Este sitio hace uso de cookies propias y de terceros para analizar ciertos hábitos durante su navegación y ofrecerle publicidad adaptada a sus intereses. Al seguir navegando entendemos que acepta nuestra Política de Cookies.

Aceptar
Abrir menú

El transporte no es gratis, ¿cómo se pagará?

El V Encuentro Empresarial de Uno Logística aborda la problemática de los costes y las soluciones en el nuevo entorno digital

El transporte no es gratis, ¿cómo se pagará?

¿Cómo afronta la logística un futuro de incertidumbre? ¿Qué será lo siguiente? What's next? Descubrir algunas de las claves que guiarán esta actividad fue el leitmotiv que ocupó el V Encuentro Empresarial de Logística, organizado por Uno, la patronal del sector, ayer en Madrid. Un evento que abrió su hasta ahora presidente, Juan Pablo Lázaro, que anunciaba su despedida del cargo para centrarse en sus funciones como vicepresidente de la CEOE y presidente de la asociación empresarial madrileña CEIM, además de la gestión de su empresa de mensajería, Sending. Lázaro criticó lo que consideró "injusticias", como la competencia desleal de las empresas de economía colaborativa en transporte ("¿por qué las llaman así, si pertenecen a la economía real?", se preguntaba), o de la pública Correos, que con la ayuda estatal "no solo actúa en el ámbito postal, sino que compite en el de paquetería". Como aspecto positivo, quiso resaltar la privilegiada posición geográfica de España como plataforma para el transporte a escala mundial, como punto de transbordo a los destinos de América, Asia, África y el resto de Europa. Una ubicación estratégica que habría que potenciar y promocionar con recursos públicos, porque es una oportunidad que merece la pena aprovechar, recalcó. Además, puso la atención en una de las cuestiones pendientes de resolver en la nueva logística que viene, a través de la creciente evolución del ecommerce: los bajos precios que el consumidor paga por el transporte. "El transporte no es gratis, otra cosa es quién lo paga", vino a concluir.

Esta problemática ligada al pago de los costes del transporte protagonizó la charla impartida por Antonio Díaz Cuevas, director de operaciones de El Corte Inglés, que no quiso ocultar su origen. "El nuevo consumidor se comporta con un nivel de exigencia máximo, y de compromiso y fidelidad mínimo, que nos ha llevado a una dinámica de atención y servicio insostenible", aseguraba. "¿Quién va a pagar la fiesta?", se preguntaba, a la vez que revelaba cómo la reducción de márgenes va subiendo aguas arriba, desde el retailer al proveedor, pasando por los trabajadores ("hay que ser capaces de trasladar el concepto de dignidad laboral", decía), para satisfacer las exigencias del consumidor en precio y calidad. "Estamos ante un modelo inadmisible, pero, ¿quién le va a poner el cascabel al gato?", reconocía.

Mesas de debate y soluciones

Algunas soluciones se intentaron ofrecer en las tres mesas redondas que siguieron. Fernando Morales, director de supply chain de Promod, habló de una optimización y revisión de modelos constante. En su caso, se plantea, con la pujanza del ecommerce, un plan de descentralización hacia las tiendas, y abría las puertas a nuevas lógicas de distribución basadas en la economía compartida. Pepe Estruch, responsable de transporte y expediciones de Dulcesol, comentó la agilidad que hay que asumir en la nueva época de la logística, así como la complejidad de la gestión de productos en varias temperaturas, en la que se ha introducido la empresa con el lanzamiento de su línea de pastelería congelada. Un reto que acomete con el objetivo de mejorar los ratios de ocupación y entrega, ahora en el 93% con las nuevas gamas, hasta llegar a más del 96% en breve. Miguel Quintana, director general de Boyacá, puso el foco en esta idea de agilidad, de constante movimiento, y de adaptación, como la acometida por su empresa, que de estar prácticamente volcada en servir al sector de medios de comunicación, a consecuencia de la crisis ha abierto su cartera a clientes de automoción, repuestos y retailers. ¿Cómo? Analizando sus fortalezas -el reparto nocturno- y sacándoles el máximo partido. Y añadió otro elemento importante que ayuda a mejorar y generar eficiencias: la tecnología, cada vez más accesible y masificada.

Cambio fue una de las palabras más citadas. Fernando Carreras, consejero delegado de Carreras Operador Logístico, aportó su visión de cómo se hace ahora la logística: "El consumidor no va a por el producto, es el producto el que va a casa del consumidor", apuntaba, como consecuencia del ascendente ecommerce, al que, por su juventud, aún le ve recorrido en formas y tiempo antes de encontrar una solución. "El modelo de distribución aún se tiene que asentar, para clarificar luego el reparto de costes", opinaba. Por su parte, ante los retos que se avecinan, Jaume Bonavia, director general de Alfil Logistics, abogó por adaptarse con una receta que compartieron muchos ponentes: talento profesional y nuevas tecnologías.

"Hoy tener tecnología es fácil", subrayaba Massimo Marsili, director general de transporte de XPO Logistics en España, Portugal y Marruecos, "hay que invertir más en el talento y en las personas que usan esa tecnología". "Tenemos que cambiar al profesional y hacerle evolucionar", abundaba Javier Echenique, director general de ID Logistics Iberia. "Se necesitan perfiles tecnológicos, que no tengan miedo al cambio", indicaba, a la vez que hacía una apuesta porque fueran los trabajadores ya existentes en el sector los que asumieran el reto de transformarse y capacitarse como tecnólogos. "La tecnología será el factor que nos proporcionará el valor diferencial", señalaba María Luz Cobos, directora general de Transaher, en un contexto en el que el manejo de datos y su aportación a la mejora de la predicción, e incluso a la conexión automatizada en el ámbito del internet de las cosas, se abren como caminos a transitar con seguridad dentro de la logística futura. "El valor añadido vendrá de desarrollar soluciones específicas para cada cliente", continuaba Echenique, "el mundo que nos espera es el de la integración con los clientes, y hay que saber gestionarlo". Además, la medida de movimiento se reduce: "se manejan más unidades que cajas", concluía, "harán falta robots para optimizar estas tareas; será la auténtica revolución".



Compartir por e-mail

Recibe nuestras Newsletters

¿Ya estás registrado? Gestionar sin cuenta Alimarket

Marca los sectores que te interesan y recibirás una newsletter diaria con los titulares de las principales noticias

<

Gestiona tus preferencias a nuestras Newsletters

Recibirás un mail de acceso para gestionar tus preferencias de newsletters