Este sitio hace uso de cookies propias y de terceros para analizar ciertos hábitos durante su navegación y ofrecerle publicidad adaptada a sus intereses. Al seguir navegando entendemos que acepta nuestra Política de Cookies.

Aceptar
Abrir menú

La banca rechaza la continuidad de Martinsa Fadesa

La compañía entrará en fase de liquidación tras no encontrar apoyos a su plan de reestructuración

La banca rechaza la continuidad de Martinsa Fadesa

El grupo inmobiliario Martinsa Fadesa ha agotado la última bala que tenía en la recámara y entrará en fase de liquidación . El pasado 26 de febrero terminó el plazo que le había dado el Juzgado de lo Mercantil número 1 de A Coruña para reunir los apoyos necesarios para sacar adelante su propuesta de convenio, pero sus entidades acreedoras lo han rechazado de pleno y consideran la liquidación como la solución menos gravosa para sus intereses dada la falta de liquidez de la inmobiliaria madrileña .

Martinsa buscaba conseguir que el 75% de su masa acreedora respaldase una propuesta que recogía quitas superiores al 50% con un lustro de carencia y la recapitalización de su deuda, por la que las entidades bancarias se quedarían con su control, haciéndose con cerca del 70% de su capital, algo que ya fue rechazado por sus principales acreedores el pasado mes de diciembre. La Sareb, CaixaBank, Banco Popular y Abanca poseen cerca del 50% del pasivo de la inmobiliaria que preside Fernando Martín. Según sus acreedores, la quita era excesiva, sus activos en el extranjero (Francia, Marruecos, República Checa, Polonia y Bulgaria ) estaban sobrevalorados y la compañía se quedaría con los mejores solares e inmuebles. Por ello, consideran que su entrada en liquidación permitirá conocer el valor real de sus activos. A todo ello hay que sumar la disputa que Fernando Martín mantenía contra el antiguo propietario de Fadesa, Manuel Jove, al que le reclamaba 1.576 M€ al considerar que la venta se produjo con irregularidades. Finalmente una sentencia del Tribunal Supremo falló a favor de Jove y condenó a Martín a pagar las costas del juicio valoradas en 60 M€ .

Martinsa-Fadesa, la mayor empresa en suspender pagos en 2008 con un pasivo que ascendía a 7.500 M€ , logró superar el concurso en 2011, aunque el pasado año y ante la imposibilidad de afrontar sus pagos, se vio obligada a solicitar una reestructuración de su deuda. Fernando Martín presentó entonces una modificación del convenio con el que buscaba redimensionar la compañía y que, según sus cuentas, tendría 883 M€ de activos y 489 M€ de pasivo, lo que arrojaba un déficit patrimonial de 394 M€. Además, proponía hacer daciones en pago con la banca por un importe de 1.525 M€.

Martinsa-Fadesa consolidó ventas de 109,87 M€ en 2013 (-27,8%) , con un resultado negativo de 568,21 M€. En los nueve primeros meses de 2014, facturó 95,15 M€, un 34,5% más que en el mismo periodo, gracias a una mayor venta de viviendas, locales comerciales y oficinas, con unas pérdidas de 201,62 M€. S u pasivo se situaba en 6.995 M€, con un agujero patrimonial de 4.487 M€ . En la actualidad contaba con 70 empleados.



Compartir por e-mail

Recibe nuestras Newsletters

¿Ya estás registrado? Gestionar sin cuenta Alimarket

Marca los sectores que te interesan y recibirás una newsletter diaria con los titulares de las principales noticias

<

Gestiona tus preferencias a nuestras Newsletters

Recibirás un mail de acceso para gestionar tus preferencias de newsletters