Este sitio hace uso de cookies propias y de terceros para analizar ciertos hábitos durante su navegación y ofrecerle publicidad adaptada a sus intereses. Al seguir navegando entendemos que acepta nuestra Política de Cookies.

Aceptar

La anulación del requisito de tener tres vehículos remueve a todo el transporte por carretera

La anulación del requisito de tener tres vehículos remueve a todo el transporte por carretera

La reciente sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea que declara ilegal la normativa española de acceso al sector de transporte de mercancías por carretera, según la cual se necesita un mínimo de tres vehículos para iniciar la actividad, ha supuesto un duro golpe para la estructura empresarial del sector. El Tribunal entiende que esta reglamentación es desproporcionada y discriminatoria.

Las reacciones en contra han sido inmediatas, aunque con matices en su intensidad. Seguidamente reflejamos los comunicados transmitidos por algunas organizaciones empresariales del sector.

Fenadismer: La sentencia va a suponer una modificación muy sustancial

Fenadismer, que agrupa sobre todo a autónomos y pequeñas empresas -las más afectadas por ser las que más sufrirían la barrera de acceso-, “considera que la sentencia del Alto Tribunal europeo va a suponer una “modificación muy sustancial” de la actual estructura empresarial del sector, cuyas consecuencias son “imprevisibles” y “preocupantes” respecto de la actual configuración y composición del sector del transporte, por lo que Fenadismer solicitará al Ministerio de Fomento su máxima implicación en esta cuestión por ser vital para la futura ordenación del sector empresarial del transporte , y por las consecuencias que ello tendrá la economía española en su conjunto.

En este sentido, debe tenerse en cuenta que la actual regulación española de la actividad del transporte público de mercancías por carretera, aprobada en 1999 tras la eliminación de los contingentes europeos para realizar transporte interior en los Estados miembros, ha supuesto durante sus 20 años de vigencia un crecimiento espectacular del sector empresarial español de transporte por carretera en el ranking europeo de transporte internacional, pasando de ocupar la cuarta posición en dicho año 1999 a ocupar la segunda posición en la actualidad, sólo por detrás de la flota polaca, y superando a las empresas alemanas y francesas, que en los últimos 10 años han visto disminuir su presencia internacional en más de un 50%.

ASTIC: Se agravará el problema de la atomización

“La Asociación de Transporte Internacional por Carretera, ASTIC, lamenta la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) que anula el requisito español de tener una flota de tres camiones, como mínimo, para operar en el sector del transporte de mercancías y augura que esto agravará el principal problema que aqueja al tejido empresarial español en esta actividad, como es el excesivo porcentaje de microempresas que lo constituyen, lo cual sitúa a España a la cabeza europea en el “ranking de atomización” empresarial del transporte por carretera.

La sentencia confirma que el requisito recogido en la normativa española incumple el reglamento comunitario de 2009, a pesar de que este establece que ‘los Estados miembros pueden decidir imponer requisitos adicionales’ y obligará a España a revisar de la redacción del ROOT.

Para Ramón Valdivia, director general de ASTIC, esta sentencia “ha caído como un jarro de agua fría” pero asegura que, “con su sentencia, el TJUE dinamita el ya de por sí muy tímido proceso de concentración empresarial que nos ha llevado en España, en dos décadas, de menos de dos vehículos de media por empresa a más de tres. No compartimos la visión del Tribunal, favorece la fragmentación societaria cuando necesitamos todo lo contrario, pero, a pesar de ello, también hay que señalar que no es de esperar que se produzca una debacle en el sector”.”

CETM: Es un retroceso que traerá consecuencias dañinas imprevisibles

CETM -principal asociación sectorial- “considera un retroceso que el Tribunal de Justicia de la Unión Europea haya declarado ilegal este requisito, lo que a nuestro entender traerá consecuencias dañinas imprevisibles respecto de la actual estructura y composición del sector del transporte.

Para empezar, la eliminación de este requisito propiciará la entrada masiva a la actividad del transporte de nuevos transportistas de manera desordenada, en perjuicio de los transportistas que actualmente operan en el sector del transporte y de la calidad del servicio que prestan corriendo el riesgo de convertirlo en un sector ‘sumidero’. Además, el mercado de transportes lleva años en continuo deterioro a causa del desequilibrio existente entre la oferta y la demanda; de la escasa capacidad de negociación que tienen los transportistas a raíz de sus reducidas dimensiones; y del aprovechamiento que las empresas cargadoras hacen de estas circunstancias, en virtud de una mayor fortaleza que les permite establecer, salvo honrosas excepciones, políticas abusivas especialmente en materia de precios y plazos de pago.

Por otro lado, la posibilidad de acceder libremente al mercado de transporte también afectará a la transmisión de las autorizaciones de transporte en manos de autónomos y micro empresas, lo que va suponer un importante quebranto de su patrimonio empresarial. Por ello, la desaparición de muchas de ellas del mercado (en la actualidad hay en España 82.784 empresas de tres vehículos o menos) puede ser solo una cuestión de tiempo, lo cual además de resultar nefasto en términos de destrucción de tejido empresarial y puestos de trabajo para el sector empresarial del transporte, tendría consecuencias negativas para toda la economía española por la desaparición de la flexibilidad que siempre han aportado este tipo de empresas, así como del servicio de transporte fiable y eficaz que prestan.

El talón de Aquiles del transporte español de mercancías por carretera siempre ha sido su escasa dimensión empresarial. De hecho, de las 103.859 empresas que operan en el sector, 1.989 empresas tienen más de 25 empleados y solo 644 más de 50.

En este sentido, la concienciación sobre la necesidad de que las empresas de transporte deberían aumentar su dimensión para seguir siendo rentables y eficientes está bastante generalizada.

En la misma línea, la Confederación Española de Transporte de Mercancías (CETM), siempre apoyada por el Ministerio de Fomento, ha defendido históricamente la necesidad de mantener el requisito de los tres camiones para acceder al sector del transporte, vigente en España desde 1.999, con el objetivo de aportar al mercado empresas de transporte más grandes y dotadas de una mayor seguridad jurídica y económica de cara a las relaciones comerciales con sus clientes. De hecho, durante los casi 20 años que esta normativa ha estado en vigor el crecimiento del transporte español de mercancías por carretera ha sido notable, pasando de una dimensión media de 1,95 vehículos/empresa en 1.999 a los 3,34 actuales.

El Comité Ejecutivo de la CETM se reunirá para analizar en profundidad el contenido de esta sentencia y sus repercusiones para el transporte español de mercancías por carretera, para lo que solicitará de inmediato la implicación del Ministerio de Fomento en aras a conseguir, respetando la sentencia, las mejores disposiciones legales para el desarrollo futuro del transporte de mercancías por carretera y te la economía española en su conjunto.”



Noticias sobre Transporte Carretera

Informes sobre Transporte Carretera

Últimas Noticias de Logística

Alimarket

Comprometidos con la información profesional de calidad

  • C/ Valentín Beato 22 28037 Madrid
  • cliente@alimarket.es
  • 91 327 43 40 Lunes a Jueves 09:00 a 14:00 | 15:30 a 18:00
    Viernes 08:30 a 14:30

Compartir por e-mail