Este sitio hace uso de cookies propias y de terceros para analizar ciertos hábitos durante su navegación y ofrecerle publicidad adaptada a sus intereses. Al seguir navegando entendemos que acepta nuestra Política de Cookies.

Aceptar
Abrir menú

Freixenet y Henkell detallan las líneas maestras de su plan de integración

Freixenet y Henkell detallan las líneas maestras de su plan de integración

Pedro Ferrer y Andreas Brokemper, los nuevos consejeros delegados de Freixenet, han explicado la nueva estrategia del grupo tras la entrada de la alemana Henkell en su accionariado, que incluye la venta de las bodegas de vino tranquilo -tanto en España como en Francia-, la comercialización de prosecco con su propia marca en el mercado español y la integración de sus respectivas redes de filiales internacionales. De momento, no obstante, la filial que la alemana ya tenía en España, Cavas Hill, está previsto que mantenga su independencia.

Según Brokemper, el grupo tiene actualmente una cuota del 8% en vinos espumosos, factura 1.237 M€ (702 M procedentes de Henkell y 535 M de Freixenet) y comercializa unos 250 M de botellas. Su objetivo es superar los 1.500 M€ y los 300 M de botellas comercializadas en 2025, para así alcanzar una cuota de mercado del 10%.

Para conseguir este ambicioso objetivo, Henkell ha decidido potenciar la marca 'Freixenet', por delante de la suya propia, 'Henkell', y del prosecco 'Mionetto', además de mantener algunas marcas de cava de la española, como 'Segura Viudas' (con buenos resultados en mercados como EE.UU. y Canadá).

'Freixenet' se atreve con el prosecco en la tierra de cava

No obstante, seguirá impulsando la comercialización de prosecco italiano, el espumoso más vendido en volumen en el mundo (por delante incluso de champagne, que en cambio le supera en valor), hacia países como EE.UU. e incluso España, donde podría lanzarse esta misma Navidad. Pedro Ferrer ha explicado que, si bien la venta de prosecco "es un tema controvertido en el Penedès, lo vemos como una oportunidad de incorporar consumidores jóvenes al mundo de los espumosos que más tarde lleguen al cava”. Precisamente Freixenet ya lanzó prosecco con su marca propia el año pasado en Reino Unido.

Henkell también ha puesto ya en marcha la integración de la red comercial internacional en Alemania, Reino Unido, Estados Unidos (donde se mantendrá la bodega Gloria Ferrer) y en Francia. No obstante, a fin de centrarse en su objetivo de impulsar el negocio de espumosos, y también para reducir la deuda de Freixenet, el grupo ha anunciado que venderá bodegas de vinos tranquilos, como la francesa Yvon Mau, en Burdeos, y la australiana Wingara, pero también en España, donde el grupo tiene, fuera de Catalunya, bodegas en Ribera del Duero (Bodegas Valdubón), Rioja (Solar Viejo de Laguardia) y Rías Baixas (Bodegas Vionta).

Brokemper también quiso descartar que se estuviese preparando un expediente de regulacion de empleo (ERE), aunque reconoció que el grupo “está permanentemente tomando medidas para ser más eficiente y competitivo”.



Compartir por e-mail

Suscríbete a nuestras Newsletters

¿Ya estás registrado? Gestionar sin cuenta Alimarket

Marca los sectores que te interesan y recibirás una newsletter diaria con los titulares de las principales noticias

<

Gestiona tus preferencias a nuestras Newsletters

Recibirás un mail de acceso para gestionar tus preferencias de newsletters