Este sitio hace uso de cookies propias y de terceros para analizar ciertos hábitos durante su navegación y ofrecerle publicidad adaptada a sus intereses. Al seguir navegando entendemos que acepta nuestra Política de Cookies.

Aceptar
Abrir menú

Los sindicatos rechazan la propuesta de Coca-Cola y mantienen los paros

Los sindicatos rechazan la propuesta de Coca-Cola y mantienen los paros

Coca-Cola European Partners y la representación sindical retomarán las negociaciones el próximo martes 16 de marzo en una nueva ronda que se prolongará durante dos días, además de reunirse de nuevo el 18 de marzo en el Servicio Interconfederal de Mediación y Arbitraje (SIMA) con la vocación de alcanzar un acuerdo satisfactorio para ambas partes. La mesa de negociación del ERE previsto por Coca-Cola para 360 personas encara así una nueva semana de negociación tras ser rechazada por los representantes de los trabajadores la propuesta presentada por la firma el pasado miércoles.

Con todo, fuentes de Coca-Cola señalan que en las conversaciones mantenidas en el transcurso del procedimiento, tanto la parte social como la empresa, “han podido constatar que existe recorrido suficiente para explorar y trabajar conjuntamente diferentes posibilidades que permitan reducir el número de impactos del procedimiento abierto”.

Las medidas presentadas por la multinacional contemplan la reducción en un 80% del ERE planteado inicialmente, de modo que el número de impactos quedaría limitado a 76. La reducción vendría dada por un plan articulado en torno a tres pilares. El primero de ellos vendría dado por las prejubilaciones para aquellas personas con más de 55 años afectadas por las medidas presentadas. Esta alternativa podría alcanzar también a personas de edades similares, siempre que ocupen posiciones de sociedades y centros impactados y “sean sustituibles de forma casi inmediata por la adaptabilidad de sus funciones y perfiles”. Con estas medidas se alcanzarían 138 posiciones de las afectadas.

El otro gran pilar entronca con la puesta en marcha del nuevo modelo comercial de la firma, con 90 vacantes para cubrir, que preferentemente serían ocupados por empleados impactados por el ERE (siempre y cuando cumplan los requisitos de los puestos de trabajo en cuestión) en un proceso certificado por una consultora externa. Para finalizar, el tercer pilar pasa por la ocupación de puestos eventuales en las áreas afectadas o similares, dejando abierta la posibilidad para 58 recolocaciones.

Tras estudiar la propuesta, los sindicatos entienden que esta “no obedece al objetivo de la parte social que es, despidos 0 y más teniendo en cuenta que la empresa se niega a reubicaciones en Supply”. En paralelo, exigen a la empresa que “abra el perímetro de posibilidades y de reubicaciones, así como mejores condiciones económicas en el apartado prejubilaciones y bajas voluntarias”.

Se mantienen los paros convocados

Ante la falta de acuerdo, se mantienen los paros convocados para los días 15 (3 horas), 18 y 22 de marzo, estos dos últimos días de 24 horas, en los centros de San Fernando de Henares (Madrid), Sevilla y Quart de Poblet (Valencia). Fuentes sindicales apuntan que “la empresa no ha acreditado que existan causas técnicas, productivas ni organizativas para la presentación de este ERE, sino una voluntad de externalización y supresión de posiciones fijas de empleo. Por lo tanto, las cifras de 360 despidos se deberían de convertir en bajas voluntarias y recolocaciones y bajo ningún concepto en bajas traumáticas”.

Fuentes de Coca-Cola señalan que la propuesta presentada persigue minimizar el impacto de las medidas a tomar” en un proceso que desvinculan completamente de la crisis provocada por el Covid-19. El anuncio del ERE para 360 personas, según la compañía, responde a la “necesaria actualización del modelo comercial” para adecuarlo a las nuevas necesidades de la empresa tras el proceso de integración de las diferentes embotelladoras en Coca-Cola European Partners en 2015.

El objetivo, por tanto, sería conseguir “una mayor optimización de los procesos organizativos actuales, y así evitar duplicidad de puestos y tareas”, es decir, aunar en un único modelo homogéneo los diferentes modelos comerciales coexistentes en la estructura de la compañía en España. Mientras, los sindicatos califican esta externalización de “desproporcionada”. Los puestos afectados por el ERE suponen un 10% de la plantilla de la firma y afectan fundamentalmente a la estructura comercial, de atención al cliente y área de informática.



Compartir por e-mail

Recibe nuestras Newsletters

¿Ya estás registrado? Gestionar sin cuenta Alimarket

Marca los sectores que te interesan y recibirás una newsletter diaria con los titulares de las principales noticias

<

Gestiona tus preferencias a nuestras Newsletters

Recibirás un mail de acceso para gestionar tus preferencias de newsletters