Este sitio hace uso de cookies propias y de terceros para analizar ciertos hábitos durante su navegación y ofrecerle publicidad adaptada a sus intereses. Al seguir navegando entendemos que acepta nuestra Política de Cookies.

Aceptar
Abrir menú

Superando la soledad en la cima del CEO en el sector de materiales

Superando la soledad en la cima del CEO en el sector de materiales

La posición del primer ejecutivo (CEO, Gerente, Director General…), es habitualmente considerada como la cumbre del éxito en la carrera profesional. Por su poder, capacidad de influencia, autoridad y generosos paquetes retributivos, las posiciones de CEO son la envidia entre la comunidad empresarial.

Pero ¿merece la pena llegar hasta allí?

En mi caso, convertirme en CEO ha sido mucho más solitario de lo que jamás imaginé. Como primeros ejecutivos pasamos mucho tiempo asegurando que nuestros equipos sean productivos y tengan un buen ambiente de trabajo, pero ¿qué pasa con el líder? ¿quién mira por él?

¿Quién se ocupa del CEO?

Según numerosos estudios, la mitad los CEOs suelen reportar sentimientos de soledad en el desempeño de sus funciones y la mayoría de estos CEOs creen que dichos sentimientos tienen un impacto en los resultados de su gestión.

Aunque puede ser difícil para el resto de la compañía empatizar con un CEO que está experimentando la soledad directiva, la realidad es que el aislamiento del CEO es malo para los resultados de la firma y para todas las personas que trabajan en la organización.

Un CEO que trabaja aislado no puede ser efectivo a largo plazo y raramente resultará motivador para sus equipos. Una buena toma de decisiones se da cuando viene construida desde múltiples perspectivas y diferentes puntos de vista, decidiendo de forma aislada es prácticamente imposible lograr acertar.

Los CEO son más visibles en este mundo digital

El desafío es especialmente paradójico en el mundo digital, donde los primeros ejecutivos son más visibles que nunca, pero tienen menos interacciones personales que en ningún otro momento hasta la fecha.

De repente son más notables y “públicos” en la organización, la comunidad próxima y a menudo en los medios de comunicación especializados del sector. Muchos líderes tienen miles de seguidores en las redes sociales (especialmente LinkedIn) pero no saben quiénes son sus verdaderos “amigos”. Se sienten preocupados de que las interacciones personales que llevan a cabo tengan mucho menos que ver con la amistad genuina y la confianza, que con la ambición profesional.

Muchos CEOs recién ascendidos aprenden que "te conviertes en un título, un cargo, no en una persona", las relaciones con el resto de los componentes de la organización cambian y la información que recibes se filtra. La gente quiere reunirse con el CEO, no contigo como persona. También es un fenómeno natural entre los empleados, incluyendo a los directivos de la empresa, el retener opiniones e información que temen que puedan dañar su carrera o la percepción que tu puedas tener sobre ellos.

El CEO del siglo XXI en la industria de materiales debe parecer confiado e inquebrantable, incluso invencible, por lo tanto, muy pocos se sienten cómodos a la hora de mostrar cualquier vulnerabilidad. Irónicamente, muchos líderes admiten en privado que sufren de “síndrome del impostor”.

Desde que empecé a ocupar posiciones directivas en el sector de materiales de construcción recibí algunos consejos que quiero compartir: sigue aprendiendo cada día, prioriza el tiempo que pasas con otros CEOs similares a ti, crea un grupo de asesores externos de confianza y expertos en tu sector y deja tiempo para generar relaciones profesionales fuera de la oficina (networking).

¿Con quién hablaré y en quién puedo confiar?

Muchos líderes de esta industria admiten que uno de los mayores desafíos a los que se enfrentan es no tener a alguien con quien hablar sobre su negocio, especialmente sobre sus retos más complicados. Los líderes saben que en última instancia son responsables del bienestar de la organización y sus empleados. Si fracasan, mucha gente se quedará sin trabajo. Llevan sobre sus espaldas el peso mental y emocional de guiar a sus empresas hacia el éxito, protegiendo a sus empleados y a sus familias.

Con el fin de ser visto como un buen líder, muchos CEOs creen que deben parecer indestructibles la mayor parte del tiempo, pero esto no es ni saludable ni sostenible a largo plazo. Los primeros ejecutivos también necesitan encontrar un entorno donde puedan sentirse vulnerables y aprender y crecer en un entorno seguro y de confianza. Un lugar donde la información no se filtre, los consejos y las mejores prácticas fluyan libremente y la gente no tenga miedo de mostrarte la cruda realidad cuando la necesites.

Como dice el viejo dicho: "Una persona sabia aprende de la experiencia y una persona aún más sabia aprende de la experiencia de otras personas". Al igual que todos los demás, los directores ejecutivos necesitan un espacio seguro para explicar lo que les mantiene despiertos en algunas noches que se hacen eternas. Todos necesitamos mentores, asesores, almas críticas y un lugar para continuar nuestro aprendizaje y desarrollo continuos.

Las reuniones con otros CEOs aportan mucho valor en este sentido. La magia detrás de estos encuentros es la oportunidad para que los líderes compartan las mejores prácticas dentro del sector de materiales de construcción en un entorno de confianza. Generalmente se comparte conocimiento sobre las últimas tecnologías, la digitalización, la descarbonización del sector, la construcción sostenible, la industrialización, las mejores prácticas en prescripción, la economía compartida…

Lo más importante, sin embargo, suele ser la oportunidad de que los directores ejecutivos puedan mirar fuera de la oficina y ver lo que está sucediendo en otros sectores de actividad muy similares al suyo y reunirse en foros de confianza para discutir los desafíos comunes. Las asociaciones empresariales podrían serlo, pero tu competencia directa está allí…

La soledad ejecutiva no tiene que ser una parte inevitable del trabajo del CEO. De hecho, en un mundo hipercompetitivo como lo es en la actualidad el de los materiales de construcción, uno no se puede permitir el lujo de arriesgarse al aislamiento. La soledad y el retraimiento comprometen tu capacidad para tomar buenas decisiones y llevar a tu organización hacia adelante.
Encuentra un grupo de asesores expertos en el sector y creíbles, otros CEOs y personas que te proporcionen un refugio seguro de confianza para hacer frente a tus mayores desafíos empresariales en la industria de materiales de construcción.

Desde apliqa hemos colaborado con muchos ejecutivos de la industria de materiales a afrontar esta realidad. La mejor manera que conocemos de solventar la situación de aislamiento anteriormente descrita es la de salir de la zona de confort y probar alguna de las vías enunciadas previamente.



Compartir por e-mail

Recibe nuestras Newsletters

¿Ya estás registrado? Gestionar sin cuenta Alimarket

Marca los sectores que te interesan y recibirás una newsletter diaria con los titulares de las principales noticias

<

Gestiona tus preferencias a nuestras Newsletters

Recibirás un mail de acceso para gestionar tus preferencias de newsletters