Este sitio hace uso de cookies propias y de terceros para analizar ciertos hábitos durante su navegación y ofrecerle publicidad adaptada a sus intereses. Al seguir navegando entendemos que acepta nuestra Política de Cookies.

Aceptar
Abrir menú

El 'Mercure Santo Domingo' inaugura su jardín colgante

El Mercure Santo Domingo inaugura su jardín colgante

El madrileño 'Mercure Santo Domingo' (4E-200 habitaciones) inaugura en estos días su jardín colgante, instalado en el patio interior del edificio, tras un desembolso de 380.000 €. De cultivo tradicional, cuenta con una superficie de 1.026 m2, 22,9 metros de altura y más de 100 variedades de plantas y flores de temporada no alergénicas, arbustos y árboles, además de una cascada de 20 m de altura.

En línea con la filosofía de los impulsores del hotel, de aportar diferenciación y valores añadidos a los clientes, se buscó la fórmula de decorar el patio interior del hotel de forma original. Después de valorar distintas opciones, se apostó por un jardín colgante real, con arbustos, árboles, flores, etc. Un proyecto que responde además a un propósito de arquitectura verde, pues consigue absorber 25.000 Kg de CO2 al año.

La utilización de un andamio para crear el jardín del Santo Domingo fue idea del arquitecto Félix González Vela, que supo ver las múltiples ventajas y posibilidades que este tipo de estructura posibilitaba. En su creación han colaborado un equipo de mas de 15 especialistas, mientras que su dirección técnica corre a cargo de Manuel Pasquín. El proyecto cuenta con un complejo entramado, oculto a la vista por la flora y vegetación del jardín. Es un andamiaje donde se estructuran más de 400 jardineras de diferentes tamaños, situadas de forma escalonada unas con respecto a las otras y todas las instalaciones que son la base del funcionamiento del jardín y cascada. Una de las características diferenciadoras de este jardín es que incorpora arbustos e incluso árboles de cerca de 5 metros de altura.

Además, las plantas son todas de temporada, es decir que en cada estación se cultivan las que mejor se adaptan a las condiciones climatológicas del momento, lo que garantiza colorido todo el año. Están cultivadas en tierra, de la forma tradicional, lo que unido a sus dimensiones, convierte este proyecto en único.

"A nuestro jardín no lo llamamos vertical sino colgante, ya que se han utilizado el mismo tipo de plantas, soportes, sistemas de riego y abonado que en un jardín normal, pero poniendo la naturaleza en vertical. Así, hemos aprovechado las enormes posibilidades de poder hacer crecer flores junto a las copas de los árboles, jugando en una dimensión que ningún jardín horizontal permite", explica Antonio Núñez Tirado, consejero delegado del hotel 'Mercure Madrid Santo Domingo' y promotor del proyecto.

Un proyecto sostenible

Además de embellecer, el jardín colgante aporta importantes beneficios medioambientales, que lo convierten en un proyecto sostenible, también conocido como arte ecológico, eco-arte y arquitectura verde. Dado el elevado número de especies vegetales existentes, el jardín favorece la biodiversidad y pretende fomentar la nidificación de algunas aves pequeñas.

Por su lado, el gran volumen y las características del follaje lo convierten en un arma perfecta para la absorción del ruido, teniendo en cuenta que la mayoría de especies son de hoja perenne, de forma que el jardín actúa como aislamiento térmico y acústico. Asimismo, consigue reducir la temperatura entre 6 y 8 grados, en su entorno, mientras que la producción de oxígeno es muy elevada y puede llegar a suministrar el oxígeno que consumen unas 200 personas al día.

Sumados a estos beneficios medioambientales, no hay que olvidar la belleza de la masa vegetal del jardín colgante y el ruido del agua de la cascada, que favorece la relajación.

En total, se han plantado más de 2.500 plantas para lo que se han utilizado 40.000 l de sustrato vegetal especial para plantaciones. El jardín cuenta con 8 árboles de más de 5 m de altura y cerca de 30 árboles de menor tamaño. Para soportar el jardín se han utilizado 300 m de andamios y otros 150 m de jardineras adosadas a muros para paredes verdes. En cuanto al sistema de riego es localizado por goteo, totalmente automatizado y con los mayores avances en este campo, para lograr el máximo aprovechamiento con el mínimo gasto de agua. Así, la humedad y los nutrientes se mantienen constantes con los riegos necesarios a lo largo del día en función de la humedad detectada en las diferentes sondas testigo.

Cascada artificial

La culminación del proyecto es la espectacular cascada artificial de 20 metros de altura que desciende desde la cumbre del jardín, aportando un punto de exotismo y frescura. La cascada cuenta con treinta bocas de salida con diferentes tipos de chorro y seis niveles con diversas alturas de caída del agua, lo que permite múltiples juegos mediante el programa informático que las controla. Además, dispone de seis programas para diferentes juegos de luz y sonido y tiene un caudal de 3.000 l de agua la hora con un tratamiento que garantiza en todo momento las perfectas condiciones del agua, además de ser reutilizada.

El jardín cuenta también con un avanzado sistema de iluminación nocturna a partir de tecnología con leds que permite crear diferentes escenarios, iluminaciones y ambientes. De esta manera, el Jardín tiene dos visiones bien diferenciadas, la diurna y la nocturna.



Compartir por e-mail

Recibe nuestras Newsletters

¿Ya estás registrado? Gestionar sin cuenta Alimarket

Marca los sectores que te interesan y recibirás una newsletter diaria con los titulares de las principales noticias

<

Gestiona tus preferencias a nuestras Newsletters

Recibirás un mail de acceso para gestionar tus preferencias de newsletters