Este sitio hace uso de cookies propias y de terceros para analizar ciertos hábitos durante su navegación y ofrecerle publicidad adaptada a sus intereses. Al seguir navegando entendemos que acepta nuestra Política de Cookies.

Aceptar
Abrir menú

La nueva pirámide de los vinos de Rioja

La nueva pirámide de los vinos de Rioja

Bodegas Familiares de Rioja ha editado y colgado en youtube (https://www.youtube.com/watch?v=gd3IZM5w4vc) un vídeo explicativo, en español y en inglés, sobre las nuevas indicaciones geográficas de Rioja.

Son los vinos de viñedo singular, de municipio y de zona, que, con sus propios distintivos en las etiquetas, implican también diferentes condicionantes de producción con los que deben ir familiarizándose los consumidores. Los primeros vinos de viñedo singular comenzarán a salir al mercado a finales de este mismo año o principios del próximo, después de que el Consejo Regulador comenzase a regular su trazabilidad ya con la vendimia del 2017.

Bodegas Familiares de Rioja, que impulsaba ya desde los primeros años del siglo pasado una diferenciación de vinos en atención a su origen, considera estos ’nuevos Riojas’ un importante paso adelante, histórico, ya que, con su aprobación por primera vez se pone el foco en los viñedos, en el origen de los vinos, más allá del tiempo de estancia en barrica o en bodega de las tradicionales menciones de envejecimiento.

Las Bodegas Familiares consideramos esta nueva clasificación un primer paso, el inicio del camino, hacia el reconocimiento de los mejores viñedos y de diferentes viticulturas y, especialmente, una "tabla de salvación" para los arranques de viñedos viejos.

Los vinos de viñedo singular son, en sí mismos, una nueva categoría de Rioja, con requisitos de producción y de calidad mucho más exigentes que para el resto, desde el campo hasta la bodega. En concreto, para poder acogerse a esta categoría, el viñedo deberá tener al menos 35 años y el rendimiento máximo admitido será de 5.000 kilos por hectárea para uvas tintas y de 6.922 para blancas (77% sobre el rendimiento normal del 100%) y del 65% en transformación en bodega (70% habitual). Se exige una doble calificación ‘excelente’ a los vinos, tras la vendimia y antes de salir al mercado.

Por su parte, los vinos de municipio y de zona se circunscriben a un único término municipal o a una comarca, y con unas condiciones de trazabilidad de las uvas exigida para poder etiquetarlos como tales. En los primeros (de municipio), al menos el 85% de las uvas deberán proceder de la localidad a que se haga referencia o de municipios limítrofes; y en el segundo (de zona), al menos el 85% de las uvas deberán proceder de la comarca a que se haga referencia (Rioja Alta, Rioja Oriental -antes Baja- y Rioja Alavesa) y el resto de municipios limítrofes.

En el video, de poco más de dos minutos de duración, Bodegas Familiares detalla cuáles son los requisitos que deben cumplir los productores y cuáles son las exigencias de calidad. El resultado es una nueva pirámide de los vinos de Rioja que, por primera vez, empieza a diferenciar los viñedos de la principal denominación de origen del país.

Bodegas Familiares de Rioja, como ya lo ha hecho en diferentes comisiones del Consejo Regulador, reclama una importante partida presupuestaria para dar a conocer estos nuevos Riojas que nacen de la decisión histórica aprobada en agosto del año pasado.



Compartir por e-mail

Recibe nuestras Newsletters

¿Ya estás registrado? Gestionar sin cuenta Alimarket

Marca los sectores que te interesan y recibirás una newsletter diaria con los titulares de las principales noticias

<

Gestiona tus preferencias a nuestras Newsletters

Recibirás un mail de acceso para gestionar tus preferencias de newsletters