Este sitio hace uso de cookies propias y de terceros para analizar ciertos hábitos durante su navegación y ofrecerle publicidad adaptada a sus intereses. Al seguir navegando entendemos que acepta nuestra Política de Cookies.

Aceptar
Abrir menú

Gonzalo Díaz Uriarte (Aurelius): "Compramos compañías para convertirlas en estrellas dentro de su sector"

Gonzalo Díaz Uriarte, director general de Aurelius Iberia

Gonzalo Díaz Uriarte (Aurelius):  Compramos compañías para convertirlas en estrellas dentro de su sector

El grupo de inversión alemán Aurelius, fundado en 2006, ha inaugurado oficina en España para gestionar directamente las operaciones de compra en el mercado español y portugués. Con un total de 18 compañías en cartera a nivel internacional, y dentro de su proceso de expansión geográfica, Aurelius ha detectado en nuestro país importantes oportunidades de negocio.

Alimarket: Recientemente, su grupo adquiría la filial española SSL Healthcare Brands, hasta ese momento propiedad de Reckitt Benckiser. ¿Qué consecuencias tiene esa operación?

Gonzálo Díaz: La compra, gestionada desde Reino Unido, ha afectado exclusivamente a la división de calzado del holding británico, responsable de la enseña ‘Dr.Scholl’. Por tanto, no incluye otros artículos de la gama, como pueden ser los productos orientados al cuidado de los pies. Concretamente en España, a partir del próximo 1 de enero, esa filial operará bajo la nueva denominación social de Health and Fashion Shoes Spain.

A.: ¿Qué otras operaciones similares han realizado en nuestro país?

G.D.: Hasta el momento, en España se ha invertido desde Munich en tres empresas del sector tecnológico. Es el caso de Thales CIS, la multinacional especializada en sistemas de defensa, que decidió desinvertir en el área de las TIC por no ser un negocio estratégico para ellos. Asimismo, la corporación internacional de servicios IT Steria perdió interés por su filial española al no haber alcanzado la masa crítica necesaria para competir en un contexto de crisis. Mientras, el grupo francés Schneider Electric optó por mantener el negocio de servicios y ‘data center’ de su filial Telvent deshaciéndose de la unidad tecnológica.

A.: El grupo al que usted representa en España se define como “inversor pan-europeo de ‘mid-market’ especializado en la creación de valor mediante la mejora operativa de sus empresas participadas”. ¿Qué significa este concepto?

G.D.: Somos un inversor que se posiciona entre lo que sería un puro inversor financiero y otro industrial, aunando las ventajas de ambos. Nos consideramos inversor financiero, en el sentido de que buscamos plusvalías a las operaciones que hacemos, pero sin las limitaciones de un inversor de capital riesgo tradicional, ya que somos mucho más flexibles en los plazos de inversión. De esta forma, podemos invertir durante un período de tiempo, sin necesidad de desinvertir al cabo de tres o cinco años porque tengamos que devolver el dinero a nuestros inversores. Eso nos da mayor libertad para beneficiarnos de los buenos momentos del ciclo y mantener las compañías en cartera hasta que veamos una posibilidad de liquidez interesante. En cuanto a nuestro parecido con un inversor puramente industrial, nosotros gestionamos las compañías que adquirimos tomando siempre posiciones mayoritarias. Nos involucramos en ellas, mucho más allá de lo que sería puramente la presencia en sus consejos de administración.

A.: ¿Cuál es el ‘modus operandi’ de Aurelius?

G.D.: Invertimos en empresas que necesitan mejorar y que por el motivo que sea, bien por problemas de gestión o bien por falta de atención por parte del grupo al que pertenecen, no están obteniendo los resultados deseables. Idealmente, adquirimos el 100% pero, según los casos, podemos tomar simplemente una participación mayoritaria. Una vez que están en su mejor forma, las retenemos en cartera y cobramos dividendos o desinvertimos si detectamos una buena oportunidad.

A.: ¿Qué mueve a Aurelius a plantearse la gestión de una empresa o área de negocio?

D.G.: Lo que buscamos son compañías que, en sus respectivos sectores, estén por debajo de los rendimientos que deberían dar. Empresas con un tamaño mínimo de ventas de 30 M€ y unos márgenes de ebitda algo negativos o, en el caso de grupos con diferentes unidades de negocio, sustancialmente inferiores a la media de sus otros sectores de actividad. Pero no sólo nos referimos a multinacionales, sino a todo tipo de sociedades. De hecho, nuestro segundo proveedor tradicional son las empresas familiares, que pueden tener un problema de relevo generacional. En ocasiones, suelen ofrecer grandes oportunidades de mejora con sólo modernizar la gestión y sus procesos productivos.

A.: Abordan, por tanto, cualquier sector.

G.D.: En efecto, nos interesan todos, a excepción de los negocios inmobiliarios o los altamente regulados, como el de las energías renovables. Asimismo, fomentamos la colaboración y sinergias entre las compañías que tenemos en cartera. Actuamos en sectores tan diversos como el hotelero, donde Aurelius gestiona la cadena alemana Ghotel; el de electrónica de consumo, mediante su participación en Blaupunkt; el de bebidas, donde controla la firma de licores Berentzent; y otros como el químico, industrial y educativo.

A.: ¿Cuál es la estrategia de Aurelius para rentabilizar los negocios adquiridos?

D.G.: La mayoría de nuestras operaciones son compras de ramas de actividad y filiales de grandes corporaciones que deciden cambiar de estrategia, porque lo que en un momento parecía ser un área de interés, deja de serlo. La situación de crisis nos ha puesto otro tipo de operaciones al alcance, como empresas con dificultades financieras al borde del concurso de acreedores, u otras inmersas en él que pueden vender unidades productivas para obtener cierta liquidez. Pero Aurelius no es un inversor oportunista que venga a beneficiarse de las consecuencias de la crisis. Nosotros nos encargamos de mejorar sus márgenes, vía reestructuración operativa -a nivel de personal, marketing, etc.- y no financiera. De esta forma, conseguimos que pasen de ser ‘poco sexys’ a resultar atractivas para el siguiente comprador. Por poner un ejemplo, y dentro del mercado hotelero, hay algunas compañías que están yendo muy bien, pero muchas otras están teniendo problemas. Las que son líderes en el sector resultan atractivas para los inversores financieros que apuestan por su crecimiento. Nosotros, por el contrario, nos fijamos en el ‘patito feo’, para convertirlo en estrellas dentro de su sector.

A.: A principios del mes de septiembre, Aurelius abría oficina en Madrid para gestionar las actividades del grupo en España y Portugal. ¿Por qué ese interés ahora por nuestro mercado?

G.D.: Aurelius es un inversor que opera sólo en Europa y no se nos escapa que España es uno de los países con un peso importante. Tradicionalmente, se ha invertido en Alemania y el norte de Europa. Hace dos años se abrió oficina en Londres y, a principios de 2014, otra en Estocolmo. Hay que tener en cuenta que Aurelius es una compañía relativamente joven, que ha realizado inversiones en años previos a la crisis y que cuando ésta se generalizó, centró sus esfuerzos en países no tan afectados por ella. Ahora, es evidente que el mercado español resulta cada vez más prometedor. Todos los indicadores apuntan a un crecimiento o, al menos, parece claro que no va a caer mucho más.

A.: Qué objetivos se ha marcado Aurelius Iberia para su primer ejercicio de actividad en España?

G.D.: No tenemos objetivos de inversión por territorios. Las decisiones, en este sentido, se toman a nivel central y todos los equipos de inversión funcionan como si fueran uno. Mi propósito es cerrar entre una y dos operaciones al año, pero todo dependerá de la calidad de las que se presenten en otros países. Aurelius, como grupo, viene a realizar entre cinco y ocho operaciones de compra al año y, aproximadamente, unas cuatro desinversiones. En el caso de España, tenemos varios proyectos en estudio que abarcan desde el sector de la automoción, hasta el de alimentación, distribución y retail.

A.:¿Qué plantilla y qué volumen de negocio mueve Aurelius?

G.D.: El holding propiamente dicho emplea a 80 trabajadores, de los que 20 estamos en el equipo de inversión encargado de identificar, negociar y ejecutar las transacciones, mientras que el resto se reparte la gestión de las diferentes empresas adquiridas. A nivel consolidado, la plantilla global asciende a unas 13.000 personas y su facturación en 2013 fue de 1.500 M€, mientras que la previsión para el actual ejercicio es de alcanzar los 1.800 M. En el último año, el ebitda fue de 100 M; cifra que prevé multiplicar por dos al cierre de 2014. Actualmente, en caja, Aurelius dispone de 200 M para invertir. El holding, que cotiza en el mercado de valores de Munich, tiene una capitalización bursátil de unos 900 M.



Compartir por e-mail

Recibe nuestras Newsletters

¿Ya estás registrado? Gestionar sin cuenta Alimarket

Marca los sectores que te interesan y recibirás una newsletter diaria con los titulares de las principales noticias

<

Gestiona tus preferencias a nuestras Newsletters

Recibirás un mail de acceso para gestionar tus preferencias de newsletters