya, Anabel García, y la responsable de compras, Mireia Cariñena, han expresado las necesidades de la compañía en materia de packaging en un encuentro con la industria que ha vuelto a poder ser en formato presencial. En primer lugar, Anabel García ha comentado la gran variedad de formatos que disponen para sus productos, como son quesos frescos tradicionales, quesos de pasta prensada y rulos, en diferentes presentaciones. “El mercado nos demanda cada vez más formatos de conveniencia, pero esto choca con el objetivo de sostenibilidad”, ha asegurado.

Entre otros, utilizan estuches que mezclan plástico y vitolas de cartón, tarrinas, botellas o box expositores. “Necesitamos tener en cuenta las especificaciones del producto para planificar cada envase, pero en general vemos muy complicado que confluya la tendencia del mercado con la demanda que nos realizan los distribuidores en materia de sostenibilidad”, ha explicado la responsable de marketing.

En este punto, la responsable de compras de Granja Rinya, Mireia Cariñena, ha detallado que “el mercado está demandando una reciclabilidad mínima del 80% y usar materiales respetuosos con el medio ambiente, y de hecho gracias a la investigación que realizan las empresas y la industria del packaging, conseguimos alternativas más sostenibles”. Lo cierto es que los clientes buscan cada vez más “formatos más pequeños, sencillos, higiénicos, que ahorren tiempo”, ha comentado.

La responsable de compras también ha explicado medidas que han implantado recientemente, como es la adquisición de una termoformadora en lugar de adquirir los envases ya preformados, el trabajo con micrajes inferiores para los envases, buscando también una perfección en el sellado. “También buscamos eliminar elementos no necesarios y hemos disminuido el tamaño de los elementos de comunicación, lo que nos obliga a compactar más la información”, ha asegurado. Respecto al tipo de materiales, Granja Rinya ha pasado de utilizar PP a APET, por su mayor reciclabilidad y transparencia. Asimismo, la empresa está trabajando para aumentar la sostenibilidad en todas sus líneas de producto poco a poco, ha dicho Mireia Cariñena, quien ha concluido que “con estas acciones, buscamos ser lo más sostenibles posibles”.

A vueltas con el impuesto

En este desayuno, la firma de servicios jurídicos Ecija también ha trasladado las claves de la inminente entrada en vigor de la nueva fiscalidad sobre el plástico y todas las novedades del Anteproyecto de Ley de Residuos y Suelos Contaminados. Víctor Moralo y Nazario Mendoza, socios en Ecija, han explicado que se prevé que la ley estatal estará lista en octubre para aprobación en las Cortes Generales. Han explicado que el impuesto “grava los envases de un solo uso no reutilizables que contengan plástico (aunque esté compuesto de más de un material), los productos semielaborados que también lo contengan, así como sus cierres”. También han añadido que hay exenciones al impuesto para envases sanitarios, para embalajes destinados al uso agrícola o ganadero, o siempre que “el uso previsible o inmediato sea para uso fuera del contexto del impuesto, no se grava, ya sea adquisición intracomunitaria o lo que se considere”.

También han detallado que los contribuyentes serán los fabricantes, importadores o los que realicen una adquisición intracomunitaria de los productos de plástico objetos del gravamen. Por otra parte, han detallado que el tipo impositivo será de 0,45€ por kilogramo de plástico no reciclado contenido en los productos. Por último, los socios de Ecija han respondido a las dudas de los asistentes, comentando que se “prevén unos 700-750 M€ de recaudación, y que hay muchas dudas en la actualidad sobre si será realmente eficaz para la reducción de residuos, y sobre todo, sobre quién tiene que pagar el impuesto”, han concluido.



Compartir por e-mail

Recibe nuestras Newsletters

¿Ya estás registrado? Gestionar sin cuenta Alimarket

Marca los sectores que te interesan y recibirás una newsletter diaria con los titulares de las principales noticias

<

Gestiona tus preferencias a nuestras Newsletters

Recibirás un mail de acceso para gestionar tus preferencias de newsletters