Este sitio hace uso de cookies propias y de terceros para analizar ciertos hábitos durante su navegación y ofrecerle publicidad adaptada a sus intereses. Al seguir navegando entendemos que acepta nuestra Política de Cookies.

Aceptar
Abrir menú

El vidrio ratifica su seguridad alimentaria

El vidrio ratifica su seguridad alimentaria

En el contexto de la industria alimentaria, las legislaciones sobre materiales en contacto con los alimentos, son muy estrictas y evolucionan a medida que surgen nuevos envases o se avanza en los estudios pertinentes. En ese sentido, una nueva investigación internacional publicada recientemente por la revista Critical Reviews in Food Science and Nutrition y dado a conocer por Friends of Glass, el foro de consumidores europeos que promueve la elección de los productos envasados en vidrio y el reciclado del envase tras su uso, ha puesto el foco en las sustancias químicas presentes en los materiales de envasado. El resultado es sorprendente: existen casi 3.000 sustancias que entran en contacto directo con los alimentos y que, por tanto, podrían migrar al contenido del envase incrementando la exposición a estos químicos por parte de los consumidores.

Para esta investigación se han analizado el número y tipo de sustancias químicas de 6 tipos de materiales, descubriendo que el 65% de los químicos encontrados son hasta ahora desconocidos, y no figuraban en ninguna lista regulatoria o industrial. Por otro lado, del total de sustancias identificadas como potencialmente viables de contaminación de alimentos, más de dos tercios fueron encontradas en plásticos. En cambio, el vidrio y la cerámica son, con una gran diferencia, la opción más segura y saludable para el sector.

"El estudio demuestra que el vidrio es el más seguro entre los materiales de envasado, ya que prácticamente no se le detectan sustancias químicas y, por tanto, es el más seguro para la salud humana", afirma Adeline Farrelly, secretaria general de la Federación Europea de Fabricantes de envases de Vidrio (Feve).

En concreto, fueron un total de 1.975 las sustancias encontradas en materiales plásticos, seguidos por el papel y cartón que sumaron 887, y a continuación los multimaterial (como son el cartón complejo o el bag-in-box) con 614. El menor número de estos químicos se detectó en metales, donde se encuentran 251 y, por último, en vidrio y cerámica, con tan solo 47. Este resultado tan positivo para el vidrio, se debe a la baja complejidad química de este material. Procede de la fusión de materia prima natural (arena de sílice, carbonato de sodio y caliza) de la cual se obtiene un material estable e inerte, y un envase de una única capa, que no precisa de barnices o plásticos para estar en contacto seguro con los alimentos y bebidas.

La idoneidad del vidrio como material de envasado, señala Friends of Glass, queda patente en el uso del mismo en varios sectores, que son especialmente exigentes en cuanto a las cualidades del envase a utilizar para conservar y comercializar sus productos. Los frascos de vidrio se emplean ampliamente en las industrias de cosmética, perfumería o farmacia; y los tarros y botellas de vidrio son el envase elegido por más de 8.000 empresas españolas de alimentación. Entre sus ventajas, destaca que es químicamente inerte, de manera que garantiza las propiedades originales de los productos que contiene, además de ser un material natural, higiénico y aséptico.



Compartir por e-mail

Recibe nuestras Newsletters

¿Ya estás registrado? Gestionar sin cuenta Alimarket

Marca los sectores que te interesan y recibirás una newsletter diaria con los titulares de las principales noticias

<

Gestiona tus preferencias a nuestras Newsletters

Recibirás un mail de acceso para gestionar tus preferencias de newsletters