Este sitio hace uso de cookies propias y de terceros para analizar ciertos hábitos durante su navegación y ofrecerle publicidad adaptada a sus intereses. Al seguir navegando entendemos que acepta nuestra Política de Cookies.

Aceptar

Procter & Gamble pone en marcha la primera planta mundial para reciclar pañales

Procter & Gamble pone en marcha la primera planta mundial para reciclar pañales

Dentro de su política de sostenibilidad, el grupo Procter & Gamble, a través de su participada Fater, joint venture puesta en marcha junto con el grupo italiano Angelini, ha presentado la primera planta mundial a escala industrial capaz de reciclar el 100% de los pañales infantiles, productos de incontinencia, de higiene femenina y toallitas. El proyecto nace, en el seno de Fater, en 2008, y en el desarrollo de la tecnología ha dado lugar a un centenar de patentes. En 2013 Fater inicia la colaboración con Contarina, empresa de participación pública dedicada a la gestión integral de residuos de 50 municipios de la región italiana de Veneto, entre los que se encuentran la provincia de Treviso, y de la que depende la gestión de esta primera planta, cuyo proyecto ha contado, también, con fondos europeos.

“El desarrollo de esta tecnología no es un negocio per sé para Fater, es un servicio”, comenta a Alimarket Jordi Ballesté, Ceo de Angelini Consumer Goods, “Nosotros hemos desarrollado la tecnología dentro del compromiso de sostenibilidad del grupo. La estrategia es acabar cerrando el círculo, poniendo a disposición de terceros las herramientas para evitar la contaminación. Suministrando esta tecnología para que otros la gestionen”.

Tal como está concebida, la filosofía del proyecto no es hacer una macroplanta para centralizar el reciclaje de una gran zona, sino montar una línea capaz de reciclar unas 10.000 t anuales de producto, dando servicio a una población de 1 millón de habitantes. Y que pueda ser replicada tantas veces como sea necesario. Entre otros factores, en ello influye la necesidad de una recogida selectiva.

“Hay que intentar responder a las exigencias de los ciudadanos en materia de recogida”, señala Marcelo Seoane, ingeniero responsable de la tecnología, “y tratar de implementar un sistema que permita una frecuencia de recogida suficiente para evitar que se acumulen olores en las casas. Porque la colaboración del consumidor es imprescindible”. En ese sentido, el sistema de abastecimiento puede variar según los distintos países en los que se instalen las plantas e, incluso, según las distintas zonas, si bien es fundamental, en todo caso, la concienciación del consumidor, para que separe los pañales, y el resto de derivados de celulosa -pañales de incontinencia, productos de higiene femenina y toallitas-, “productos que, en todo caso, se reciclan por separado, ya que es necesario someterlos a un proceso distinto”, según nos comenta Jordi Ballesté.

La dinámica de la línea de reciclado comprende 4 pasos, completamente automatizados, en la que no es necesario que ningún operario toque el producto. De una parte, la recepción -que se realiza, en una cinta transportadora en la que se vuelcan los camiones que transportan las bolsas con los pañales, y que se acumulan en un gran contenedor-; la esterilización -que se inicia con el triturado del producto en trozos pequeños, lo que facilita la estrilización con vapor presurizado, con lo que se consigue la eliminación total de las bacterias, y para lo que se cuenta con un cilindro autoclave con una capacidad de procesado de 750 k- siendo éste el proceso de mayor duración, unos 45 minutos; el secado -que se realiza por aire caliente, en una zona que comprende 5 fases-; y finalmente la separación de componentes: plástico, celulosa y polímero superabsorbente, un material, este último, capaz de absorber hasta 400 veces su propio peso.

Fater continúa trabajando en el reciclaje de las aguas que constituyen, de momento, el único elemento residual del proceso, y que contienen componentes como fósforo. Para ello mantiene un acuerdo de colaboración de una empresa alemana especializada en la gestión de residuos.

La alta calidad de los productos utilizados para la elaboración de los pañales, que han de estar en contacto con la piel del bebé, da como resultado tanto un plástico como una celulosa de fibras largas, de múltiples aplicaciones en la industria. De hecho, la reutilización de este plástico es posible tanto en para mobiliario escolar, parques infantiles urbanos, pinzas de la ropa, tapones para botellas de detergente, palets para el transporte de materiales y otro tipo de artículos plásticos; en el caso de la celulosa, su reutilización puede dar lugar a papeles especiales, biocombustibles, lechos para mascotas, nutrientes para la industria floricultora, absorbentes industriales y viscosa -fibra utilizada, entre otras, en la industria textil-. Por su parte, los polímeros super absorbentes pueden tener una segunda vida, entre otras, en la industria de la jardinería y para la fabricación de barreras contra inundaciones.

“La gestión de los residuos, con la venta de estas materias a otras industrias para su reutilización, permite continuar trabajando en la línea de un sistema ecosostenible”, añade Jordi Bellesté “ir hacia adelante, hacia un modelo económico que se sostenga solo, tanto medioambiental como económicamente”. De hecho, y pese a que se espera contar con un potente apoyo en forma de ayudas externas por parte de las instituciones, como Ayuntamientos, para hacer posible la instalación de nuevas plantas de reciclaje, se estima que la inversión de las empresas encargadas de su gestión podría recuperarse en el plazo de 3 ó 4 años. En todo caso, la clave podría estar, tanto en la concienciación y la buena disposición del consumidor a la hora realizar el reciclaje como en la gestión de las materias primas obtenidas, facilitando su reutilización en nuevos procesos industriales.

Primeras muestras de interés

“El proyecto es iliminado”, nos comenta Ballesté “una vez superados los pequeños problemas que se presentan, como los apoyos de ayuntamientos y otras instituciones, la política de recogida, etc., así como los temas logísticos, la planta puede instalarse para dar un servicio mediambiental en tantas ciudades como se precise. En ese sentido, Holanda es muy sensible a estos temas de responsabilidad medioambiental, por lo que su interés en el proyecto ha sido inmediato. India también nos ha hecho llegar su interés en la puesta en marcha de una planta piloto. Y creemos que cuando se conozca más la tecnología, serán muchos más los países que se interesen por el reciclaje de estos productos”.

Ventajas en cifras

El reciclaje integral de absorbentes de higiene, que admite productos de cualquier marca, permite obtener hasta 150 k de celulosa, 75 k de plástico y 75 k de polímeros superabsorbentes a partir de cada tonelada de residuos recogidos, lo que supone una indudable ventaja medioambiental. Además, la eliminación de productos absorbentes de los vertederos evita emisiones equivalentes a las absorbidas anualmente por más de 30.000 árboles. Si se implementara en toda Italia, país en el que se ubica la única planta industrial en marcha hasta el momento, la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero equivaldrían a las producidas anualmente por más de 100.000 automóviles.

Cada planta tiene capacidad para el procesado de 10.000 t de residuos anualmente, lo que permite ahorrar en torno a 13.000 m³ de basura en vertederos, y más de 3.000 t/año de emisiones de CO2.

Procter & Gamble viene trabajando en la reducción de materia prima para la elaboración tanto de pañales como de otros productos absorbentes de forma continuada. De hecho, en los últimos años ha logrado reducirla en un 70%, con la introducción de polímeros absorbentes lo que ha posibilitado la drástica reducción de celulosa, dando lugar a productos de mayor valor añadido. Entre sus principales marcas se encuentran los pañales ‘Pampers’ (‘Dodot’ en el mercado español) y los productos de higiene femenina ‘Always’ (‘Evax’ y ‘Ausonia’) y ‘Tampax’. Su participada para el mercado italiano, Fater, por su parte, es la encargada de la comercialización en dicho país de los pañales ‘Pampers’, los productos de higiene femenina ‘Lines’ y ‘Tampax’, los de incontinencia ‘Lines Specialist’ además de los de limpieza ‘ACE’, entre otros. Invierte el 4% de su facturación en la investigación y desarrollo de productos innovadores.



Noticias sobre Celulosa / Tisú

Informes sobre Celulosa / Tisú

Últimas Noticias de Non Food

Alimarket

Comprometidos con la información profesional de calidad

  • C/ Valentín Beato 22 28037 Madrid
  • cliente@alimarket.es
  • 91 327 43 40 Lunes a Jueves 09:00 a 14:00 | 15:30 a 18:00
    Viernes 08:30 a 14:30

Compartir por e-mail