Abrir menú

Escala y precios asequibles, así es el proyecto que persigue "cambiar las reglas del juego de la carne cultivada"

Escala y precios asequibles, así es el proyecto que persigue cambiar las reglas del juego de la carne cultivada

Hace un año que Upside Foods y GOOD Meat se convertían en las dos primeras empresas en conseguir la aprobación de la FDA y la USDA para la fabricación y venta comercial de carne cultivada en EE.UU. Seis meses después, el pasado mes de enero, era Aleph Farms la que lograba la aprobación regulatoria del Ministerio de Salud de Israel (IMOH) para producir y comercializar su carne de vacuno procedente de cultivo celular. Mientras todo esto sucedía, desde la industria de la carne cultivada se explicaba que el escalado de esta tecnología estaba todavía lejos de ser una realidad, y que sus costes distaban muchísimo de ser competitivos respecto a cualquier tipo de carne convencional.

No había lugar para castillos en el aire. Simplemente se explicaba que todavía hay muchas líneas de mejora tecnológica en el sector. De hecho, actualmente no podemos esperar encontrar en el mercado más que pequeñas porciones de carne cultivada presentadas como productos híbridos, tal y como hemos visto en mayo con el lanzamiento de 'Good Meat 3' en el lineal de congelados de 'Huber's Butchery', en Singapur, que se anuncia como el primer pollo cultivado disponible en el retail a nivel mundial, y donde el pollo cultivado representa sólo el 3% del producto total. El resto es un elaborado plant-based en base a proteínas de trigo y soja, con un precio de venta al público de 4,2 € el envase de 120 gr, o lo que es lo mismo, de 35,2 €/kg.

Lo cierto es que, en principio, nadie ha estado engañando a nadie, ni en relación a la madurez de la tecnología ni en sus tiempos de llegada al mercado. Sin embargo, en línea con lo que hemos visto desde finales de 2022 en el conjunto del negocio tecnológico disruptivo y en concreto en el universo foodtech, la financiación empezó a desaparecer del segmento de la carne cultivada, y ahora hay incluso analistas que llegan a afirmar que la carne cultivada "avanza rápidamente hacia el abismo de la desilusión", haciendo gala de un cortoplacismo que nunca fue una regla del juego en la propuesta de la carne cultivada.

A nosotros nos parece más interesante poner el foco en las nuevas soluciones tecnológicas con potencial, aunque sea teórico, de optimizar las propuestas actuales en producción de carne cultivada. Y este podría ser el caso del proyecto Mycopia, liderado por investigadores del Instituto de Ciencias de la Vida de Helsinki (HiLIFE), de la Universidad de Helsinki. Su enfoque pivota desde el uso de los costosos factores de crecimiento que se utilizan actualmente para hacer que las células crezcan y se diferencien, hacía el control de estos procesos mediante la modificación del metabolismo celular, consiguiendo que se dividan eficazmente y formen carne cuando se les indique que lo hagan. "Creo que nuestra innovación cambiará las reglas del juego en la industria emergente en su conjunto, facilitando la producción a gran escala con precios asequibles para los consumidores", afirma Pekka Katajisto, investigador al frente del proyecto.

Según explica Katajisto, el proyecto Mycopia ha estudiado cómo el metabolismo celular regula la división y diferenciación de las células madre. Su investigación básica sobre el metabolismo de las células madre musculares ha conducido a la innovación que permite mantener las células expandiéndose por más tiempo en biorreactores que con los métodos actuales. "Las células pueden seguir multiplicándose de forma económicamente viable hasta que el reactor esté lleno. Luego, las células son guiadas para formar carne, nuevamente utilizando su propio metabolismo". Ahora, gracias a la financiación lograda a través del programa 'Research to Business', de Business Finland, se buscará validar la tecnología en especies comercialmente interesantes, como carne de vacuno, cerdo y aves.

A partir de ahí, el modelo de negocio de Mycopia pasa por convertirse en un "facilitador tecnológico" para la industria de carne cultivada, a través de un producto final que definen como "un coctel que estimule el crecimiento celular", con un mercado objetivo de alrededor de 150 empresas activas en el campo de la carne cultivada. "Otra de nuestras prioridades es identificar las empresas con las que podemos lanzar un piloto", afirman desde la compañía.



Compartir por e-mail

Recibe nuestras Newsletters

¿Ya estás registrado? Gestionar sin cuenta Alimarket

Marca los sectores que te interesan y recibirás una newsletter diaria con los titulares de las principales noticias

<

Gestiona tus preferencias a nuestras Newsletters

Recibirás un mail de acceso para gestionar tus preferencias de newsletters