Este sitio hace uso de cookies propias y de terceros para analizar ciertos hábitos durante su navegación y ofrecerle publicidad adaptada a sus intereses. Al seguir navegando entendemos que acepta nuestra Política de Cookies.

Aceptar
Abrir menú

El movimiento de mercancías del puerto de Bilbao cayó un 16,7% en 2020

El movimiento de mercancías del puerto de Bilbao cayó un 16,7% en 2020

Durante el pasado 2020, el puerto de Bilbao movió un total de 29,5 Mt, un 16,7% menos que en el ejercicio anterior, lo que equivale a un descenso de 5,9 Mt. Pese a que la recuperación no será rápida en el tiempo, la Autoridad Portuaria confía en que en 2021 los datos serán mejores que los del ejercicio recién terminado. Para ello, se basa en el esperado rebote de la actividad económica; la consolidación de un servicio de estiba flexible, competitivo y eficaz; el impulso de aspectos internos tales como una nueva y diferente política comercial; la apuesta por la digitalización, la innovación y la sostenibilidad; y las oportunidades derivadas de la entrada en vigor del Brexit.

En 2020, los tráficos que más han sufrido son, por un lado, el crudo de petróleo y fuel-oil por la falta de demanda de combustibles, que ha llevado a Petronor -el principal cliente del Puerto- a parar una de sus dos unidades de producción, lo que ha reducido en un 40% su capacidad para procesar petróleo. Por otro lado, hay una caída importante de los productos siderometalúrgicos.

El importe de la cifra de negocio ascendió a 58,9 M€ frente a los 69,3 M de 2019, lo que representa una reducción del 14,9%. Este descenso en la facturación de 10,3 M es debido al menor volumen de tráficos portuarios, así como a las medidas de apoyo económico a concesionarios y usuarios aplicadas por la Autoridad Portuaria en este pasado ejercicio 2020. Concretamente, se han adoptado descuentos en tasas de ocupación, actividad y buque por importe total de 2,8 M, dentro de las posibilidades que proporcionó el Real Decreto Ley 26/2020, dando apoyo a las empresas que han experimentado una mayor caída de actividad y a la totalidad de aquellas que han reunido las condiciones necesarias para acceder a las mismas. Por otra parte, la Autoridad Portuaria ha concedido aplazamientos en tasas, sin intereses ni garantías, por importe total de 22,8 M y reducido el plazo de pago a proveedores a cero días con un impacto financiero adicional de 1,5 M, entre otras medidas.

Inversiones para recuperar tráficos

Pese al descenso de los tráficos y la facturación, la Autoridad Portuaria continúa con su plan de inversiones al objeto de, por un lado, responder a las necesidades operativas del puerto a corto, medio y largo plazo; y, por otra parte, colaborar a la reactivación económica del sector privado a partir de las inversiones a realizar por las administraciones públicas. No obstante, debido a la covid-19 y a trámites administrativos que se han prolongado más de lo previsto, algunos proyectos llevan retraso en su ejecución o licitación.

Entre las principales obras en ejecución o previstas en este ejercicio destaca la urbanización de la primera fase del Espigón central, que abarcará 201.399 m2, con un presupuesto de 8,5 M€; la ampliación del muelle AZ1, que generará 50.000 m2 de superficie y una línea de muelle de algo más de 200 m lineales y 21 m de calado para acoger nuevos proyectos, con un presupuesto de 29 M€; y el nuevo acceso rodado a la ZAD 2, recientemente adjudicado por un importe de 4,2 M€.

A las inversiones de la Autoridad Portuaria hay que sumar las inversiones privadas, algunas de ellas de lenta maduración por los trámites administrativos y el tiempo que necesitan para su ejecución. La empresa privada ha anunciado que invertirá, concretamente, más de 79 M€. La principal inversión es la puesta en marcha, por parte de Petronor, de un proyecto de marcado carácter estratégico, de alcance global y referencia mundial, vinculado a la innovación y la sostenibilidad medioambiental, que contribuirá a la reducción de emisiones de CO2 y a desarrollar la economía de hidrógeno en torno al Puerto de Bilbao como núcleo neurálgico. Este proyecto consiste en la construcción de una de las mayores plantas mundiales de producción de combustibles sintéticos a partir de hidrógeno verde, generado con energía renovable. En una primera fase la inversión ascenderá a 67 M€, con la previsión de que estas instalaciones se encuentren operativas a partir de 2024.

La Autoridad Portuaria de Bilbao impulsa otros proyectos para ser un enclave más eficiente y sostenible como: la sustitución de las calderas convencionales por bombas de calor que, además, reducen las emisiones de CO2; la adquisición de vehículos propulsados por energías alternativas (eléctricos 100%, hibridos y GLP); y la puesta en marcha de un Plan estratégico energético que evalúe las necesidades energéticas actuales y futuras, y establezca una hoja de ruta de descarbonización para el horizonte 2030 y 2050, a partir del análisis del potencial de renovables y el cambio del marco energético en una primera fase.



Compartir por e-mail

Recibe nuestras Newsletters

¿Ya estás registrado? Gestionar sin cuenta Alimarket

Marca los sectores que te interesan y recibirás una newsletter diaria con los titulares de las principales noticias

<

Gestiona tus preferencias a nuestras Newsletters

Recibirás un mail de acceso para gestionar tus preferencias de newsletters