Este sitio hace uso de cookies propias y de terceros para analizar ciertos hábitos durante su navegación y ofrecerle publicidad adaptada a sus intereses. Al seguir navegando entendemos que acepta nuestra Política de Cookies.

Aceptar

La guerra al diésel en el sector de la construcción

La feroz guerra al diésel como uno de los carburantes más contaminantes según la OMS y la propia UE, pese a que según asegura el Gobierno de España no va a afectar a transportes profesionales, saca a la luz un debate ampliamente extendido sobre el futuro más que cercano de la logística en el sector de la construcción.

La guerra al diésel en el sector de la construcción

La entrega de materiales en las grandes ciudades, cada vez más saturadas, congestionadas y contaminadas, reclama la adopción de nuevos medios de transporte no contaminantes. No hablo de ciencia ficción cuando se baraja la posibilidad de eliminar camiones y furgonetas que proliferan cada día más con el auge de la venta online.

El crecimiento exponencial de e-commerce trae aparejado un reto en lo que se refiere a la logística ya que tenemos que ser rápidos y eficientes y, a la vez, respetuosos con el medio ambiente. ¿Cómo lo conseguimos? A mi juicio, con nuevas soluciones arropadas por la Inteligencia Artificial y nuevos CRM al servicio de la excelencia en materia de transportes. Es decir, menos rutas, pero más eficaces y usando vehículos mucho menos contaminantes.

No olvidemos que los vehículos de reparto suponen alrededor del 20%-30% del tráfico de las grandes ciudades y producen el 40% de la contaminación atmosférica. Si conseguimos centralizar un sistema geolocalizado que nos permita saber en todo momento donde están nuestros camiones, qué consumos medios están realizando y qué niveles de emisiones están realizando, podemos planificar y reconducir nuestras líneas de reparto para lograr llegar antes a nuestros clientes y además contaminando menos.

Otra opción consiste en establecer importantes descuentos para las compras online que recoja el cliente en el punto de venta seleccionado. De esta forma ganamos en productividad, acortamos los tiempos y evitamos que haya más vehículos, y más contaminantes en circulación.

Lo que está claro es que vamos hacia un nuevo tipo de movilidad que busca la descongestión de vehículos en las grandes ciudades y el uso de motores menos contaminantes para mejorar la calidad del aire y, por ende, la salud de los ciudadanos.

No olvidemos que en la industria de la construcción, una flota de transporte debe cumplir con precisión requerimientos como las ventanas horarias, tipo de uso y volúmenes de carga, especialmente por la restricción de acceso y la reducida capacidad de almacenamiento de stocks en zonas de obras. El impacto medioambiental que producen la continua entrada y salida de camiones a obras en las ciudades y las prohibiciones de acceso de camiones en ciertas zonas de la ciudad en horarios punta, para disminuir los tiempos de viaje en la red vial suponen un hándicap que debemos superar con una nueva logística.

Necesidad de una nueva logística

Una logística que mejore la planificación con la ayuda de las nuevas tecnologías (sistemas informatizados de comunicación permanente con los proveedores), no solo para cumplir con plazos de entrega sino para ser más eficientes y menos contaminantes.

La búsqueda del transporte de mercancías sostenible siempre debe tener premio. Por este motivo, el Gobierno de España ha anunciado que permitirá a los camiones menos contaminantes aumentar su carga hasta una tonelada más. Esta medida se aplicará en el Reglamento General de Vehículos.

La intención de esta iniciativa es hacer más competitivos los vehículos ecológicos. Se entiende aquellos vehículos que contribuyen a reducir las emisiones de gases contaminantes a la atmósfera. Este aumento de carga en la masa máxima autorizada equilibra el hecho de que estos vehículos incorporan equipos y tecnología más avanzada en comparación con los camiones movidos por combustión tradicional. Con el nuevo reglamento, el peso de uso de esta nueva tecnología no forma parte del peso total de la carga transportada.

Esta es sin duda una muy buena noticia para el sector logístico en la construcción. Es un reconocimiento al esfuerzo que realiza el sector para adaptarse a las exigencias en materia de contaminación. El despegue importante de los e-commerce y el incremento del transporte de mercancías, hace subir exponencialmente la contaminación. Sin embargo, muchas agencias de transporte y los propios conductores apuestan cada vez más por reducir las emisiones contaminantes. Las empresas de logística que mueven sus vehículos con gas natural, gas licuado, electricidad o hidrógeno se han encontrado en inferioridad de condiciones con las que no usan estos sistemas. Se les obligaba a transportar un menor volumen de carga para que fueran rentables. Pero, con la aplicación de este nuevo Reglamento, se soluciona esta disparidad.

Lo que está claro es que, a día de hoy, los principales retos en el sector de la logística y el transporte de mercancías son: el reparto sostenible, el cuidado del medio ambiente gracias a la utilización de vehículos más eficientes, los repartos nocturnos o el sistema de recogida y entrega de cargas óptimo.

Jorge Ferrer es presidente de grupo Ceramhome



Noticias sobre Central de Compras Materiales

Informes sobre Central de Compras Materiales

Últimas Noticias de Construcción

Alimarket

Comprometidos con la información profesional de calidad

  • C/ Valentín Beato 22 28037 Madrid
  • cliente@alimarket.es
  • 91 327 43 40 Lunes a Jueves 09:00 a 14:00 | 15:30 a 18:00
    Viernes 08:30 a 14:30

Compartir por e-mail