Este sitio hace uso de cookies propias y de terceros para analizar ciertos hábitos durante su navegación y ofrecerle publicidad adaptada a sus intereses. Al seguir navegando entendemos que acepta nuestra Política de Cookies.

Aceptar
Abrir menú

España, líder en pérdida conocida y desconocida en el retail europeo

España, líder en pérdida conocida y desconocida en el retail europeo

La pérdida conocida y desconocida supuso un 2% de las ventas del retail español entre 2015 y 2017, lo que la sitúa en la primera posición en el ranking europeo, donde Países Bajos, con un 1,9%, y Francia, 1,7%, se sitúan a continuación, según el Informe Retail Security in Europe, realizado por Crime&tech, con el apoyo de Checkppoint Systems.

La media europea de perdidas en este periodo alcanzó el 1,44% de la facturación del retail, que aumentaría hasta el 2,1% si se suma el gasto en sistemas de seguridad y prevención antihurto. El sector más afectado fue el de alimentación, donde las pérdidas y la inversión en seguridad supusieron el 2,6% de las ventas, con el textil en segunda posición (2,1%). Como explica el estudio, "los costes de la delincuencia representarían la facturación total de la cuarta cadena de distribución europea".

En el caso español, a nivel general los retailers destinaron el 0,7% de su facturación a la instalación de medidas antihurto. En alimentación, en nuestro país los artículos más susceptibles al hurto son los vinos y licores, el queso, la carne, los cosméticos y los perfumes. A nivel europeo, de nuevo los licores y las bebidas alcohólicas son los productos más hurtados en tiendas de alimentación y cash&carry.

Respecto a las épocas con mayor nivel de robos, destaca el lanzamiento de nuevos productos o colecciones, las vacaciones (sobre todo las navidades) y los fines de semana. Por estaciones, la primavera presenta mayor hurto en porcentaje sobre venta y el invierno en valor absoluto.

Tiendas más vulnerables

Existen además una serie de factores que llevan aparejados un mayor nivel de hurto, como la ubicación de la tienda. Por ejemplo, la pérdida suele ser más elevada en establecimientos situados en áreas urbanas con alta densidad demográfica y rentas más bajas, al igual que en aquellos que se encuentran cerca de estaciones de tren o metro o en calles con mayor afluencia de público. De la misma forma, la pérdida es también mayor en los puntos de venta de mayor superficie y con un horario de apertura más amplio, junto con aquellos dotados de cajas de autopago.

En cuanto a las causas de la pérdida desconocida, el hurto externo sigue ocupando la primera posición. El 71,8% de estos robos los cometen grupos de dos o más personas, mientras que solo el 28,2% los realizan individuos en solitario. El 60% corresponde a atracos, en los que más de la mitad de los casos se realizan sin armas visibles (52,8%). A bastante distancia se sitúa el uso de armas blancas (22,2%), armas de fuego (16,7%) y violencia física (8,3%).

En el caso del hurto interno, el estudio subraya que, junto a la apropiación indebida, existen otras formas de fraude como la manipulación de los datos de ventas y KPIs, el uso incorrecto de tarjetas de fidelización y de regalo, los falsos reembolsos y devoluciones y el sobreprecio de artículos. Este tipo de técnicas son utilizadas fundamentalmente por empleados de la sala de ventas y de caja, así como los encargados de tienda em el caso de las tiendas de moda y belleza y cosmética. Asimismo, más de dos terceras partes de los encuestados habían sido objeto de robos en la cadena de suministro, realizados por los servicios logísticos, de limpieza o personal de seguridad subcontratado.

Sistemas antihurto

Las medidas de prevención más utilizadas son las cámaras de vigilancia, los sistemas antihurto (EAS), las alarmas conectadas a central receptora, los vigilantes de seguridad y los contadores de personas. Un 71,7% de los productos dispone de etiquetas de código de barras, mientras que otro 7,6% cuenta con radiofrecuencia de identificación digital (RFID), ya sea de forma independiente o junto al código de barras.

La pérdida supone anualmente un coste de 35.000 M€, a los que se añaden otros 14.500 M de inversión en medidas de seguridas, por lo que en conjunto el gasto supone el 2,1% de las ventas de los retailers europeos, que equivalen a 78 euros por español al año. En España, la cifra es de 3.645 M (2.542 M de pérdidas y merma y otros 1.103 M€ de inversión en seguridad), similar a la media europea. Precisamente, el Informe 2018 del sector de antihurto, publicado por Alimarket, analiza las últimas novedades en este ámbito.



Compartir por e-mail

Recibe nuestras Newsletters

¿Ya estás registrado? Gestionar sin cuenta Alimarket

Marca los sectores que te interesan y recibirás una newsletter diaria con los titulares de las principales noticias

<

Gestiona tus preferencias a nuestras Newsletters

Recibirás un mail de acceso para gestionar tus preferencias de newsletters