Este sitio hace uso de cookies propias y de terceros para analizar ciertos hábitos durante su navegación y ofrecerle publicidad adaptada a sus intereses. Al seguir navegando entendemos que acepta nuestra Política de Cookies.

Aceptar
Abrir menú

Barcelona prepara un nuevo contrato de SAD

Barcelona prepara un nuevo contrato de SAD

El Ayuntamiento de Barcelona ha desarrollado un estudio previo a la próxima licitación del contrato de provisión de servicios de atención a domicilio (SAD) en la ciudad Condal, que supondrá un montante estimado en 180 M€, según presupuesta la Generalitat. El objetivo del estudio es personalizar el servicio, favorecer la proximidad entre profesionales y usuarios y mejorar la calidad. Como en el anterior contrato, la duración será de dos años, con posibilidad de prórroga por dos más.

El estudio plantea un nuevo sistema de provisión del servicio a partir de siete retos: dimensionar los lotes de SAD de forma óptima; reducir la parcialidad de los contratos laborales; personalizar el SAD; redefinir y mejorar la calidad del servicio; mejorar el seguimiento de los usuarios; implementar sistemas de información de SAD municipal; incorporar tecnologías para mejorar la atención en el domicilio; promover la autonomía de las personas usuarias; mejorar la cualificación de los profesionales y sus condiciones de trabajo, y garantizar la sostenibilidad del servicio.

Respecto a la dimensión del servicio, destaca la nueva organización en torno a las denominadas 'superilles' (supermanzanas), con menor número de usuarios, que acerquen el servicio al paciente y faciliten la tarea a los trabajadores (el último contrato, adjudicado en febrero de 2016 se organizó en cuatro lotes).

El reto de reducir la parcialidad de los contratos pretende reducir la precariedad laboral. En cuanto a la personalización, se baraja la asignación a cada usuario de un equipo de SAD de su 'superilla', que conozca el domicilio, con la intención de personalizar la atención y conseguir crear vínculos entre la persona usuaria y los recursos del entorno. Respecto a la calidad del servicio, se plantea una nueva definición del concepto calidad, con indicadores de medida, establecimiento de incentivos y sanciones a las empresas proveedoras. El estudio también apuesta por mejorar el seguimiento de la evolución de los usuarios, generado avisos, aumentando la frecuencia de las visitas y la actualización de la información, etc.

Uno de los retos más importantes que plantea el estudio es la implementación de sistemas de información de SAD municipales, para lo que el Instituto Municipal de Servicios Sociales está estudiando la adquisición de un sistema de información y gestión del servicio de cobertura municipal, en el que los profesionales puedan introducir los datos de planificación del servicio, seguimiento de usuarios, etc,

garantizando también el control de costes y de la gestión en general. En la misma línea, otro de los objetivos es la incorporación de nuevas tecnologías que permitan robotizar las tareas de limpieza; monitorizar los domicilios; atender con mayor frecuencia y mejorar el control de los servicios realizados.

Por último, el nuevo contrato propuesto para el servicio de SAD de Barcelona debería perseguir la mejora o, como mínimo, el mantenimiento de la autonomía de los usuarios, con profesionales que puedan orientar, valorar y promover el envejecimiento activo, incluso incorporando al SAD la figura del terapeuta ocupacional y vinculando al servicio el banco de ayudas técnicas. Asimismo, el estudio plantea la mejora de la cualificación de los profesionales y sus condiciones de trabajo, incrementando e nivel de formación en prevención de riesgos laborales, formación sociosanitaria básica y especializada, etc. Mejorar los procesos de selección de plantilla, promover mejoras en las condiciones laborables relativas a la conciliación y promover retribuciones laborables en función de la calidad del servicio y la especialización. Para terminar, habrá que detallar una estrategia sobre cambio demográfico y de envejecimiento hasta 2030, que permita, pese al desarrollo de este colectivo, la atención de calidad, generando una ocupación estable y cualificada.

El estudio sobre las necesidades del SAD en la ciudad de Barcelona se ha planteado a partir de los datos referidos a 2017, ejercicio en el que las entidades adjudicatarias del contrato prestaron atención domiciliaria a 17.990 usuarios, de los que el 63% corresponde al modelo de prescripción de SAD de Dependencia; el 33% al denominado SAD social, el 3% al SAD socio educativo y el 0,6% restante a servicios de atención temporal. Por otra parte, el 41% de los servicios fueron de atención personal; el 54% de atención personal y mantenimiento del hogar; y el 5% restante solo de mantenimiento del hogar. La prestación de SAD en Barcelona en 2017 supuso la contratación de 2.959 trabajadores familiares y 443 auxiliares de limpieza, 108 coordinadores técnicos y más de 800 trabajadores sustitutos. En la actualidad, el contrato de prestación de SAD en la ciudad de Barcelona está en manos de las especialistas Suara (zonas 1 y 3), Sacyr Social (2) y Clece (4), que en febrero de 2016 se adjudicaron los cuatro lotes por 113,22 M€ (dos años de contrato), que alcanzarán los 226 M, si se ejecutan las prórrogas.



Compartir por e-mail

Suscríbete a nuestras Newsletters

¿Ya estás registrado? Gestionar sin cuenta Alimarket

Marca los sectores que te interesan y recibirás una newsletter diaria con los titulares de las principales noticias

<

Gestiona tus preferencias a nuestras Newsletters

Recibirás un mail de acceso para gestionar tus preferencias de newsletters