Este sitio hace uso de cookies propias y de terceros para analizar ciertos hábitos durante su navegación y ofrecerle publicidad adaptada a sus intereses. Al seguir navegando entendemos que acepta nuestra Política de Cookies.

Aceptar
Abrir menú

El puerto de Santander invertirá 266 M hasta 2022

El plan arranca este 2012 con la construcción del 'Muelle Raos 9', con un desembolso de 24 M

El puerto de Santander invertirá 266 M hasta 2022

El puerto de Santander absorberá un desembolso de más de 266 M€ durante los próximos once años, de acuerdo a la información del 'Plan de Infraestructuras de la Autoridad Portuaria de Santander', actualmente en fase de información pública. La inversión pública necesaria en muelles, terrenos y nuevos accesos debiera, por tanto, desarrollarse en un plazo no superior a siete años, incluyendo la construcción del 'Muelle Raos 9', punto de partida del plan con el inicio de la obra en 2012.

Así, para finales del año 2019, el puerto podrá estar preparada para recibir inversiones privadas en nuevas terminales, de forma que en el plazo total de los citados once años, la infraestructura estaría completamente desarrollada, al nivel que se plantea en el plan. Éste señala que, tras su ejecución, el puerto aumentará la capacidad actual en 7 Mt al año, lo que supone un impacto socioeconómico a largo plazo de 3.400 M€ y 66.000 puestos de trabajo.

Contenedores y más graneles líquidos

El nuevo plan propone, por una parte, potenciar el tráfico de carga rodada por su inestimable generación de riqueza y puestos de trabajo, además de considerar también estratégica la captación de tráficos de mercancía general contenerizada a través de líneas regulares, así como un mayor volumen de graneles líquidos. De esta manera, el puerto debe permitir a medio plazo las operaciones del futuro buque panamax -eslora de 365 m y 15,2 m de calado-, ya que de no hacerlo, la infraestructuura no podrá prestar servicios al comercio transoceánico.

A tal respecto, el plan señala que "los tráficos de importación y exportación en contenedor, que actualmente se realizan por el Norte de España, no tienen precisamente su principal origen/destino en las regiones cantábricas"· Para aprovechar su posición estratégica y excelentes comunicaciones con Madrid, será preciso desarrollar una terminal que permita la operación del mencionado barco, además de líneas feeder con el Norte de Europa y Reino Unido. Este tráfico es, sin duda, la gran apuesta de futuro del puerto y, al mismo tiempo, su asignatura pendiente hasta el momento.

Además, las terminales portuarias deberán funcionar con tasas óptimas de ocupación de atraque (15% en tráficos de línea regular y 30% en tráficos tramp), entretanto la superficie de operación y almacenamiento de la mercancía en puerto debe ajustarse a los tiempos de estancia que demande el cliente, y a la capacidad de los muelles de atraque para el niveles de servicio definido.

Por otra parte, se pretende desarrollar un espacio de actividades económicas centrado en la logística de mercancías cuyo origen/destino es el transporte marítimo, con máxima atención a la intermodalidad. Se ofertan más de 1,2 Mm2 de suelo perimetral al puerto, destinado al almacenamiento y la logística, perfectamente comunicado con las terminales portuarias y con la redes de autovías y ferrocarril.

En resumen, se precisarán un canal principal de navegación, diseñado para permitir a largo plazo el acceso en pleamar del futuro buque panamax, una terminal de contenedores, unos 6.000 m lineales de atraque, que permitirán contar con 25 puestos para buques mercantes, ferries y cruceros, además de los actuales muelles pesqueros y además marinas, y una superficie terrestre útil superior a 3,2 Mm2, al menos 1,8 Mm2 para las terminales portuarias, 1,2 Mm2 para actividades logísticas y 200.000 m2 para el conjunto del área pesquera y deportiva). Se plantea, así, liberar 200.000 m2 de la superficie actual para desarrollar el proyecto del frente marítimo-portuario en la ciudad de Santander, que conllevará la construcción del futuro Centro de Arte Botín, previo consenso de todas las administraciones portuario competentes.

Tres fases

La Autoridad Portuaria de Santander ha planteado el nuevo plan en tres distintas fases; la primera, hasta 2015, con el inicio de las obras de ampliación con la construcción del 'Muelle Raos 9', y la generación de ingresos extraordinarios con la puesta en valor del frente marítimo valor marítimo-portuario; una segunda, entre 2015 y 2020, que incluirá el aumento del calado del canal de navegación y la generación de espacios en 'Raos Sur' con el vertido del material dragado; y, por último, una tercera hasta 2022, para la recepción de inversión privada en equipos y medios mecánicos en las nuevas terminales.

La 1º fase incluirá la construcción del 'Muelle Raos 9', con una inversión de 24 M€, destinado a la terminal de contenedores. y se iniciará el desarrollo de los proyectos de integración puerto-ciudad en la zona Maliaño-Varadero, que permitirán obtener ingresos extraordinarios para la inversión portuaria en la zona, mediante la rentabilización de activos que han ido perdiendo actividad portuaria.

La segunda, por su parte, acogerá las obras de construcción de 'Muelles en Raos Sur', con un desembolso de 60 M€, alineados con 'Raos 9' hasta llegar al Polígono de Actimarsa, poniendo a disposición de los operadores portuarios alrededor de 1.000 m lineales de muelle; el dragado del canal de navegación hasta la batimétrica -13, en el que se invertirán 95 M€, que permitirá, inicialmente, la entrada de buques de hasta 14,50 m de calado en pleamar; la urbanización de 'Raos Sur' (inversión de 63 M€), cuya superficie de terreno ganada al mar será de 750.000 m2, y permitirá la ampliación de las terminales del Espigón Central (tráficos ro-ro y contenedores); y las obras de compensación ambiental en el sistema de la Bahía (inversión de 24 M), entre las actuaciones más significativas.

La última de las fases será, como se ha indicado, de desarrollo de la inversión privada en las terminales de mercancía general (trailers SSS y contenedores), estando prevista, en este periodo, únicamente una inversión pública de 15 M€ para la rehabilitación de infraestructuras antiguas, que permitirá realizar obras menores de actualización y mejora de las infraestructuras existentes con dos prioridades: urbanización de zonas de actividades logísticas y mejora de los accesos viarios y ferroviarios hasta las terminales.



Compartir por e-mail

Recibe nuestras Newsletters

¿Ya estás registrado? Gestionar sin cuenta Alimarket

Marca los sectores que te interesan y recibirás una newsletter diaria con los titulares de las principales noticias

<

Gestiona tus preferencias a nuestras Newsletters

Recibirás un mail de acceso para gestionar tus preferencias de newsletters