Este sitio hace uso de cookies propias y de terceros para analizar ciertos hábitos durante su navegación y ofrecerle publicidad adaptada a sus intereses. Al seguir navegando entendemos que acepta nuestra Política de Cookies.

Aceptar
Abrir menú

Las promotoras apuestan por la profesionalización

Las promotoras apuestan por la profesionalización

El mercado inmobiliario, junto al sector turístico y hostelero son los principales motores de la economía de nuestro país. España sigue siendo un escaparate muy observado desde Europa, atrayendo el interés no solo turístico, sino residencial tras la jubilación, o como inversión en proyectos inmobiliarios tanto a nivel particular como profesional.

Nuestros proyectos inmobiliarios y la construcción de los mismos desde el 2008 hasta el día de hoy han evolucionado, los edificios aumentan su protagonismo con diseños arriesgados, haciendo uso de los nuevos materiales que se presentan en el mercado, basados en la sostenibilidad y el respeto al medio ambiente. Dentro de esta evolución la tendencia que ha llegado para quedarse es sin duda la industrialización, y ya son muchas las promotoras que apuestan por ella, para obtener una mayor eficiencia en los procesos, en los plazos, en los costes y en definitiva, un mayor control de la obra.

La industrialización sin duda requiere de profesionales capacitados que puedan gestionar los diferentes procesos. Esta profesionalización del mundo inmobiliario afecta a todos los protagonistas, arquitectos, constructores y todos los que participan en el proceso de comercialización.

Actualmente, no vendemos una vivienda, un plano, vendemos un proyecto, vendemos una zona, vendemos la imagen de la empresa, en definitiva vendemos una experiencia. Debemos ser capaces de atraer la atención del cliente potencial y despertar su interés, conscientes de la multitud de proyectos que competirán con nosotros y conseguir que finalmente nos elija.

Lanzar un proyecto al mercado requiere de un conocimiento absoluto del perfil del cliente para conocer sus necesidades y dar respuesta y por supuesto, de un conocimiento absoluto de nuestra competencia, por ello las empresas disponen de profesionales tanto internos que realizan estas funciones o bien cuentan con empresas externas que disponen de herramientas informáticas que nos aportan toda la información que necesitamos, con informes cada vez más precisos, tanto de oferta como de demanda.

Un error en el diseño, en las tipologías, en las superficies, en las calidades y como no en el precio, nos puede dejar fuera del mercado. El comprador de vivienda dispone de toda la información necesaria sin moverse de casa, es absolutamente conocedor de toda la oferta de la zona a través de los diferentes portales inmobiliarios, lo que le hará generar una visión global de todo el producto y precios. Nos enfrentamos a un cliente cada vez más exigente y crítico.

Nuevamente volvemos a la profesionalización del sector, aquellos que utilicen las mejores herramientas de marketing, que presenten un producto de un modo más atractivo y mejor posicionado serán los primeros que lograrán captar su atención. De ahí, la apuesta firme por el marketing, nada se deja al azar, todo está perfectamente estudiado para provocar el efecto deseado, consiguiendo que el cliente se enamore de nuestro proyecto y dando respuesta de una manera rápida, ágil, transparente y profesional a todas sus dudas.

En este punto de la comercialización la digitalización de los procesos nos ayuda a ser más eficientes, desde el momento en el que somos capaces de informar, sin importar donde se encuentre nuestro cliente, dando respuesta a todas sus dudas y mostrándole al detalle todos los singularidades de nuestros proyecto, hasta conducirle a tomar la decisión de compra. Gracias también a la digitalización podremos realizar la compra de la vivienda, estar en contacto continuo con el cliente compartiendo información, personalizar nuestra vivienda y facilitar la información al notario para escriturar. Todo ello a golpe de click.

Cada vez más, se hace difícil pensar en los métodos tradicionales para hacer frente a la comercialización. Los nuevos tiempos, el escenario actual, cada vez más global, la necesidad de compartir información, de inventarnos y reinventarnos nos conducen sin duda a la profesionalización y a la digitalización de nuestros procesos.

Si queremos estar presentes fuera de nuestras fronteras debemos apostar por las nuevas tecnologías.

Sonia Bentué es directora comercial de Unlatch.



Compartir por e-mail

Recibe nuestras Newsletters

¿Ya estás registrado? Gestionar sin cuenta Alimarket

Marca los sectores que te interesan y recibirás una newsletter diaria con los titulares de las principales noticias

<

Gestiona tus preferencias a nuestras Newsletters

Recibirás un mail de acceso para gestionar tus preferencias de newsletters