Este sitio hace uso de cookies propias y de terceros para analizar ciertos hábitos durante su navegación y ofrecerle publicidad adaptada a sus intereses. Al seguir navegando entendemos que acepta nuestra Política de Cookies.

Aceptar
Abrir menú

Kalekói, decisión estratégica para diferenciarse en yogures

Kalekói, decisión estratégica para diferenciarse en yogures

Kalekói es un pequeño fabricante de yogures y leche con ganadería propia y sede en la localidad pontevedresa de Lalín que iniciaba su andadura en el mercado en 2016. Con una capacidad de producción limitada, su principal vía de negocio se encontraba en hostelería, canal que, obviamente, se ha visto muy afectado por la pandemia. En este contexto, la compañía, que se ha centrado durante este tiempo en lograr un posicionamiento de producto artesanal con marcado acento gallego, para hacer valer la tendencia de los productos locales de cercanía, ya contaba con alguna referencia en cadenas regionales, pero con una presencia que se limitaba a un número pequeño de tiendas.

¿Qué hacer para lograr diferenciarse en unos lineales tan competitivos como el de los yogures y dar un vuelco a una distribución cuyo peso recaía en la hostelería? La firma lo ha visto claro y a su posicionamiento como producto gallego local -cuyo modelo de éxito podría ser, por ejemplo, el de La Fageda en Cataluña si nos ceñimos a esta misma categoría-, ha sumado el de la elaboración con leche de vacas con genética A2. Así, Kalekói ha pasado a elaborar y comercializar algunas referencias bajo este reclamo, con la idea de ir mutando progresivamente todos sus productos al distintivo A2, siempre que su producción láctea lo permita.

Los lácteos A2 son tendencia en algunos países (principalmente en Australia, Nueva Zelanda, Estados Unidos, China, Japón e Inglaterra) y es posible que el éxito se extienda a España. De producirse, Kalekói sería el primer fabricante gallego en disponer de estos lácteos, que, además, le sirven ya como elemento diferenciador en los lineales. De hecho, gracias a este desarrollo ha logrado implantarse en prácticamente el 80% de los establecimientos 'Gadis' y en los establecimientos propios de Vegalsa-Eroski y centros gallegos e El Corte Inglés.

Algunas fuentes afirman que la proteína A2 tiene mayores propiedades saludables que la A1 y que el consumo de esta leche y sus derivados son incluso aptos para intolerantes a la lactosa, ya que esta proteína ayuda a la mejor digestión y procesamiento general del lácteo. Los expertos consideran que este tipo de leche "no contienebeta-casomorfina (BCM-7), péptido que se ha relacionado con una función gastrointestinal dañada, enfermedad cardiovascular, autismo, esquizofrenia, disminución de funciones cognitivas, así como con la disminución de las contracciones intestinales, dolor abdominal, aumento de gases y la supresión de la proliferación de linfocitos. En España, la pionera en yogures A2 ha sido Garin Cobian, empresa conocida comercialmente por sus marcas 'Finca Cantarranas' y 'Yelli Frut', que en abril de 2019 lanzó una referencia de yogures A2.

Ahora, Kalekói lanza una gama integrada por siete referencias, tres en packs de 2x125 g (natural, fresa y vainilla) y cuatro en big pot de 500 g (natural, fresa, arándanos y vainilla). Los primeros con pvp de unos 1,65 € y los segundos de 1,85 €. En Gadis y en las tiendas de Vegalsa-Eroski ya solo cuenta con este tipo de yogures. La idea, como ya se ha mencionado, es elaborar todos sus productos y su leche fresca pasteurizada con el sello A2, conforme la producción de leche de su ganadería se lo permita.

Al margen de este desarrollo, Kalekói acaba de lanzar kéfir, un producto que está marcando tendencia en refrigerados lácteos desde que Mercadona lo introdujera en 2017 en sus lineales (fabricado por Arte Láctico Caprino). Kalekói lo lanza en formato de 500 g y en pack de 2x125 g. Este kéfir, elaborado con leche A1, aterrizará en la distribución gallega durante esta misma semana.

Kalekói es un proyecto familiar que cumple ahora cinco años, puesto en marcha por Alejandro Moure Silva y Susana Aguiar Carral. El gran despegue de la firma se produjo el pasado año, coincidiendo con el cambio de modelo hacia una expansión en retail, frente al decaimiento de horeca. Las ventas en 2020 crecieron hasta los 500.000 €, frente a los 310.000 € de 2019 y los 270.000 € del ejercicio precedente.



Compartir por e-mail

Recibe nuestras Newsletters

¿Ya estás registrado? Gestionar sin cuenta Alimarket

Marca los sectores que te interesan y recibirás una newsletter diaria con los titulares de las principales noticias

<

Gestiona tus preferencias a nuestras Newsletters

Recibirás un mail de acceso para gestionar tus preferencias de newsletters