Este sitio hace uso de cookies propias y de terceros para analizar ciertos hábitos durante su navegación y ofrecerle publicidad adaptada a sus intereses. Al seguir navegando entendemos que acepta nuestra Política de Cookies.

Aceptar
Abrir menú

Más de 50.000 camas hospitalarias privadas se ponen al servicio de la sanidad pública

El decreto del estado de alarma ante la crisis del coronavirus permite al ejecutivo hacer uso de las redes sanitarias privadas

Más de 50.000 camas hospitalarias privadas se ponen al servicio de la sanidad pública

El pasado 14 de marzo, el Gobierno decretaba el estado de alarma para afrontar la crisis del coronavirus. Entre muchas otras medidas, este decreto supone que las redes y centros sanitarios de titularidad privada podrán ponerse al servicio de la sanidad pública para las necesidades y requerimientos que puedan surgir ante la demanda desbordante a la que tiene que hacer frente nuestro sistema.

Previamente al decreto del mencionado estado de alarma, fueron ya muchas las entidades, patronales y grupos gestores los que pusieron sus recursos al servicio de la sanidad pública. Tal y como asegura el Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad (Fundación IDIS), entidad de referencia constituida por la mayoría de las empresas sanitarias de titularidad privada de España, "el sector sanitario privado, además de prestar asistencia a todos los pacientes que han acudido a sus hospitales desde el comienzo de la detección de casos de COVID-19, cumpliendo estrictamente con los protocolos asistenciales y de comunicación establecidos por las autoridades sanitarias, siempre ha mantenido y mantiene su mano tendida a las administraciones públicas (central y autonómicas) para colaborar ante una demanda asistencial que crece de forma constante y a la que hoy es necesario dar cobertura con el aprovechamiento de todos los recursos que ofrece el sistema independientemente de su titularidad".

La puesta a disposición de las redes privadas supondrá para el ejecutivo y las Comunidades Autónomas la posibilidad de hacer uso de más de 50.000 camas hospitalarias adicionales, teniendo en cuenta todos los hospitales privados y del Tercer Sector operativos ahora en España, e independientemente del tipo de recurso del que se hable (hospital general, sociosanitario, especializado...).

Generalmente, los centros hospitalarios privados cuentan con menor dimensión que los públicos y, en muchos casos, las áreas de cuidados intensivos son de tamaño reducido. Pero hay que tener en cuenta que los planes del gobierno para estas instalaciones no solo podrían pasar por la atención directa a pacientes afectados por coronavirus, sino que se podría optar por reordenar espacios y recursos para que algunas instalaciones concentraran la atención a otro tipo de patologías o enfermedades de menor gravedad. Por el momento, las autoridades han empezado a solicitar ya a los agentes privados que paralicen toda actividad sanitaria que no sea urgente o preferente.

Madrid, obligada a tomar más medidas extremas

Tan solo el Madrid, uno de los epicentros del virus y, hasta el momento, la Comunidad más afectada por su propagación, la medida permitirá a la sanidad pública contar con más de 8.200 camas, teniendo en cuenta de nuevo la iniciativa privada con y sin fin de lucro. Desde finales de la semana pasada, en Madrid está vigente una coordinación única para la sanidad pública y privada, con el objetivo de crear un sistema centralizado de UCI, para alcanzar el millar de camas dirigidas a pacientes de cuidados intensivos. De hecho, la Comunidad de Madrid ha comenzado a derivar ya los primeros pacientes a estos hospitales privados que, a su vez, han ido reforzando sus áreas de cuidados intensivos.

Además, entre otras medidas en la Comunidad, el ejecutivo proponía el seguimiento sanitario intermedio para afectados leves en hoteles, pabellones u otros espacios y algunos gestores de hoteles ponían ya a disposición del gobierno sus instalaciones para tal fin. También se contemplaba la medicalización de residencias, con el objetivo de poder dar atención a las personas mayores afectadas, sin necesidad de abandonar este tipo de recursos.

Según Idis, la aportación del sector sanitario privado en la gestión de la crisis siempre ha sido muy relevante; solo en la Comunidad de Madrid ha habido hasta el momento 228 ingresos en centros hospitalarios privados, cerca de un 9% del total de la comunidad. Especialmente presente en Madrid, el grupo HM Hospitales, por ejemplo, contabilizaba hasta el pasado lunes un total de 110 pacientes confirmados en la Comunidad de Madrid, con 17 afectados ingresados en UCI y cerca de 60, pendientes aún de confirmación.

Todo el sector se ve afectado por esta crisis

Además de esta disposición de las camas privadas para fines públicos, el sector sanitario ha dado otros pasos significativos en la lucha contra el coronavirus. También como fruto del mencionado estado de alarma, el Gobierno solicitaba a los proveedores información sobre las existencias o posibilidades de fabricación y distribución de material apropiado para la lucha contra el coronavirus, tanto en lo relativo a sistemas de diagnóstico, como de equipos de protección.

Además de este tipo de proveedores, son muchas las empresas del sector que han puesto a disposición del ejecutivo y las Comunidades Autónomas todos sus recursos, desde clínicas de especialidades, hasta mutualidades y seguros médicos y todo tipo de proveedores de tecnología y equipos para el sector.



Compartir por e-mail

Recibe nuestras Newsletters

¿Ya estás registrado? Gestionar sin cuenta Alimarket

Marca los sectores que te interesan y recibirás una newsletter diaria con los titulares de las principales noticias

<

Gestiona tus preferencias a nuestras Newsletters

Recibirás un mail de acceso para gestionar tus preferencias de newsletters